UNOPS

06/05/2016

Mejora de la seguridad para los residentes de los campamentos en la región del Kurdistán en Iraq

El nuevo proyecto implementado por UNOPS en nombre del Gobierno de Canadá forma parte del apoyo continuo de este país a Iraq.

El pasado 4 de mayo tuvo lugar en Erbil una ceremonia para conmemorar el nuevo proyecto con los representantes del Ministerio de Asuntos Mundiales de Canadá y del Gobierno Regional del Kurdistán.

El objetivo principal del proyecto consiste en mejorar la seguridad de los residentes vulnerables de los campamentos en la región del Kurdistán en Iraq. De este modo, las actividades se centrarán en los campamentos de refugiados sirios de Kawergosk y Qushtapa, en los campamentos de desplazados internos de Baharka y Harsham en la provincia de Erbil, y en los campamentos de desplazados internos de las comunidades de Chamishku y Rwanga, asentados en la provincia cercana de Dohuk.

El proyecto ayudará a mejorar la infraestructura de los campamentos mediante la construcción de varios centros de operaciones de seguridad y un perímetro de vigilancia con cámaras, además de la instalación de 205 farolas solares con el fin de ofrecer unas mejores condiciones de seguridad a los residentes de los campamentos.

 
 

La Sra. Susan Brazier, Gestora de Programas de País en el Ministerio de Asuntos Mundiales de Canadá, afirmó: «El proyecto que conmemoramos hoy aquí forma parte de nuestros esfuerzos de estabilización, que tienen el objetivo de crear las condiciones necesarias para que toda la población iraquí pueda volver a sus hogares de forma segura. Por eso, a Canadá le complace sumamente haber trabajado con UNOPS en esta iniciativa». Además, destacó que «Canadá está plenamente comprometida a apoyar a los gobiernos de Iraq y a la población iraquí en su camino hacia la construcción de un país estable y seguro».

En representación de la provincia de Erbil, la Sra. Vian Rasheed, miembro del Consejo de Erbil para los Refugiados, expresó el sincero agradecimiento en nombre del Sr. Nawzad Hadi, Gobernador de la provincia de Erbil, por «el apoyo desinteresado que demuestra Canadá al ayudar a los campamentos de refugiados de Kawergosk y Qushtapa a través de las infraestructuras para mejorar la seguridad de los campamentos y la protección de los refugiados sirios».

Además, el Sr. Hadi «ha valorado mucho haber trabajado tan de cerca con UNOPS para garantizar la implementación del proyecto de manera eficaz en función de los costos, a tiempo y con un diseño sostenible». También añadió que el Consejo de Erbil para los Refugiados «espera continuar este importante trabajo en el futuro y aguarda con interés nuestra creciente y constante colaboración con UNOPS para garantizar la protección de los refugiados y las comunidades receptoras, la población kurda».

El Sr. Muhammad Usman Akram, Responsable de Programas de UNOPS, declaró que «el resultado más significativo del proyecto es la mejora de la seguridad de los residentes de los campamentos, ya sean mujeres, hombres, niñas o niños. UNOPS quiere expresar su agradecimiento al Gobierno de Canadá por su generosa contribución. También les damos las gracias a las provincias de Erbil y Dohuk, a sus alcaldes, a los administradores y a ​los residentes de los campamentos por su cooperación con UNOPS a la hora de implementar este importante proyecto».

Actualmente, Iraq alberga a más de 3,6 millones de refugiados y desplazados internos. Cerca del 13% reside en la provincia de Erbil y un 14%, en la provincia de Dohuk. Aproximadamente un 2% de los refugiados y desplazados internos en Iraq reside en los campamentos beneficiarios donde UNOPS ha implementado el proyecto para mejorar la seguridad de los residentes vulnerables de los campamentos en la región del Kurdistán.​