UNOPS

23/11/2015

Reducción de las emisiones de carbono en las actividades globales de UNOPS

En el período previo a la Conferencia sobre el Clima de 2015 (COP21) que se celebrará el próximo mes en París, UNOPS demuestra su compromiso con la compensación de las emisiones de carbono por tercer año consecutivo.

En 2014 UNOPS adquirió más de 14.500 unidades de reducción certificada de emisiones (RCE) así como compensaciones adicionales para sus asociados, entre ellos el Fondo Monetario Internacional, el Fondo de Población de las Naciones Unidas y la Organización Mundial del Turismo de las Naciones Unidas.​

Las RCE están reguladas a través del Mecanismo para un desarrollo limpio del Protocolo de Kyoto, el primer plan de crédito de este tipo, creado en 2007. Mediante este mecanismo, los proyectos que se realizan en países en desarrollo tienen la oportunidad de conseguir certificados de reducción de emisiones equivalentes a una tonelada de CO2

Las organizaciones de las Naciones Unidas adquieren las RCE a través de un proceso competitivo y, a su vez, estas se emplean para financiar proyectos de protección del clima en un esfuerzo por proporcionar tecnologías más limpias, evitar las emisiones y apoyar las iniciativas de desarrollo sostenible en entornos en desarrollo.

En 2015 UNOPS y sus asociados han respaldado diferentes proyectos de mitigación del cambio climático, por ejemplo: un proyecto eólico en Mongolia Interior que genera energía renovable para contrarrestar la creciente demanda en la red eléctrica nacional; un vertedero en Brasil para la combustión del CO2 y el metano que se emiten a la atmósfera; y un proyecto en la India que ha distribuido 600.000 lámparas fluorescentes compactas de larga duración en las viviendas privadas de todo el país, con lo que se ha sustituido la iluminación incandescente para reducir el consumo de energía.

Como parte de los esfuerzos conjuntos de las Naciones Unidas, UNOPS rinde cuentas de sus emisiones anuales en sus actividades globales, incluidas la electricidad y la calefacción compradas por la organización, el consumo de combustibles, el aire acondicionado y todas las emisiones atribuidas a los desplazamientos aéreos y terrestres.

Un exhaustivo inventario anual ayuda a UNOPS a entender las características de sus emisiones y establece una base de referencia para valorar los objetivos de compensación.

UNOPS ha tomado medidas para mitigar su impacto en el medio ambiente, por ejemplo, a través de la elaboración de una política sobre sostenibilidad para sus actividades en materia de infraestructura y mediante la certificación ISO​​ 14001 del sistema de gestión ambiental en cinco de sus oficinas. 

«El cambio climático plantea un desafío sin precedentes para las actividades de la comunidad del desarrollo», afirmó Ricardo Vargas, Director del Grupo de Infraestructura y Gestión de Proyectos, a lo que añadió: «En UNOPS, queremos que nuestro comportamiento en materia climática sea ejemplar. La mitigación y la adaptación al cambio climático se integran en nuestras prácticas de infraestructura y gestión de proyectos. Se lo debemos a las comunidades a las que servimos». 

COP21 busca conseguir un acuerdo universal y legalmente vinculante sobre el clima, con el objetivo de mantener el calentamiento global por debajo de 2°C. ​