UNOPS

Un hogar lejos de casa
La vida en asentamientos temporales en Jordania e Iraq contada desde dentro

COMPARTIR: Facebook LinkedIn Twitter Email

Fotografías: Newsha Tavakolian/Magnum Photos para UNOPS​​​

​​

Mientras Europa tiene dificultades para cobijar dentro de sus fronteras a aquellos que huyen de la violencia y la persecución, los países más cercanos a Siria ya ofrecen refugio a millones de personas.


A pesar de la devastación, las regiones vecinas se están uniendo para asumir la responsabilidad que supone ofrecer una asistencia que vaya más allá de los servicios básicos con el fin de brindar a los residentes de los campamentos la oportunidad de reencauzar sus vidas.

Estas son algunas de sus historias.
​​

Campamento de Za’atari


El campamento de refugiados de Za’atari, abierto en julio de 2012 al este de Mafraq (norte de Jordania), alberga actualmente a cerca de 80.000 refugiados. Muchos de ellos provienen de Dara’a, una ciudad al sudoeste de Siria.

Los residentes de Za’atari cuentan con una amplia variedad de servicios a su disposición, como nueve escuelas y dos más en proceso de construcción, una gran zona comercial y un servicio de policía de la comunidad.




Aisha​

Aisha Fawaz Hariri tiene 38 años y viene de Dara’a. Llegó a Za’atari en 2013 con su marido y sus tres hijos. Ahora es asistente del profesorado en el campamento para conseguir ingresos adicionales para su familia.


No queríamos irnos. Nos quedamos por el sueldo de mi marido, pero le dispararon mientras corría hacia un refugio desde nuestra casa. Ahora tiene la mano derecha paralizada y ha estado sin trabajar durante tres años. Dependemos del apoyo de nuestros familiares, pero ahora puedo trabajar y ayudar a mi familia».

En clase, los niños estudian diferentes asignaturas.




Mohammed

Muchos asistentes del profesorado también residen en el campamento. Mohammed El Saadiin huyó de Dara’a cuando su hogar fue bombardeado y llegó a Za’atari en 2013 con su mujer y sus siete hijos. Ahora Mohammed es asistente del profesorado en la escuela para niños.

/>

La seguridad de mi ciudad era un desastre, de modo que tuvimos que marcharnos. Todo quedó destruido. Me gustaría emigrar a otro país porque creo que es lo mejor para mis hijos. Volver a Siria no es una opción».



La familia Hoshan

En 2012, Thaer Mohamed Hoshan llegó a Za’atari desde Damasco con su mujer Rana Ibrahim Al Sees y sus hijos Mohammed Barra, Omaya, Rebal, Mohammed Iqbal y Hudaifa. Ahora vive en Za'atari, donde supervisa el mantenimiento diario de las escuelas.




Nos encontramos mejor en este campamento. Ahora puedo mantener a mi familia con más facilidad que la mayoría de personas que viven aquí. Pero echo de menos servir a la comunidad y a mi país. Soy muy emotivo y echo de menos mi trabajo [en Siria]».



Campamento de Azraq

Azraq, el campamento de refugiados planificado más grande del mundo, comenzó a aceptar a refugiados sirios en abril de 2014, una vez que Za’atari alcanzó el límite de su capacidad.

El campamento, ubicado a lo largo de un tramo de 15 kilómetros en un desierto rocoso al este de Ammán, alberga a más de 50.000 personas. Cada una de las cuatro comunidades que componen el campamento puede dar cobijo a entre 10.000 y 15.000 refugiados.

En total, Azraq puede ofrecer refugio a un máximo de 130.000 personas.
​​​​
​​


En dos de las comunidades más desarrolladas hay más de cien comercios que gestionan residentes del campamento o habitantes de Jordania. En ellos los residentes pueden comprar alimentos, ropa, juguetes para los más pequeños y artículos de aseo. El campamento también cuenta con una gran tienda de comestibles donde se puede adquirir una amplia variedad de productos.


​​



RUBA

Las autoridades jordanas se encargan de la seguridad del campamento. La teniente Ruba Mohammed El Abaid ha trabajado como oficial de policía en Jordania durante 18 años. Ahora desempeña el cargo de capitana de la policía comunitaria en Azraq, donde supervisa la presencia de otras agentes de la policía de la comunidad y colabora con las mujeres refugiadas en el campamento.



Hemos entablado una relación de confianza con los refugiados y ahora nos ven capaces de resolver los problemas. Además, nuestras patrullas diarias les ayudan a sentirse seguros aquí en Jordania».


Los residentes se enfrentan a una serie de retos. El trabajo de Ruba ayuda a abordar las preocupaciones de los residentes, particularmente las de las mujeres que viven en Azraq.



Los casos que presencio con más frecuencia son los de mujeres y familias que quieren solicitar la repatriación voluntaria, que nos piden que intervengamos en la celebración de matrimonios precoces (de menores de edad) o que están preocupadas porque sus hijos no asisten a la escuela».


​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​



ISA

Isa Hassan reside en Azraq desde mayo de 2014. En Dara’a, su ciudad natal, solía trabajar como vendedor de vehículos de segunda mano. Sin embargo, tras llegar al campamento asumió el cargo de líder de la comunidad. Está orgulloso de su papel como mentor y amigo de muchos vecinos y miembros de su familia ampliada del campamento en Azraq.



Me encantaría volver a Siria si tuviese la oportunidad, pero aquí nos sentimos seguros. Los niños reciben una educación y vivimos en un entorno pacífico y seguro».

Campamento de Harsham



El campamento de Harsham en Erbil, en la región del Kurdistán en Iraq, alberga a cerca de 1.500 desplazados internos iraquís. La mayoría de ellos huyó desde Mosul en 2014.






Samir

Samir Saleh vive en Harsham desde 2014. Llegó con su mujer y sus cinco hijos desde un pueblo a las afueras de Mosul, donde trabajaba como cantero.



Llevo dos años sin trabajar y me encantaría volver a casa, pero aquí estamos más seguros. Solo hay una cosa que pido para mis hijos en estos momentos: una educación. Me reconforta saber que mis hijos pueden asistir a la escuela aquí».


En Harsham, se ha instalado un sistema de iluminación solar en todo el campamento, así como unos dispositivos de recarga de celulares que hacen las veces de fuente de iluminación para las familias.

Ellos [mis hijos] se sienten a salvo aquí gracias al sistema de iluminación solar. Mi esposa a veces pisaba serpientes cuando caminaba en la oscuridad, pero ahora puede salir sin miedo».




​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

​​
¿Quién ayuda en los campamentos?

Este artículo aborda una serie de diferentes iniciativas. Todas las personas mencionadas que han encontrado un empleo han recibido apoyo por parte de los programas de trabajo a cambio de dinero en efectivo de organismos de las Naciones Unidas y ONG. A continuación se presentan a algunas de las partes que proporcionan ayuda.

Campamentos de Za’atari y Azraq en Jordania

Gestión de los campamentos: Gobierno de Jordania y Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR)

Seguridad de los campamentos: Gobierno de Jordania/Dirección de Asuntos de los Refugiados Sirios (SRAD)

Programas de trabajo a cambio de dinero en efectivo: organismos de las Naciones Unidas (incluida UNOPS) y ONG

Entre los otros asociados que proporcionan apoyo se encuentran los siguientes:

Za’atari: ACNUR, Agencia para la Cooperación Técnica y el Desarrollo (ACTED), Bab Al Amood, Christian Blind Mission (CBM), Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Comité Internacional de Rescate (IRC), Consejo Noruego para los Refugiados (NRC), Federación Luterana Mundial (LWF), Finn Church Aid, Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), Fundación Nour Hussein, Fundación Promoción Social de la Cultura (FPSC), Handicap International, International Medical Corps (IMC), International Relief & Development (IRD), JEN, Media Luna Roja de Qatar, Médicos del Mundo, Mercy Corps, ONU-Mujeres, Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Oxfam, Policía Real de Jordania, Programa Mundial de Alimentos (PMA), Questscope, Reino de Arabia Saudita, Relief International, Save the Children International, Save the Children Jordania, Sociedad jordana de asistencia de la salud (JHAS), UNICEF, UNOPS y World Vision International.

Azraq: Acción contra el Hambre (ACF), ACNUR, ACTED, CARE, CICR, Finn Church Aid, Handicap International, IMC, IRC, Mercy Corps, Ministerio de Educación, Ministerio de Obras Públicas y Vivienda, Ministerio de Salud, NRC, OIM, PMA, Questscope, REACH, Relief International, Save the Children, UNFPA, UNICEF, UNOPS y World Vision.

Campamento de desplazados internos de Harsham en el Kurdistán iraquí

Gestión del campamento: ACTED

Sistema de iluminación solar: UNOPS en apoyo de los gobiernos de Canadá y Japón

Entre los otros asociados que proporcionan apoyo se encuentran los siguientes:

ACNUR, ACTED, Barzani Charitable Foundation, Consejo de Erbil para los Refugiados, PMA, UNFPA y UNICEF