UNOPS

11/12/2012

Consolidación de la estabilidad gracias a las comunidades de Sudán del Sur

El ganador del Proyecto del Año de UNOPS en 2011 fue un proyecto de estabilización en Sudán del Sur, donde comunidades locales ayudaron a planificar y construir nuevas instalaciones de agua esenciales y edificios de seguridad para reducir la inseguridad.

Contexto

«UNOPS ha demostrado su capacidad para hallar soluciones innovadoras para conseguir resultados en algunos de los lugares más remotos, inaccesibles e inseguros de Sudán del Sur de manera conveniente y rentable».

Kunal Dhar
Coordinador de programas de estabilización del SSRF dirigidos por el PNUD, Unidad de prevención de crisis y de recuperación del PNUD en Sudán del Sur

Lagos sigue siendo uno de los estados más pobres y más afectados por conflictos de los diez que conforman Sudán del Sur tras los 22 años de guerra civil que destruyeron la infraestructura socioeconómica del país y desplazaron a muchos habitantes. La escasez de fuentes de agua seguras y adecuadas, especialmente durante la estación seca, es uno de los factores determinantes del conflicto entre las comunidades de pastores. En muchos casos, las mujeres ponen en peligro su seguridad caminando hasta cuatro horas al día para conseguir agua durante la estación seca. Las comunidades también se ven forzadas a compartir el agua con el ganado, lo que implica riesgos sanitarios, y la migración de estos animales a zonas húmedas provoca disputas. Esto se complica aún más debido a la limitada presencia del Gobierno y de la infraestructura del Estado de derecho en zonas remotas e inseguras.

Perspectiva general del programa

A fin de promover la paz y la seguridad en el estado de Lagos, el PNUD coordinó el desarrollo del Programa de estabilización del estado de Lagos, en colaboración con UNOPS y el PMA, bajo el Gobierno estatal. El programa recibió una financiación de más de 24 millones USD por parte del Fondo para la Recuperación de Sudán del Sur (SSRF).

UNOPS ha ejecutado dos elementos fundamentales del programa: depósitos de agua para el ganado y pozos de agua para el consumo humano, así como comisarías de policía y tribunales en zonas propensas a los conflictos. Los ingenieros de UNOPS han trabajado estrechamente con homólogos del Gobierno locales y estatales y con las comunidades afectadas a lo largo de la ejecución del programa.

En nombre de sus asociados, UNOPS había construido con éxito a mediados de 2012 cuatro depósitos de agua, cada uno con capacidad para almacenar 30.000 metros cúbicos de agua, y 16 perforaciones. Para apoyar la extensión de la autoridad del Gobierno estatal y del Estado de derecho en zonas inseguras y propensas a los conflictos, UNOPS también construyó y equipó siete comisarías de policía y siete tribunales.

Cómo añadimos valor

A pesar de trabajar en entornos desafiantes y remotos con múltiples asociados, en condiciones de seguridad impredecibles y bajo limitaciones meteorológicas y del terreno, UNOPS entregó el proyecto antes de lo previsto y dentro del presupuesto acordado.

Rentable y sostenible

UNOPS se centró en maximizar todos los recursos para producir el mayor beneficio posible para los asociados y las comunidades. A través de una gestión rentable del proyecto, fuimos capaces de ampliar los fondos disponibles a fin de comprar más bienes de los pensados en un principio, tales como mobiliario y equipos de suministro de energía. Además, nos centramos en la sostenibilidad del medio ambiente, instalando por ejemplo bombas de agua que funcionan con energía solar para los depósitos de agua. UNOPS busca proporcionar energía solar a todos los edificios construidos para así reducir los costos de mantenimiento y operacionales a largo plazo para las autoridades estatales.

Involucrar a las comunidades

El PNUD llevó a cabo exhaustivas consultas con las comunidades, las cuales guiaron el diseño del proyecto. El objetivo del ejercicio de consulta, el cual incluyó a hombres, mujeres y niños de la población local, fue analizar las causas del conflicto percibidas y acordar intervenciones clave a fin de tratar estas cuestiones recurrentes, así como mejorar la seguridad en general.

UNOPS trabajó con sus asociados para identificar la ubicación adecuada para cada instalación y cumplir así mejor con las necesidades de las comunidades afectadas. El proyecto también colaboró con el Gobierno estatal en los diseños, así como en una evaluación y un estudio topográficos de las carreteras para su rehabilitación.

Desarrollar la capacidad

UNOPS se centró en el desarrollo de la capacidad local al trabajar en estrecha colaboración con ingenieros del Ministerio estatal de Infraestructura Física de Lagos y al realizar tareas de supervisión conjuntas, capacitando a trabajadores locales en métodos de construcción y gestión de las instalaciones de agua. El proyecto ha proporcionado las herramientas y el equipamiento necesarios para apoyar y garantizar que las comunidades locales sean propietarias de las instalaciones construidas, las cuales también mantendrán.

Siempre que fue posible, UNOPS contrató a población local para llevar a cabo los trabajos de construcción, centrándose especialmente en los jóvenes, las mujeres y los excombatientes. Este método basado en la mano de obra involucró a grupos y contratistas de la comunidad local a fin de ofrecer trabajos duraderos y sostenibles a la vez que se respetaron los estándares internacionales. En total, se generaron más de 15.000 días de trabajo para la población local.

Mejorar vidas

El proyecto ha contribuido a los objetivos del Fondo para la Recuperación de Sudán del Sur para la recuperación a medio plazo del país. Con el aumento de la presencia policial y el acceso a la justicia en la mayoría de las zonas propensas a los conflictos del estado de Lagos, las comunidades están empezando a sentirse más seguras. «Solíamos viajar varios kilómetros para conseguir agua para la comisaría de policía y dejábamos a algunos oficiales al cargo durante la estación seca», afirmó el Jefe de policía del condado de Rumbek del Norte, en el estado de Lagos. «Pero ahora que tenemos agua en la comisaría podemos centrarnos en proporcionar seguridad a nuestra gente».

Ahora se están creando nuevos pueblos y negocios en los lugares donde se han construido comisarías, tribunales y depósitos de agua, ya que las comunidades quieren vivir y trabajar en zonas bien protegidas.

Nuestro trabajo