UNOPS

30/09/2016

Ayuda desde Japón

Japón ha apoyado a lo largo de los años la estabilidad en Estados frágiles de todo el mundo.

Desde hace mucho tiempo, el Gobierno de Japón es asociado de UNOPS y ha financiado proyectos en Asia, África y Oriente Medio.

Con el objetivo de construir y rehabilitar infraestructura en entornos frágiles, así como de proporcionar asistencia humanitaria, el apoyo de Japón ha ayudado a UNOPS a mejorar las condiciones de vida de aquellos que lo necesitan. ​

A continuación, se presentan algunas de estas historias.

Mejora del acceso a los servicios sociales en Afganistán

En Chaghcharan (Afganistán), las deficientes condiciones de las carreteras, sin pavimentar y dañadas por las inundaciones y la erosión, impedían a la población local el acceso a la educación, los mercados y los servicios sanitarios. Gracias a una contribución del Gobierno de Japón, UNOPS construyó 10,7 kilómetros de carreteras.​

Las carreteras terminadas han aumentado las oportunidades de subsistencia de la población local, aliviando las penurias diarias y contribuyendo al desarrollo económico de la provincia.

Antes de que se construyeran las carreteras, Khan Mohammad, un agricultor local, experimentaba muchas más dificultades para transportar sus cosechas a la ciudad. «Ahora es más fácil transportar mis cosechas y obtengo más dinero para mi familia», explicó.

​​Chaghcharan se encuentra en la provincia remota de Ghor. Las mejoras en las carreteras consiguen que la ciudad sea más accesible. ​Fotografía: UNOPS​

Se instalaron farolas a lo largo de las carreteras para mejorar la seguridad. Debido a la necesidad de la ciudad de contar con energía sostenible y respetuosa con el medio ambiente, se instalaron bombillas que se abastecen de energía solar. Además de aumentar la visibilidad de los conductores durante la noche, estas farolas tuvieron el propósito secundario de permitir que los estudiantes locales pudieran estudiar. ​​[Saber más​]

Alumnos estudian bajo una farola abastecida por energía solar en Chaghcharan (Afganistán), uno de los pocos lugares en la ciudad que proporciona una fuente de luz constante. ​ Fotografía: UNOPS​​​​

Acceso mejorado a la atención sanitaria para desplazados internos en Iraq  

Iraq es el hogar de más de tres millones de desplazados internos, lo que supone el 10% de la población del país. Muchos han huido a la región del Kurdistán en Iraq, junto a numerosos refugiados sirios que han llegado al país en busca de un hogar seguro.​

Para apoyar la respuesta en situaciones de emergencia, UNOPS adquirió 20 ambulancias en nombre del Gobierno de Japón en 2015, las cuales se donaron a la Oficina de Migración y Desplazamientos del Gobierno Regional del Kurdistán.

«Apreciamos mucho esta donación ya que responde a la necesidad de ambulancias en la región del Kurdistán en Iraq, las cuales podrían salvar las vidas de miles de mujeres, hombres y niños de los campamentos de desplazados internos», declaró el Sr. Shokr Yaseen, Director General de la Oficina de Migración y Desplazamientos. [Saber más​​]

El Sr. Shokr Yaseen, Director General de la Oficina de Migración y Desplazamientos, recibe las llaves de las ambulancias de manos del Excmo. Sr. Fumio Iwai, Embajador de Japón en Iraq. ​ Fotografía: UNAMI/Rashwan Salih​

​ ​

Algunas de las 20 ambulancias paramédicas totalmente equipadas financiadas por el Gobierno de Japón. ​Fotografía: UNAMI/Rashwan Salih

Provisión de suministros humanitarios gracias a un puerto en Mingkaman

Mingkaman es uno de los asentamientos espontáneos más grandes de Sudán del Sur. Más de 100.000 personas de esta zona están registradas como desplazados internos al haber huido de los enfrentamientos en las regiones cercanas. La falta de infraestructura de transporte por carretera, especialmente durante la época de lluvias, ha obstaculizado el acceso de la ayuda humanitaria. Los habitantes de Mingkaman han tenido que hacer frente a una grave escasez de alimentos y están más expuestos a las enfermedades infecciosas.​

Además, llegar a Mingkaman era complicado, ya que los cauces del río actúan como puntos de embarque improvisados para las personas y sus bienes.

Para dar respuesta a este problema, el Gobierno de Japón financió en 2015 la construcción de un puerto fluvial en el Nilo Blanco. El nuevo puerto cuenta con instalaciones para la carga y descarga y con espacios de almacenamiento, lo que permite a los organismos de ayuda entregar material humanitario de vital importancia, como alimentos y complementos nutricionales.

«La inauguración del puerto fluvial de Mingkaman supone la materialización de las respuestas de Japón a las distintas necesidades de Sudán del Sur, que abarcan la ayuda humanitaria para los desplazados y la instalación de infraestructuras básicas que servirán como base para que los habitantes de Sudán del Sur construyan el futuro del país», explicó el Excmo. Sr. Masahiko Kiya, Embajador de Japón en la República de Sudán del Sur. [Saber más​]

​ ​

Una familia llega a Mingkaman en barco, antes de la construcción del puerto. «Estamos agradecidos a Japón por su generosidad», declaró el Excmo. Sr. Kwong Danhier Gatluak, antiguo Ministro de Transporte, Carreteras y Puentes, durante la ceremonia de inauguración del puerto. Fotografía: UNOPS/John Rae​​​

​ ​

«Japón espera que el puerto actúe como motor de la vitalidad económica en Sudán del Sur ahora que el llamamiento a la paz gana impulso», expresó el Excmo. Sr. Masahiko Kiya, Embajador de Japón en la República de Sudán del Sur, en la ceremonia de inauguración del puerto. ​Fotografía: UNOPS/John Rae​

Acceso a agua potable en Darfur

La región de Darfur se enfrenta a muchos desafíos, entre ellos la importante escasez de agua. El actual crecimiento de la población en las zonas periurbanas ha incrementado la presión en las infraestructuras y las fuentes de suministro de agua.​

Para mejorar la seguridad del agua para los habitantes de Darfur occidental y oriental, Japón financió un proyecto de intervención de emergencia. ​

En Darfur oriental, se rehabilitaron seis depósitos de agua dañados y otras instalaciones de agua para beneficiar a 50.000 personas. Esto incluyó puntos de suministro para las personas y los animales para así prevenir las enfermedades transmitidas por el agua, además de la construcción de muros alrededor de ellos.

En Darfur occidental, un depósito de agua recientemente construido, conectado a 18 nuevos puntos de suministro de agua, beneficia a alrededor de 20.000 personas. [Saber más​]

​​​Niños rellenan sus recipientes en uno de los 18 nuevos puntos de suministro de agua. «El agua es uno de los elementos fundamentales para la vida y constituye uno de los ejes centrales de la asistencia que Japón presta en todo Sudán», comentó el Excmo. Sr. Hideki Ito, Embajador de Japón en Sudán. ​ Fotografía: UNOPS/Maiko Utsumi

 

​El proyecto ha mejorado el acceso a agua potable en las regiones de Darfur oriental y occidental. ​​ Fotografía: UNOPS/Maiko Utsumi​ ​
​​
​Apoyo a la estabilidad en Somalia


La falta de unas fuerzas de seguridad civil funcionales presenta un importante obstáculo para la paz y la estabilidad en Somalia. Para abordar este problema, el Gobierno de Japón financia un proyecto que proporciona estipendios a cerca de 7.000 oficiales de la policía federal perteneciente a las Fuerzas de Policía de Somalia.

El papel de las Fuerzas de Policía es crucial en Somalia. No solo protegen a los ciudadanos, sino que también proporcionan un entorno más seguro para la cooperación internacional que ayuda al proceso de reconstrucción del país.​

Un sistema electrónico de pago también se está desarrollando para establecer un método eficaz y fiable que proporcione apoyo en el desembolso de los estipendios. En última instancia, el proyecto ayudará a abordar uno de los mayores desafíos del país: la mejora de la seguridad. ​[Saber más​​]

​​

«Es sumamente importante que cada somalí se sienta a salvo y sea capaz de aprovechar su potencial con el fin de que Somalia alcance una situación de paz y desarrollo», declaró el Sr. Mikio Mori, antiguo Encargado de negocios interino de la Embajada de Japón en la República Federal de Somalia. Fotografía: UNOPS/Kazuyo Mitsuhashi​​ 


Apoyo desde Japón​

UNOPS ofrece servicios de gestión de proyectos, adquisiciones e infraestructura en nombre del Gobierno de Japón. Estos servicios apoyan la entrega de una amplia variedad de proyectos de ayuda humanitaria y desarrollo en algunos de los entornos más desafiantes del mundo. Estos proyectos abarcan desde la construcción de infraestructuras en zonas afectadas por conflictos, centrándose en los beneficios para la comunidad, hasta la ayuda a gobiernos anfitriones para que gestionen la afluencia de refugiados.