UNOPS

Lucha para combatir la amenaza al control de la malaria

La aparición en cinco países de la subregión del Gran Mekong del parásito resistente a los medicamentos basados en la artemisinina y a sus derivados está amenazando gravemente el control y la eliminación de la malaria en todo el mundo. ​​​​​


Fotografía: Fondo Mundial/ John Rae​​​​​​​​

​​​​​

UNOPS es el organismo receptor principal de un subsidio de 100 millones USD del Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria destinado a gestionar la Iniciativa Regional sobre la Resistencia a la Artemisinina (RAI) en cinco países de la subregión del Gran Mekong

Gracias a esta financiación sin precedentes para un único subsidio regional, la iniciativa combate las amenazas contra los avances conseguidos en el ámbito del control de la malaria.​




Antecedentes


La malaria es una enfermedad potencialmente mortal transmitida por la picadura de mosquitos infectados. Según la Organización Mundial de la Salud, esta enfermedad prevenible y curable se cobró la vida de más de medio millón de personas en 2013.

Hasta la fecha, la artemisinina y sus derivados, un conjunto de potentes medicamentos basados en plantas, han proporcionado la mejor defensa contra la malaria por P. falciparum sin complicaciones. Los derivados de la artemisinina se administran en combinación con fármacos asociados para reducir el número de parásitos en la sangre de los pacientes durante los tres primeros días del tratamiento.

EN 2013
LA MALARIA
CAUSÓ MÁS DE
MEDIO MILLÓN
DE MUERTES

Las terapias combinadas basadas en la artemisinina han desempeñado un papel esencial en la reducción de la prevalencia de la malaria en todo el mundo.

Por desgracia, se han detectado focos de parásitos resistentes a la artemisinina en Camboya, Laos, Myanmar, Tailandia y Vietnam. Esta resistencia se debe al uso inadecuado de dichas terapias combinadas y a la amplia disponibilidad de monoterapias orales basadas en la artemisinina, así como medicamentos que no cumplen los estándares. La creciente resistencia a las terapias combinadas amenaza con detener los avances conseguidos en materia de control de la malaria a nivel mundial.

La iniciativa RAI, de tres años de duración, comenzó en 2014 y su objetivo es combatir la propagación de la resistencia a la artemisinina y acelerar la eliminación de la malaria por P. falciparum en la subregión del Gran Mekong. El planteamiento coordinado y polifacético ante esta emergencia incluye aspectos como el diagnóstico, el tratamiento, la prevención y la educación.

La iniciativa RAI en Camboya

La iniciativa RAI está activa en 18 de las 21 provincias de Camboya donde la malaria es endémica. Como receptor principal de los ocho beneficiarios, UNOPS coordina, supervisa y evalúa las actividades para el control de la malaria que llevan a cabo diferentes organismos gubernamentales y ONG. Las actividades del programa se clasifican en tres grandes áreas de intervención:


Gestión de los casos

La iniciativa RAI recurre a diferentes planteamientos para gestionar la malaria, entre otros: la detección de la enfermedad a través de pruebas de diagnóstico rápido o microscopia; la educación para promover los cambios en el comportamiento y la capacitación de profesionales médicos en el uso de microscopios y otros equipos; y el fortalecimiento de la aplicación de la ley y de las normas de inspección en las fronteras para detener la proliferación de medicamentos falsificados o que no cumplen los estándares, especialmente a través del uso de equipos móviles para el análisis de fármacos.

Control de los vectores

La distribución gratuita de mosquiteros para camas y hamacas tratados con insecticidas de acción prolongada en zonas donde la población tiene acceso limitado a estos recursos reduce considerablemente la exposición a las picaduras de mosquito. La distribución de los mosquiteros se combina a menudo con una capacitación básica sobre cómo y dónde usarlos y sobre la importancia que tienen.


Supervisión y evaluación

Las actividades de la iniciativa son supervisadas y evaluadas de cerca. Las evaluaciones de la capacidad, los controles puntuales y las comprobaciones sobre el terreno calculan el impacto de las intervenciones y generan información que determina la eficacia global de la iniciativa RAI para detener la propagación de la resistencia a la artemisinina.

Si desea obtener más información sobre este importante trabajo que podría cambiar el curso de la malaria en todo el mundo, visite la página web de la iniciativa RAI.



​​​​​​​​