UNOPS

01/09/2016

Adquisiciones para ayudar a aquellos que lo necesitan

La Directora del Grupo de Adquisiciones de UNOPS, Patricia Moser, conversa con la revista Procurement Leaders sobre el trabajo y los logros conseguidos por su equipo ante crisis humanitarias para ayudar a aquellos que lo necesitan.

A continuación se presenta la primera parte del artículo:

​Cuando se produce una crisis global, como el terremoto de magnitud 7 que sacudió Haití en 2010 y destruyó hogares y negocios o el levantamiento sirio en 2011 que desencadenó una guerra civil, el mundo reacciona. Se implementan iniciativas de respuesta a emergencias, los medios de comunicación internacionales despiertan la conciencia del público y la población dona dinero y recursos para ayudar a aquellos que lo necesitan.

Sin embargo, siempre surge una nueva emergencia en otra parte del mundo. Cuando estalla una nueva crisis, la atención mediática decae y el último desastre asume el protagonismo. No obstante, esto no significa que la catástrofe anterior se haya resuelto.

Muy pocas personas son conscientes de la amplitud del problema y de cómo, una vez que la atención mediática desaparece, la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), desde un segundo plano, continúa proporcionando ​apoyo a largo plazo para la reconstrucción de aquellas comunidades fracturadas que han quedado en el olvido.

​UNOPS se sitúa en la primera línea de las crisis globales, trabajando para reconstruir comunidades en algunos de los rincones más frágiles y recónditos del planeta. Al encontrarse en una posición única como organismo autofinanciado dentro del sistema de las Naciones Unidas, el equipo de adquisiciones trabaja con otros organismos y asociados mundiales para obtener resultados.

No obstante, las adquisiciones que realiza UNOPS no se ajustan al modelo típico. Sus adquisiciones son radicalmente diferentes porque los servicios que proporciona el equipo encargado tienen un alcance y escala de tal magnitud que suponen la diferencia entre la vida y la muerte para las comunidades de los más de 80 países en los que UNOPS trabaja en la actualidad.

Un paso más allá

Para Patricia Moser, Directora del Grupo de Adquisiciones de UNOPS, el objetivo que persigue su equipo puede resumirse en «aportar valor, obtener resultados, cambiar vidas».

Aportar valor y obtener resultados puede que no sea algo fuera de lo común para un equipo de adquisiciones, pero sostener sobre los hombros la responsabilidad de cambiar la vida de las personas añade un grado de deber que no se asocia a la labor corriente.

«El equipo trabaja continuamente con nuestro personal sobre el terreno en todo el mundo. Por la mañana podemos estar trabajando con el equipo en Honduras y por la tarde, con nuestra oficina en Jordania», comenta Patricia Moser.

Una de las situaciones prioritarias en la agenda de UNOPS es la crisis de refugiados siria. Se estima que cerca de cinco millones de sirios han huido de su país desde el comienzo del levantamiento en marzo de 2011. La vecina Turquía ha recibido a aproximadamente 2,5 ​millones de estos refugiados, según estadísticas publicadas por Amnistía Internacional. A medida que la crisis migratoria se adentra en su sexto año, estas personas tienen necesidad de estabilidad y de hogares temporales.

Uno de los campamentos de refugiados más grandes del mundo, el de Azraq en Jordania, se construyó como una solución temporal para albergar hasta a 130.000 personas que escapaban del conflicto en Siria.

Cuando las condiciones de seguridad de los refugiados y del personal humanitario del campamento se vieron amenazadas, se recurrió a UNOPS para que proporcionara apoyo al Gobierno de Jordania a través de la adquisición de equipos para permitir la implementación de servicios esenciales de seguridad, así como la construcción de instalaciones de seguridad.

Como parte del proyecto, UNOPS estuvo a cargo de la adquisición de bienes tales como sistemas de energía solar, generadores para las oficinas y unidades de alojamiento para los equipos de seguridad.

La rapidez adquiere un nuevo significado en situaciones como esta donde muchos factores no se pueden predecir o planear. Después de todo, no existe ningún modo de preparar una respuesta humanitaria a un terremoto que nadie anticipó o de adquirir refugios temporales para hacer frente a una guerra civil que una nación jamás deseó que se produjera.


Consulte el artículo completo (en inglés).

Para ob​tener más información sobre ​Procurement Leaders, haga clic aquí. ​