UNOPS

12/05/2015

UNOPS muestra su continuo compromiso con la reducción de sus emisiones de carbono

UNOPS ha finalizado su quinto inventario anual de emisiones de gases de efecto invernadero, en el que se registra una reducción de las emisiones del año pasado.

Las emisiones de equivalentes de dióxido de carbono se redujeron a 14.383 toneladas métricas en 2013, por debajo de las 14.516 toneladas métricas en 2012, según el quinto inventario anual de emisiones de gases de efecto invernadero realizado en la sede de UNOPS en Copenhague.

El informe muestra que el 50% de las emisiones de UNOPS se atribuyen a viajes oficiales y el 50% restante, a las instalaciones. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente recopila los datos sobre las emisiones de forma anual para todas las organizaciones de las Naciones Unidas y publica los resultados en el informe Moving Towards a Climate Neutral UN.

Este quinto inventario de emisiones de gases de efecto invernadero recopiló datos de 50 oficinas en más de 40 países y aproximadamente 3.500 miembros del personal. El inventario identifica siete fuentes diferentes de emisiones.

La utilización de generadores es la actividad que más emisiones produjo por parte de las oficinas de UNOPS en todo el mundo y representa un tercio de las emisiones de la organización en 2013. Como en el caso de años anteriores, los viajes oficiales también supusieron un porcentaje elevado de las emisiones, y los viajes en avión y los vehículos suman un cuarto del total.

Sin embargo, entre 2011 y 2013, UNOPS redujo sus emisiones relacionadas con los viajes en un 10% y las emisiones per cápita por viajes en avión en un 30%. La quinta parte restante de las emisiones producidas por UNOPS en 2013 proviene de la electricidad, el transporte público, la compra de vapor para la calefacción y los refrigerantes.

Como parte del objetivo de las Naciones Unidas de alcanzar la neutralidad climática y de conformidad con el plan estratégico de UNOPS para el período 2014-2017, UNOPS está incorporando de manera creciente la sostenibilidad en todos sus proyectos. Para apoyar estos esfuerzos, es esencial medir, registrar y reducir la huella de carbono de UNOPS anualmente. Medir nuestra huella de carbono es un primer paso importante, ya que es imposible gestionar lo que no se puede medir. Por lo tanto, el inventario ayuda a la organización a identificar ámbitos en los que puede reducir los impactos ambientales, económicos y sociales negativos y aumentar la eficiencia.

UNOPS también se esfuerza por reducir sus emisiones a través de otras iniciativas. Es una de las organizaciones líderes del sistema de las Naciones Unidas en adquisiciones sostenibles, y desarrolla regularmente material de orientación, herramientas, capacitación y proyectos piloto para realizar procesos de adquisiciones de bienes y servicios más eficientes y sostenibles que ayuden a alcanzar los objetivos de la organización. UNOPS consiguió la certificación de oro del Instituto Colegiado de Adquisiciones y Suministros en marzo de 2015, que reconoce la eficacia de sus prácticas de adquisiciones sostenibles.

En el año 2013, la sede de UNOPS en Copenhague se trasladó al edificio de la UN City, que ha recibido la certificación LEED de platino y cuenta con un alto nivel de eficiencia energética. Con un uso de energía inferior a 50 kilovatios/hora por metro cuadrado al año, el edificio recibió una evaluación de bajo consumo clase 1, la evaluación más energéticamente eficiente del código danés de edificación. Además, para supervisar y controlar mejor los impactos ambientales de nuestras operaciones, en la actualidad se está desarrollando un sistema de gestión ambiental tanto para la sede como para las oficinas sobre el terreno.