UNOPS

24/04/2012

La UE y UNOPS publican un informe sobre el trabajo en derechos humanos en Iraq

BAGDAD - Se ha publicado un informe en el que se describe cómo un programa de protección de detenidos y víctimas de la tortura ha trabajado para mejorar la calidad de vida en Iraq en los últimos cuatro años.

El documento, de 12 páginas, utiliza imágenes, citas, hechos y cifras para describir el trabajo realizado en el proyecto, financiado por la Unión Europea, en tres secciones: Acceso a la justicia, Trabajo con reclusos y sus derechos y Ayuda a las víctimas de la tortura y la violencia.

En él se describe cómo los detenidos en Iraq son vulnerables a las deficientes condiciones de las cárceles y otras violaciones de los derechos humanos. Además, las personas que han sufrido la tortura y otras formas de violencia no suelen obtener la asistencia psicológica y médica que necesitan. El Programa para la protección de los detenidos y víctimas de la tortura, financiado por la Unión Europea y ejecutado por UNOPS, trabaja para combatir estos problemas de muy diversas maneras.

Entre 2008 y 2011, el programa proporcionó a más de 1.300 detenidos servicios jurídicos gratuitos, entre los que se incluyen representación legal ante los tribunales, y tramitó más de 2.600 llamadas a la línea directa para consultas jurídicas en 17 provincias iraquíes. Asimismo, se capacitó a alrededor de 520 funcionarios de prisiones sobre el trato humano a los reclusos y se proporcionaron servicios de rehabilitación para problemas causados por la tortura y la violencia a más de 4.600 hombres, mujeres y niños.

Gracias al trabajo directo con abogados, doctores, psicoterapeutas, oficiales de policía, personal de los centros de detenciones, autoridades iraquíes y trabajadores de organizaciones no gubernamentales, el programa ha aumentado el diálogo y la cooperación entre la sociedad civil iraquí y las autoridades públicas con respecto a la situación de los reclusos y la lucha contra la tortura.

Dicha cooperación se centraba en apoyar casos individuales así como en desarrollar la capacidad para proteger los derechos humanos en un sentido más amplio. Esto ha servido para destacar las importantes contribuciones que puede realizar la sociedad civil para apoyar los esfuerzos del Gobierno para mejorar los derechos humanos en Iraq.

El informe se titula Working for a better life for torture victims and prisoners in Iraq (Trabajando por una vida mejor para las víctimas de la tortura y los reclusos en Iraq) y puede descargarse en inglés, árabe o kurdo.