UNOPS

30/06/2016

Limpieza por el bien de la comunidad

El municipio de Kattankudy (Sri Lanka) tenía que hacer frente a enormes cantidades de basura y a la falta de un recinto para su eliminación. Gracias a la UE, UNOPS implementa un programa de gestión sostenible de residuos que beneficia a 80.000 residentes.

​El municipio densamente poblado de Kattankudy, situado en la costa oriental de Sri Lanka, no disponía de un área designada legalmente para la eliminación de residuos. Debido a los problemas relacionados con la gestión de desechos que sufría todo el distrito y a la falta de un plan sostenible, las autoridades locales decidieron que los desperdicios se depositasen por todo el entorno y en una laguna cercana.​

En 2012, los residentes organizaron la primera protesta pública ante el Consejo Urbano, la autoridad local encargada de la gestión de residuos. El objetivo era exigir una solución sostenible para la eliminación de desechos que no dañase el medio ambiente. Como respuesta, las autoridades locales reubicaron la basura en un vertedero situado a 160 kilómetros. Sin embargo, esta solución era demasiado costosa como para garantizar su sostenibilidad y poco después la laguna volvió a utilizarse como vertedero.

 

La comunidad no estaba satisfecha con los servicios de recolección de basura y los residuos sólidos desechados en las áreas colindantes presentaban una amenaza para el entorno y la salud de los residentes. ​Fotografía: UE Sri Lanka/EU-SDDP


Tras una segunda protesta, las autoridades locales destinaron unos terrenos para construir unas instalaciones de gestión de residuos en un esfuerzo por encontrar una solución sostenible al problema. Debido a la falta de conocimientos técnicos y a la deficiente capacidad de funcionamiento, el Consejo Urbano no pudo mantener las operaciones y las instalaciones quedaron inutilizadas.​

Una vez más, los residentes tomaron las calles.​

Pero esta vez, el Consejo Urbano de Kattankudy se puso en contacto con UNOPS. En el marco del Programa de la Unión Europea de Apoyo al Desarrollo del Distrito (EU-SDDP), UNOPS colaboró con el Consejo Urbano para encontrar una solución a largo plazo al creciente problema de la eliminación de residuos a través de consultas con las comunidades locales y otras partes interesadas.

UNOPS brindó apoyo en actividades relacionadas con las infraestructuras, la planificación y gestión financiera y operacional, y el desarrollo de la capacidad y las habilidades, así como la capacitación y sensibilización de la comunidad. Asimismo, ayudó a crear mecanismos de supervisión, incluido un sistema de seguimiento en línea para la recolección de residuos.​

 

UNOPS dirigió la mejora de las instalaciones de gestión de residuos y adquirió camiones de basura para aumentar la eficacia del proceso de recolección. ​Fotografía: UE Sri Lanka/EU-SDDP


 

Los equipos impartieron capacitación en el lugar de trabajo para el personal de las instituciones locales y realizaron un seguimiento continuo. Con el objetivo de garantizar la salud y la seguridad de los trabajadores, UNOPS adquirió equipos de protección y organizó campañas de inmunización y sensibilización sobre seguridad laboral e higiene personal. ​Fotografía: UE Sri Lanka/EU-SDDP


Para garantizar la sostenibilidad del proyecto se identificaron varias fuentes de ingresos.​

 

Se construyó un depósito de abono en el que se aprovechan los materiales orgánicos de los desechos sólidos para producir abono apto para la agricultura orgánica. ​Fotografía: UE Sri Lanka/EU-SDDP


 

La comercialización del abono aporta ingresos al Consejo Urbano cuando se vende a agricultores de productos orgánicos que lo emplean como una alternativa más saludable a los acondicionadores de suelo sintéticos. ​Fotografía: UE Sri Lanka/EU-SDDP


 

La recuperación de recursos a través de la recolección y el comercio de desechos reciclables fomenta la actividad económica local y minimiza la contaminación del medio ambiente. ​Fotografía: UE Sri Lanka/EU-SDDP


Con el objetivo de informar a la comunidad, UNOPS organizó debates públicos, visitas educativas a los hogares, campañas públicas y actividades de capacitación y orientación. La capacitación comunitaria se centró en la importancia de la separación y reducción de residuos, la producción de abono, la generación de ingresos, los riesgos asociados con la incorrecta manipulación de residuos, y el concepto de las 3 R: reducir, reutilizar y reciclar.​

 

Un total de 45.000 personas recibieron capacitación sobre la importancia de la correcta manipulación de residuos y sus responsabilidades. ​Fotografía: UE Sri Lanka/EU-SDDP


Los directores regionales de educación y los directores y profesores de escuelas recibieron capacitación sobre la gestión de residuos. Además, se implementaron varios programas educativos en las escuelas.​

 

También se organizaron competiciones para animar a los alumnos a reflexionar sobre la gestión de residuos en su contexto local. ​Fotografía: UNOPS/Simonetta Siligato

 ​

Ahora, los miembros de la comunidad contribuyen a la gestión sostenible de residuos a través de la separación de desechos y la aplicación de los conceptos de reducir, reutilizar y reciclar. El 60% de los residuos generados por los beneficiarios son materiales biodegradables y propician el compostaje, mientras que un 40% son desechos residuales que se desvían al vertedero.​

UNOPS colaboró con una destacada empresa de servicios de telefonía móvil en Sri Lanka para crear un moderno sistema de seguimiento del transporte para la recolección de residuos y aumentar la eficacia del proceso de recolección. Este sistema es el primero de esta naturaleza en el país.​

 

Una aplicación móvil para el seguimiento de la recolección de residuos garantiza que este proceso se realice de forma regular. ​Fotografía: UE Sri Lanka/EU-SDDP

Además, se organizaron programas de capacitación para que las autoridades locales mejorasen sus habilidades de planificación, gestión y seguimiento. Se proporcionó asistencia técnica para las operaciones a través del desarrollo de planes de rutas y mapas para la recolección de residuos, la recolección oportuna de desechos aptos para formar abono frente a los residuos desechables, y la mejora de las prácticas de reciclaje.​

 

Gracias a la constante participación de los residentes de Kattankudy, la población local ahora conoce mejor sus responsabilidades ambientales y goza de un entorno limpio y unos servicios de gestión de residuos mejorados. ​Fotografía: UE Sri Lanka/EU-SDDP

UNOPS implementa programas para la gestión de residuos sólidos en otras 11 instituciones locales en el distrito de Batticaloa en el marco del programa EU-SDDP. El programa de la UE, con una dotación ec​onómica de 60 millones EUR, está destinado a apoyar al Gobierno de Sri Lanka en materia de desarrollo social y económico en siete distritos del país azotados por los conflictos.​