UNOPS

26/03/2015

Comunicado de prensa: Japón y UNOPS colaboran para mejorar el acceso humanitario y el saneamiento en Sudán del Sur

JUBA - El Gobierno de Japón contribuirá con 4,1 millones USD a un proyecto implementado por UNOPS que mejorará el acceso humanitario y las condiciones sanitarias para los desplazados internos de Mingkaman, en el estado de Lagos (Sudán del Sur).

Mingkaman es uno de los mayores asentamientos espontáneos del país, pues cuenta con más de 100.000 desplazados internos registrados que huyeron en su mayor parte del vecino estado de Jonglei. A pesar de los continuos esfuerzos por mejorar sus condiciones de vida, la falta de infraestructura sólida, especialmente durante la temporada de lluvias, obstaculiza gravemente el acceso humanitario a las zonas afectadas, mientras que la inseguridad alimentaria sigue siendo un problema serio. 

Ya que el costo para la reconstrucción de carreteras es relativamente elevado, un método de transporte alternativo, barato, energéticamente eficiente y respetuoso con el medio ambiente es el sistema fluvial, en concreto el Nilo Blanco. Gracias a este proyecto se construirá y desarrollará infraestructura hídrica, como embarcaderos, instalaciones de descarga y espacios de almacenamiento, que permitirán que organismos de las Naciones Unidas y organizaciones no gubernamentales presten ayuda humanitaria esencial a los desplazados internos, al mismo tiempo que reducirán la inseguridad alimentaria en Mingkaman. Además, el sistema de transporte basado en el agua permitirá que estas organizaciones amplíen sus operaciones humanitarias y de socorro de manera eficiente y eficaz en función de los costos, independientemente de la temporada.

Las ya frágiles condiciones sanitarias en Mingkaman se están deteriorando debido al notable incremento del número de desplazados internos en 2014. Como consecuencia, el riesgo de brotes de enfermedades contagiosas y transmitidas por el agua es mayor y empeora con el comienzo de la temporada de lluvias. Para evitarlo, el proyecto también establecerá un sistema de drenaje dentro del asentamiento en un intento por mejorar las condiciones de vida de la población afectada.

El Sr. Takeshi Akamatsu, Embajador de Japón en Sudán del Sur, afirmó: «El transporte fluvial en Sudán del Sur es la clave para mejorar la capacidad de transporte y para reducir el costo operacional de la asistencia humanitaria. Además, la mejora de las condiciones sanitarias prevendrá otro brote de cólera como el que se extendió por el país en 2014. Creo que este proyecto tendrá consecuencias importantes y positivas para la población que sufre este prolongado conflicto».

El Sr. Paul Cruickshank, Director de la oficina de UNOPS en Sudán del Sur y Representante de la organización en el país, declaró: «Colaboramos estrechamente con el Gobierno de la República de Sudán del Sur y ya estamos movilizando recursos para poder implementar este proyecto de la manera más rápida y eficaz posible. UNOPS sigue comprometida a conseguir un cambio significativo y positivo para la población de Sudán del Sur».

Se calcula que unos 6,4 millones de personas en el país necesitarán asistencia humanitaria en 2015, según el Plan de respuesta humanitaria para Sudán del Sur de 2015 de la Oficina de las Naciones Unidas de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH).

Si desea más información, póngase en contacto con:

Aiko Hino, Gestora de proyectos de UNOPS (aikoH@unops.org o número de teléfono +211(0)954735534)

Hisako Ishizaki, Primera Secretaria de la Embajada de Japón en Sudán del Sur (hisako.ishizaki@mofa.go.jp o número de teléfono +211(0)959003152)