UNOPS

18/02/2016

Mejores entornos de trabajo para combatir el Ébola

Guinea luchó contra uno de los peores brotes del Ébola de su historia en 2014 y 2015. Ahora que ya está controlado, se están rehabilitando y renovando 41 centros de salud en todo el país para que la situación se mantenga.

UNOPS y el Gobierno de Guinea, con financiación del Banco Mundial, establecieron una plataforma operacional de 20 millones USD para apoyar la lucha contra el virus del Ébola. Los 5,5 millones USD dedicados al desarrollo de la infraestructura prometen un sector de la salud nacional reforzado, con mejores condiciones laborales para los trabajadores sanitarios y acceso a la atención médica para la población de Guinea.

La rehabilitación o construcción de centros de salud rurales, que se completaron con equipos médicos, comenzó en 2015 y finalizará este año. El proyecto no podía haberse llevado a cabo en un mejor momento para el país, que a finales de 2015 registró más de 2.000 muertes a causa del Ébola.

UNOPS agilizó el proyecto mediante la realización de evaluaciones financieras y técnicas, además de actividades de adquisiciones. El inicio de las obras coincidió con la temporada de lluvias, lo que supuso un desafío más que había que gestionar.

El Director Adjunto del centro de salud de Farmoriah, el Dr. Moriba Paul Haba, explicó: «Cuando se descubrió por primera vez el Ébola en la región, la población evitaba ir al centro de salud y prefería consultar a los curanderos tradicionales. Ahora, gracias a la infraestructura recién rehabilitada y a las campañas de sensibilización, la población está volviendo al centro de salud y, de hecho, a veces tenemos consultas con el doble de pacientes en comparación con las que teníamos antes de la rehabilitación».

El trabajo comenzó con una evaluación individual de cada centro. Se revisó y rehabilitó la infraestructura existente para conseguir que las instalaciones fuesen accesibles y seguras para los trabajadores que las utilizan. Esto incluyó la renovación de los baños, la reparación de las vallas perimetrales y la construcción o restauración de las torres de agua. Además, se adquirirán e instalarán paneles solares y equipos de tratamiento de desechos, como incineradores.

 

Uno de los primeros centros de salud renovados fue el de Benty, que se construyó originalmente a principios de los años 90 y desde entonces se había ido deteriorando.

«Antes de la rehabilitación, no había acceso a agua potable y siempre se tenía que ir a buscar a un pozo lejos del centro, por lo que era difícil mantener la higiene. Ahora, gracias al agua potable del nuevo pozo, el personal sanitario puede trabajar en condiciones mucho mejores y prestar mejores servicios sanitarios a la población, sobre todo en lo que respecta a los nacimientos», declaró N'Touma Toure, comadrona en el centro de salud de Farmoriah.

El equipo de UNOPS seleccionó, formó y supervisó a 23 empresas locales, cinco de las cuales están gestionadas por mujeres, para completar las obras de rehabilitación. Se organizaron dos sesiones de capacitación de tres días para desarrollar la capacidad de alrededor de 50 empresas de construcción nacionales en materia de adquisiciones y gestión de contratos.

En 2015 se hizo entrega oficialmente de los tres primeros centros de salud de Benty, Farmoriah y Wonkifong. Hasta el momento, la rehabilitación de los 41 centros ha generado 3.370 días de trabajo remunerado para la población local.

Los 38 centros de salud restantes se entregarán en el primer trimestre de 2016 y entre todos servirán aproximadamente a un millón de personas.

UNOPS ejecuta actualmente proyectos por valor de más de 40 millones USD en Guinea. Visite nuestra página de datos sobre proyectos para obtener más información sobre nuestro trabajo en este país.