UNOPS

21/02/2012

La reparación de un puente sobre el Nilo mejora el acceso a Juba

JUBA – La reparación del único puente de Sudán del Sur sobre el río Nilo ha restablecido la circulación de productos y servicios esenciales para la capital del país más joven del mundo.

El puente sobre el Nilo en Juba se ha reabierto completamente antes de lo previsto, tras un proyecto de rehabilitación financiado por USAID e implementado por UNOPS. Este puente es una parte esencial de la carretera que une Juba y Nimule, una de las principales carreteras que conectan la capital con las vecinas Kenya y Uganda.
 
El puente, de 252 metros, resultó dañado en 2010 tras un accidente que dejó un carril completamente inutilizable para los vehículos pesados. Esto ralentizó la circulación de los vehículos que transportan alimentos, materiales de construcción y otros artículos a Juba. El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, incluyó la reparación del puente de Juba sobre el Nilo como una de las prioridades de su Gobierno durante los primeros 100 días de su administración, lo cual refleja la importancia estratégica de dicho paso.
 
Una empresa de construcción local inició las obras de reparación en diciembre de 2010. UNOPS supervisó al contratista y coordinó a las autoridades del Gobierno para la gestión del tráfico. El puente se reabrió a plena capacidad a mediados de enero de 2012, antes de la fecha de finalización prevista para febrero. Los gobiernos de Sudán del Sur y de Estados Unidos, así como los dignatarios de Naciones Unidas, comentaron la importancia de este puente durante la ceremonia de apertura.

Gier Chuang Aluong, ministro de Carreteras y Puentes de Sudán del Sur afirmó: «Las carreteras y puentes son cruciales para el desarrollo. Sin ellos, no es posible hablar de salud, sin ellos no es posible hablar de educación, sin ellos no es posible hablar de seguridad y servicios sociales.»

Lise Grande, Representante Especial Adjunta del Secretario General de la ONU y Coordinadora Residente de Asuntos Humanitarios en Sudán del Sur declaró: «Se pueden contar con los dedos de una mano el número de proyectos que se han completado con éxito en Sudán del Sur antes de lo previsto. Este puente jugará un papel esencial en el crecimiento económico de este país. Quisiera felicitar a UNOPS por la increíble rapidez y calidad de su trabajo.»

S.E. la embajadora de los Estados Unidos en Sudán del Sur, Susan Page, añadió: «Sabemos que existen muchos retos que
superar para saciar las ansias por una vida mejor en Sudán del Sur, y el primero de ellos es mejorar las infraestructuras,
en especial las carreteras y los puentes, que son esenciales para la integración regional de esta nueva nación así como para el desarrollo económico, los servicios públicos y la seguridad. Nuestra inversión en este puente ha sido hábilmente implementada por las Naciones Unidas a través de su Oficina de Servicios para Proyectos [UNOPS]. Valoramos nuestra asociación con las Naciones Unidas y sabemos que debemos trabajar juntos si queremos ayudar a Sudán del Sur en su esfuerzo por desarrollar la nación y conseguir la paz y la estabilidad.»

Tras la reapertura del puente, las colas de tráfico a ambos lados del río desaparecieron de inmediato. Según Hussein, conductor de un mini-bus local: «Es bueno que los dos carriles del puente sean transitables, así ya no hay atascos.»

USAID proporcionó el financiamiento para las obras de reparación en el marco del Programa acelerado de infraestructuras, un acuerdo de cooperación con UNOPS, que ha fortalecido muchas partes de la infraestructura del país.

Dicho programa incluyó la construcción y rehabilitación de escuelas, centros de salud y carreteras. Todas las actividades se centraron también en el desarrollo y la construcción de la capacidad de los funcionarios del Ministerio Estatal, los contratistas locales y las comunidades a través de formación específica, estrecha supervisión de los contratistas y, donde fue viable, métodos de construcción basados en la mano de obra.