UNOPS

07/12/2012

Somalia se compromete a una futura remoción de minas terrestres

MOGADISCIO – Somalia ha firmado la internacionalmente conocida Convención sobre la prohibición de las minas antipersonal, comprometiéndose a destruir sus arsenales de minas terrestres durante los próximos cuatro años y a desminar el país en diez años.

El Estado, perteneciente al Cuerno de África y 160º país en firmar la convención, ha sufrido la contaminación de los restos explosivos de guerra y las minas terrestres tras décadas de conflictos. El Gobierno somalí también acordó ayudar a los supervivientes de las minas terrestres y dejar de emplear, producir o transferir minas antipersonal.

Este compromiso se presenta como un gran impulso para el trabajo del Servicio de las Naciones Unidas de Actividades Relativas a las Minas (UNMAS) en Somalia. El director del programa para el UNMAS en Somalia, David Bax, declaró que firmar la convención marcaba un importante hito y mostraba los avances de Somalia en la creación de un Gobierno unido con un claro compromiso por la paz y la seguridad.

Añadió: «El Programa de gestión de explosivos del UNMAS trabajará con el Gobierno somalí para llevar a cabo las importantes actividades necesarias como Estado signatario de esta Convención.»

El UNMAS colabora estrechamente con el Gobierno de Somalia, teniendo como prioridad la lucha humanitaria contra las minas y contribuyendo al desarrollo nacional de la policía somalí.

UNOPS ha facilitado el compromiso del UNMAS en Somalia desde 2007. Tras apoyar la iniciativa conjunta de las Naciones Unidas dirigida por el PNUD, el UNMAS lideró la lucha contra las minas en Somalia en 2009.

Durante los últimos cinco años, se han destruido más de 21.461 artefactos y municiones explosivas sin detonar y minas antipersonal. Desde 2008, más de 720.000 mujeres, hombres y niños han recibido información sobre seguridad y con fines de concienciación para salvar vidas por parte de asociados en la lucha contra las minas en diez de las once regiones de la zona central y meridional de Somalia. Estas actividades han ampliado el alcance de la recuperación y el desarrollo al mejorar la seguridad y la libertad de movimiento de las personas, las comunidades y los trabajadores humanitarios.

Para apoyar la peligrosa eliminación de municiones explosivas sin detonar y minas antipersonal, el UNMAS emplea un equipo de emergencia compuesto por una docena de médicos somalíes que proporcionan asistencia in situ. Dichos médicos también prestan apoyo de emergencia en hospitales locales. En el Hospital Medina de Mogadiscio, por ejemplo, han tratado a 5.381 víctimas de traumas, incluyendo más de 4.000 heridos de bala, 50 supervivientes de accidentes con municiones explosivas sin detonar, 965 heridos por proyectiles y 342 víctimas de artefactos explosivos improvisados desde febrero de 2010. El equipo también lleva a cabo capacitación médica para
                                         el personal del hospital, los asociados en la lucha contra las minas,
                                         los miembros del personal local y las unidades de policía de desactivación de artefactos explosivos.

Con el apoyo de UNOPS como principal organismo de ejecución, el Programa de gestión de explosivos del UNMAS en Somalia está comprometido a coordinar los esfuerzos con sus homólogos locales, el Gobierno somalí y otros asociados para reforzar la capacidad nacional de lucha contra las minas.

Tras el anuncio del compromiso de su país con la Convención, el Asesor Jurídico del Presidente somalí, el Profesor Abuukar Hassan Ahmed, declaró: «Se trata de un momento histórico para el pueblo somalí. Significa que Somalia está volviendo a la escena mundial.»