UNOPS

13/10/2016

Mejora de las condiciones de habitabilidad en Argentina

El 93% de la población de Argentina, uno de los países más urbanizados del mundo, vive en áreas densamente pobladas. Como resultado, el país sufre problemas como la expansión urbana, la escasez de viviendas adecuadas y la falta de servicios básicos.

Solo en Buenos Aires, la capital de Argentina, residen 15 millones de personas, cerca de la mitad de la población total del país. Debido a la migración urbana y al continuo crecimiento de la población, se calcula que el déficit de viviendas en Argentina afecta a aproximadamente ​3,8 millones ​​​de ​​​​​​familias. ​

Para hacer frente a la pobreza urbana y promover la inclusión social y económica, el Ministerio del I​nterior, Obras Públicas y Vivienda acaba de poner en marcha un programa de viviendas sociales que tiene como objetivo mejorar las condiciones de habitabilidad en las áreas vulnerables del país​.

«Las ciudades son el lugar donde la gente busca nuevas oportunidades para progresar social y económicamente. Mejorar las condiciones de las viviendas no solo busca lograr el Objetivo de Desarrollo Sostenible 11 que pretende asegurar el acceso de todas las personas a una vivienda ad​ecuada y a servicios básicos para 2030, sino que también representa la protección de los derechos humanos», explicó Giuseppe Mancinelli, Director Adjunto de UNOPS para América Latina y el Caribe, durante la puesta en marcha del proyecto.

En colaboración con la Secretaría de Vivienda y Hábitat del mencionado ministerio, UNOPS supervisará el programa y proporcionará asistencia técnica para garantizar que los diseños de las viviendas sean resilientes y sostenibles y que se adapten a las necesidades de los beneficiarios.

El proyecto tiene como objetivo mejorar 609 hogar​es, construir 270 nuevas viviendas y proporcionar suministro de gas a 550 hogares, lo que beneficiará a un total de 1.400 familias.

Las comunidades locales formarán organizaciones durante los próximos 24 meses de duración del proyecto a fin de fomentar la participación directa de los beneficiarios en la mejora de sus viviendas.

En las provincias de Buenos Aires, Chaco, Salta y Tucumán, se dará prioridad a las familias numerosas y con hijos menores de ocho años, a las familias monoparentales, a las personas mayores y a las que sufran alguna discapacidad.

También se proporcionará asistencia social a las familias beneficiarias y se organizarán talleres comunitarios para promover la salud, la igualdad de género, el empleo, la seguridad y el acceso a la educación.

Asimismo, UNOPS realizará talleres sobre infraestructura para los trabajadores del sector público y adquirirá equipos y programas informáticos para facilitar esta formación. ​​