UNOPS

28/04/2016

Un nuevo puerto facilitará la entrega de ayuda humanitaria en Sudán del Sur

El Gobierno de Japón y el Ministerio de Transporte, Carreteras y Puentes de Sudán del Sur inauguraron un puerto fluvial en Mingkaman el pasado 28 de abril.

La instalación portuaria valorada en 4,1 millones USD, financiada por Japón e implementada por UNOPS, proporcionará suministros vitales a la población civil de Sudán del Sur, en especial a las personas que se han visto obligadas a desplazarse desde que empezó el conflicto en 2013.

Mingkaman es uno de los mayores asentamientos espontáneos del país, pues cuenta con más de 100.000 desplazados internos registrados procedentes de regiones vecinas.

 

A pesar de los continuos esfuerzos por mejorar las condiciones de vida de los desplazados internos, la falta de sistemas de transporte sólidos obstaculiza el acceso de ayuda humanitaria a las áreas afectadas, sobre todo durante la temporada de lluvias. Como resultado, los desplazados internos han tenido que hacer frente a una grave escasez de alimentos y están más expuestos a los brotes de enfermedades infecciosas. En respuesta a la situación humanitaria, Japón y UNOPS han colaborado para instalar sistemas de drenaje dentro de los asentamientos con el fin de mejorar las condiciones sanitarias y de higiene para así disminuir el riesgo de contraer enfermedades transmitidas por el agua.

El nuevo puerto en el Nilo Blanco está provisto de instalaciones de descarga y espacios de almacenamiento que permiten que las organizaciones humanitarias transporten de forma eficaz alimentos y complementos nutricionales a las comunidades afectadas, que actualmente dependen de costosas operaciones aéreas.

Debido al elevado costo y a la duración del proceso de construcción y mantenimiento de carreteras en Sudán del Sur, el uso de ríos es una solución práctica a los problemas que presenta la infraestructura para facilitar el desplazamiento de personas y el transporte de bienes. Además, el transporte fluvial fomentará el desarrollo de otros sectores como la agricultura y el comercio y contribuirá a mejorar los medios de vida y el crecimiento económico a medio y largo plazo en la nación más joven del mundo.

Para conmemorar la inauguración de la instalación portuaria, la comunidad de Mingkaman organizó una ceremonia en presencia del Excmo. Sr. Masahiko Kiya, Embajador de Japón en la República de Sudán del Sur; el Excmo. Sr. Kwong Danhier Gatluak, Ministro de Transporte, Carreteras y Puentes; el profesor Lukulenge Lole, Presidente de la Comisión de Socorro y Rehabilitación; y el Sr. Paul Cruickshank, Representante de UNOPS en Sudán del Sur.

Durante su intervención, el Excmo. Sr. Kwong declaró: «Felicito a la población de Sudán del Sur, especialmente a los habitantes del estado de Lagos oriental, por la inauguración del puerto de Mingkaman. Creo que es uno de los puertos fluviales más modernos de Sudán del Sur. […] Agradecemos la generosidad de Japón».

«La inauguración del puerto fluvial de Mingkaman supone la materialización de las respuestas de Japón a las distintas necesidades de Sudán del Sur, que abarcan la ayuda humanitaria para los desplazados y la instalación de infraestructuras básicas que servirán como base para que los habitantes de Sudán del Sur construyan el futuro del país. Japón espera que el puerto actúe como motor de la vitalidad económica en Sudán del Sur ahora que el llamamiento a la paz gana impulso», afirmó el Embajador Masahiko Kiya​.​

«Valoramos nuestra asociació​n con Japón y Sudán del Sur. Esperamos que el nuevo puerto facilite los desplazamientos en el país y ofrezca más oportunidades para la entrega eficaz de servicios humanitarios a aquellos que realmente lo necesitan», añadió el Sr. Cruickshank.

​​​