UNOPS

14/04/2016

Carreteras hacia una mejor educación, salud y economía en el norte de Afganistán

Un estudio concluye que en las comunidades afganas donde Suecia y UNOPS han construido carreteras hay más niñas matriculadas en la escuela, la utilización de métodos anticonceptivos es mayor y los doctores tardan menos tiempo en hacer visitas a domicilio.

​Los resultados muestran que el Proyecto de mejora del acceso a las zonas rurales, financiado por la Agencia Sueca de Cooperación Internacional para el Desarrollo (ASDI) e implementado por UNOPS en el norte de Afganistán, ha tenido un impacto positivo en la situación económica, sanitaria y educativa de las personas que viven en el área del proyecto.

Los resultados se presentaron en abril en el Ministerio de Obras Públicas en Kabul ante cerca de 40 oficiales del Gobierno, donantes y otros profesionales del ámbito del desarrollo.

Desde finales de 2007, la ASDI y UNOPS han colaborado estrechamente con el Gobierno de Afganistán para construir y rehabilitar carreteras que conectan a las comunidades más remotas con los servicios básicos y mercados en las provincias de Balkh, Jawzjan, Samangan y Sari Pul.

Para medir los logros del proyecto durante los últimos ocho años, la ASDI encargó realizar un estudio del impacto que concluyó que los profesores y estudiantes asisten a la escuela con más frecuencia. Además, el 45% de las niñas están matriculadas en la escuela en el área del proyecto, frente a un 35% en las comunidades donde el proyecto no se ha implementado.

 

Fotografía: UNOPS/Elise Beacom

El acceso a los servicios sanitarios también ha mejorado, incluido el acceso de las mujeres a asistencia médica preventiva como la atención prenatal y el asesoramiento sobre nutrición maternoinfantil. Asimismo, las personas que viven en el área del proyecto pagan tres veces menos para dirigirse al centro de salud más cercano.

Los encuestados señalaron que la accesibilidad a las instalaciones ha mejorado y por lo general destacaron que los desplazamientos se han vuelto más seguros, lo que facilita la situación especialmente para las mujeres y las niñas. En el área del proyecto, el 48% de las personas encuestadas afirmó que las mujeres deberían poder viajar sin estar acompañadas por un hombre, frente a un 39% en el grupo de control.

«Por las carreteras en mal estado no circulan muchos vehículos, así que si las mujeres o las niñas sufren acoso por el camino, no hay testigos. Pero cuando el estado de las carreteras es bueno, la presencia de vehículos aumenta, lo que da una mayor sensación de seguridad», afirmó Anne Jasmin-Fahler, miembro del equipo encargado del estudio.

Los ingresos familiares se han diversificado más en las comunidades del proyecto y el incremento de la movilidad ha fomentado la búsqueda de empleo, la compraventa de productos agrícolas y la participación en actividades sociales. Por ejemplo, el 26% de los beneficiarios del proyecto se han unido a grupos de la sociedad civil, frente a un 14% de las personas de las comunidades empleadas para la comparación.

«Estos resultados son la prueba de la sólida colaboración entre la ASDI, el Gobierno de Afganistán y UNOPS para mejorar el acceso de las comunidades rurales a los servicios básicos», explicó Marianne von Malmborg, Gestora de Programas para Afganistán de la ASDI.

«Esperamos tomar como base todos estos esfuerzos y lecciones aprendidas para seguir mejorando nuestra contribución a la población afgana que vive en condiciones extremas de pobreza e inseguridad», añadió Mikko Lainejoki, Director de la oficina de UNOPS en Afganistán.

Para la elaboración del estudio se realizaron 1.596 encuestas a familias, 16 grupos de reflexión, 32 casos prácticos, 181 encuestas de origen y destino, 40 encuestas sobre transporte y otras 40 encuestas relacionadas con la densidad y composición del tráfico en las cuatro provincias.

A fal​ta de datos de referencia, las comunidades que no pertenecían al área del proyecto y que presentaban características demográficas, socioeconómicas y culturales similares fueron seleccionadas como grupo de control con el fin de compararlas con las comunidades del proyecto de una forma más exacta.​


​Consulte el informe íntegro (en inglés)

Consulte el resumen ejecutivo (en lenguas dari o pastún)​​