UNOPS

12/08/2013

Mejorar la atención sanitaria en Nicaragua

MANAGUA – El mayor hospital de Nicaragua está siendo construido en la capital para mejorar los servicios médicos destinados a la población local.

El Hospital Militar Escuela Dr. Alejandro Dávila Bolaños ocupará una superficie de 47.000 metros cuadrados, espacio que albergará más de 400 camas, 66 áreas de consulta y equipos médicos de alta tecnología.

El proyecto, con un presupuesto de 83 millones USD, está siendo ejecutado por el Cuerpo Médico Militar en nombre del Gobierno de Nicaragua y hasta la fecha ya ha generado más de 900 puestos de trabajo locales. Como ejemplo de la cooperación Sur-Sur, el Gobierno de México ha contribuido aportando el 80% de la financiación requerida a través de un préstamo canalizado a través del Banco Centroamericano de Integración Económica.

El papel de UNOPS en el proyecto es el de proporcionar su experiencia en gestión de proyectos y sus servicios de asesoramiento para la construcción del hospital, así como gestionar la adquisición de los equipos necesarios. Además, UNOPS ha brindado asistencia técnica para el desarrollo de un sistema de soporte a la administración diaria y a la gestión técnica del nuevo hospital.

Una vez terminado, el nuevo hospital tendrá dos veces el tamaño de la instalación a la que está reemplazando.

Garantizar su uso a largo plazo

Expertos de UNOPS en equipamiento y gestión de hospitales llevaron a cabo una sesión de formación destinada a enseñar el uso del nuevo sistema de gestión al personal clave administrativo y financiero, con el objetivo de impulsar un cambio en la cultura organizacional actual.

Esta formación fue diseñada para dotar a los administradores de la información adecuada para la toma de decisiones, no sólo en términos de planificación y gestión del nuevo hospital, sino también para ayudar a resolver ciertas carencias en los estados financieros del hospital existente.

Además, UNOPS ha apoyado la organización de cursos de formación para personal médico y de enfermería acerca de la utilización del nuevo equipamiento médico, el cual ha sido adquirido gracias a un acuerdo de arrendamiento con varios proveedores médicos.

Reducción de riesgos ambientales y de desastres

Está previsto que el nuevo edificio incorpore características de sostenibilidad como una planta de tratamiento de aguas que permita reutilizar el agua para usos de riego. La Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial también está apoyando este proyecto gestionando conjuntamente con el Cuerpo Médico Militar la implementación de un sistema de paneles solares para el calentamiento del agua.

Como el hospital está siendo construido en una zona vulnerable a los terremotos, la instalación cumplirá con estrictas normas antisísmicas, demostrando así el uso de buenas prácticas en la reducción del riesgo de desastres.

La Organización Panamericana de la Salud está ayudando a coordinar capacitaciones para el personal del hospital sobre la reducción del riesgo de desastres.

El hospital estará disponible para el público general y el personal militar, así como para actividades de formación médica. Sus instalaciones dispondrán de departamentos de cuidados intensivos, atención pediátrica y neonatal, ginecología, salas de operaciones, urgencias, laboratorio clínico y una clínica ambulatoria.

Está programado que los trabajos de construcción, los cuales se llevan a cabo gracias a un consorcio de contratistas nicaragüenses y mexicanos, finalicen en julio de 2015.