UNOPS

12/05/2014

La historia de tres proyectos innovadores

UNOPS aplica un planteamiento innovador a los proyectos que gestiona, desde recurrir a actuaciones circenses para divulgar mensajes sobre agua e higiene en Nicaragua hasta ayudar a Gambia a producir queso a nivel local por primera vez.

Los gestores de proyectos de UNOPS siempre buscan mejores formas de hacer las cosas. Durante la tercera semana de la campaña She Builds, "She Builds innovación", en UNOPS destacamos tres proyectos diferentes.

La historia de Yolanda: Un circo para mejorar las condiciones de vida

En el marco de un programa de agua y saneamiento en Nicaragua, la gestora de proyectos de UNOPS Yolanda Paredes Gaitan buscó soluciones innovadoras para hacer frente a los múltiples desafíos que presentaba el proyecto. El programa, financiado y desarrollado por la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), se implementó en 260 escuelas y en cinco comunidades ayudó a reducir la incidencia de las enfermedades que se atribuyen a la falta de agua y saneamiento y, al mismo tiempo, sensibilizar a la población sobre la salud. Yolanda comenta la importancia de las soluciones en materia de agua para las mujeres en la comunidad y cómo superaron los desafíos.

«Una de mis escenas favoritas del circo es la de una niña que está trabajando con su madre y se da cuenta de lo difícil que resultan las tareas diarias cuando no se cuenta con una fuente de agua segura.

El programa contaba con un amplio público objetivo, desde niños de cuatro años hasta adultos de mediana edad. Queríamos sensibilizarlos sobre los problemas del agua y compartir con ellos la importancia de ser guardianes de las cuencas, que son el recurso central de los sistemas hídricos. No obstante, dirigirse a grupos tan diferentes es un desafío, ya que queríamos encontrar la forma de hablar con todos ellos utilizando sus propios términos. Asimismo, tuvimos que enfrentarnos a las funciones que se asignan tradicionalmente a cada género en las comunidades.

Entre todos, se nos ocurrió la idea de "El Circo del agua". Pensamos que sería una manera única de dirigirse a todos los miembros del público y, al mismo tiempo, sensibilizar y plantear ideas sobre la igualdad entre los géneros, la sostenibilidad y el agua y el saneamiento.

Vea este vídeo sobre el Circo del agua en Nicaragua.

El circo apela a la risa y resulta entretenido, pero también trasmite la importancia de cuestiones relacionadas con el agua y el saneamiento. Cuando trabajamos con la compañía de teatro, nos aseguramos de que la protagonista de la obra fuera una niña, de forma que pudiéramos abordar también cuestiones de género, concretamente, el impacto directo que tienen las soluciones hídricas en las actividades diarias de las mujeres en la comunidad».

Lea la historia completa del Circo del agua aquí.

Producción de queso en Gambia

A menudo se considera que Gambia depende de las importaciones de leche y otros productos lácteos ya que los proveedores locales no pueden cubrir la demanda. El país tiene la capacidad de elaborar productos lácteos, pero solía desperdiciarse una gran cantidad de leche debido a su carácter perecedero, lo que a su vez limitaba la producción de otros productos lácteos como el queso.

Para abordar este problema, gracias a un programa regional de ganadería en África Occidental (PROGEBE) y con financiación del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), UNOPS ayudó a la comunidad a producir queso localmente por primera vez.  

Uno de los objetivos clave de este proyecto era establecer diferentes plataformas de innovación en las localizaciones de los proyectos, a la vez que se trabajaba con las comunidades locales para evaluar sus oportunidades y limitaciones con el objetivo de determinar dónde se podrían introducir innovaciones y reforzarlas.

La producción de queso se veía como una forma de reducir las pérdidas relacionadas con el deterioro y como fuente de empleo e ingresos para los miembros de la comunidad. También se construyó una lechería pequeña, que funciona gracias a la energía de paneles solares, para que la gestionaran las mujeres locales.

Los miembros de la comunidad recibieron formación sobre cuestiones de higiene, el proceso de producción y los pasos necesarios para elaborar varios tipos de queso, entre los que se incluyen condimentación y conservación. El día después de la formación se sirvió queso blando, ya que no necesita pasar por un largo proceso de curación. Muchos de los participantes probaban por primera vez el queso y les gustó el producto final.

Actualmente hay 67 mujeres en la asociación que se encarga de gestionar la lechería, donde trabajan guardias de seguridad y cinco mujeres a tiempo completo en la recogida de leche y su procesamiento.  La organización de las mujeres ha desarrollado un plan de negocio, ha abierto una cuenta bancaria y recibe ingresos esperanzadores.

El amplio programa regional recibe financiación de FMAM, está implementado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y lo ejecuta UNOPS. El Banco Africano de Desarrollo también participa en la cofinanciación del proyecto.

  

El teléfono como herramienta de aprendizaje

El Proyecto para una policía democrática en Afganistán, financiado por el Gobierno de los Países Bajos, tiene como objetivo aumentar la capacidad policial para atender y proteger a las personas, así como empoderar a la sociedad civil afgana para contar con una policía responsable.

Con el objetivo de solucionar el problema del analfabetismo entre las mujeres de la policía afgana, las alumnas han recibido celulares equipados con un software interactivo de alfabetización. El software sigue el plan nacional de alfabetización adulta y compensa el tiempo insuficiente de enseñanza, la escasez de profesores y otras barreras que dificultan el aprendizaje en clase. El aumento de la alfabetización entre las agentes de policía supone que pueden llevar a cabo sus tareas de manera más eficiente y tener mejores oportunidades en lo referente a su trayectoria profesional.

Tras completar la formación de alfabetización, una agente de policía del departamento de tráfico de Herat puede leer y escribir las matrículas de los coches. Otras dos agentes pueden distinguir documentos y escribir los nombres de los sospechosos.

Estos beneficios tienen un impacto de gran alcance. Si las agentes de policía pueden leer, ya no están limitadas para desempeñar otros papeles. Por ejemplo, las agentes de policía que antes solo podían realizar tareas como realizar cacheos tienen ahora la oportunidad de unirse a otros departamentos como el de tráfico, seguridad o el de investigación penal.

Este aprendizaje ha creado nuevas posibilidades para las agentes de policía afganas, ya que ahora pueden ocupar puestos superiores al mismo tiempo que se promueve la igualdad en el lugar de trabajo de forma más general.

Nuestro trabajo