UNOPS apoya las actividades de reconstrucción y socorro en Haití 

lun, 12 abr 2010

PORT-AU-PRINCE - Los centros de comunicaciones de la Misión de las Naciones Unidas en Haití mantienen conectados a la ONU y a los servicios de emergencia mientras la nación caribeña lucha por recuperarse tras el devastador terremoto del pasado enero.

More than 200,000 buildings in Port au Prince are being structurally assessed

Los 13 centros de comunicaciones, dirigidos por UNOPS en nombre de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH), fueron instalados en 2004 para gestionar el sistema de radio de la misión.

Durante el seísmo del pasado 12 de enero, el sistema de telecomunicaciones haitiano sufrió graves daños; además, el derrumbe de las torres y la saturación de las redes dificultaron la realización de llamadas. No obstante, los centros de comunicaciones de la MINUSTAH quedaron prácticamente intactos y siguen transmitiendo en la frecuencia UHF.

Ahora, el sistema ofrece un importante medio para coordinar las actividades de socorro al transmitir las comunicaciones de la ONU así como algunos intercambios entre los servicios de emergencias y la policía.

Asimismo, UNOPS está involucrada en una amplia variedad de proyectos en las actividades de socorro en Haití, que van desde el establecimiento, provisión de seguridad y gestión de campamentos a la construcción de refugios provisionales y la adquisición de lámparas solares y vehículos. También se centra en otras partes del país afectadas por el terremoto y, actualmente, está investigando la posibilidad de empezar a trabajar en Jacmel, la histórica ciudad portuaria situada en el sur del país y que se vio gravemente afectada por el temblor.

UNOPS ha adoptado una política por la que “Haití va primero” para ayudar a garantizar que el dinero en concepto de ayudas que ha sido destinado a Haití se invierte en Haití, mediante el empleo de proveedores locales competentes siempre que sea posible para llevar a cabo el trabajo del proyecto.

Proyecto de evaluación de daños en las infraestructuras

Local engineers will be trained in disaster assessment and perform the evaluationsUNOPS está ejecutando en Puerto Príncipe el “Proyecto de evaluación de daños en las infraestructuras”, financiado por el Banco Mundial y el gobierno británico mediante un acuerdo bilateral de 2,8 millones USD.

El proyecto, de una duración de seis meses, supone la evaluación estructural de 200.000 edificios de la capital para determinar las viviendas que pueden volver a ocuparse y las que han de ser reconstruidas. Este proyecto constituye la base de futuros planes de reconstrucción.

UNOPS habilitará a 300 ingenieros locales para llevar a cabo la evaluación y proporcionarles además formación sobre equipos y técnicas de evaluación de catástrofes.

Este proyecto se ejecuta en  estrecha colaboración con el Ministerio de Obras Públicas. Además, UNOPS está ampliando la capacidad del gobierno al trabajar con el ministerio para crear normativas nacionales de construcción. 

Rehabilitación del Carril 23

Un proyecto anterior del PNUD y ejecutado por UNOPS para rehabilitar el Carril 23 –una ruta de acceso a Puerto Príncipe peligrosa debido a su deterioro– también ha resultado útil en las actividades de socorro. La carretera, que había quedado prácticamente intacta durante el seísmo, se ha convertido en una ruta clave para distribuir ayuda en la capital.

En un principio, la carretera había sido reconstruida para facilitar las oportunidades económicas, reducir la delincuencia y la violencia al permitir el aumento del número de patrullas, así como mejorar las condiciones sanitarias y crear empleo a corto plazo para residentes locales.

Entre los socios del proyecto figuraban el Banco Mundial, la MINUSTAH, el Sistema de las Naciones Unidas en Haití y el gobierno haitiano. Para la financiación del proyecto, el Banco Mundial concedió 903.000 USD en el marco del fondo para países de bajos ingresos en dificultades

UNOPS en Haití

UNOPS lleva trabajando en Haití desde 2004. Antes del terremoto, sus principales actividades consistían en la rehabilitación de escuelas, universidades, salas de hospitales y centrales eléctricas. También prestó servicios logísticos y de formación para las elecciones de 2006 y apoyó los trabajos de emergencia en Gonaïves tras el paso del huracán Jeanne en 2004. Asimismo, UNOPS presta servicios de gestión de proyectos y de adquisiciones para otras operaciones de las Naciones Unidas en Haití.

UNOPS ha creado estrechos vínculos con el gobierno, los ministerios y las autoridades locales, incluido el Ministerio de Educación, el Consejo Electoral Provisorio, la Policía nacional haitiana y, en particular, el Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Comunicaciones.

Más información sobre UNOPS en Haití