UNOPS

25/02/2013

Reparaciones de emergencia permiten el acceso humanitario a Sudán del Sur

UNOPS ofrece servicios de infraestructura de emergencia para ayudar a organizaciones humanitarias a mantener abiertas las rutas de abastecimiento que llegan a más de 180.000 refugiados de áreas remotas de Sudán del Sur.

South-sudan_support-to-Maban_960x416

Contexto

El estado del Alto Nilo se sitúa en la esquina noreste del nuevo e independiente Sudán del Sur. De acuerdo con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), en este estado viven 110.000 personas que han buscado refugio en la zona tras haberse dirigido hacia el sur para huir de Sudán y del conflicto actual en las zonas fronterizas de alrededor.

En 2012, la estación de lluvias empeoró las condiciones de vida de los refugiados y aumentó la incidencia de enfermedades tales como la malaria y la hepatitis E. El acceso a suministros humanitarios en los cuatro campamentos de refugiados del condado de Maban (Gendrassa, Doro, Jammam y Yusuf Batil) se vio gravemente obstaculizado por las lluvias, lo que conllevó que esta región fuese una de las de más difícil acceso a la hora de prestar socorro.

UNOPS ha estado proporcionando apoyo logístico a los esfuerzos humanitarios presentes en la región, para lo que se aseguró de que las rutas por carretera y por aire permanecieran abiertas para las actividades de socorro. Entre estas actividades se incluyen la entrega de suministros médicos, agua y comida por parte del ACNUR y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), así como Médicos Sin Fronteras y una serie de organizaciones no gubernamentales. También se están entregando otros artículos no alimentarios que son esenciales, tales como mantas, bidones, mosquiteros y lonas de plástico

Frédéric Cussigh, Director de la Oficina del ACNUR en Maban, afirmó: «La principal carretera de abastecimiento ya se ha cerrado dos veces debido a las inundaciones. Sin la diligencia de UNOPS a la hora de arreglarla, habría sido imposible entregar la comida a tiempo y su retraso habría tenido graves consecuencias en una población de refugiados muy vulnerable.»

Responder ante la crisis

A petición del clúster de logística de las Naciones Unidas, la Unidad de respuesta de emergencia (ERU) de UNOPS ha ofrecido servicios de construcción constantes con el fin de asegurar que las pistas de aterrizaje permanezcan abiertas para los vuelos con ayuda humanitaria y que las carreteras de acceso sigan operativas para los vehículos que transportan suministros vitales.

La Unidad de respuesta de emergencia ayuda a sus asociados a suplir los vacíos de capacidad en materia de infraestructura y a prestar socorro donde más se necesita, mediante la reparación de vías de transporte cruciales afectadas por los conflictos, el abandono o las fuertes lluvias. UNOPS, al reaccionar rápidamente y reparar carreteras, puentes y pistas de aterrizaje, apoya una serie de intervenciones humanitarias vitales dirigidas por asociados de la ayuda y el desarrollo en Sudán del Sur.

El estado del Alto Nilo

UNOPS ha rehabilitado por completo la superficie del aeródromo de Maban, lo que ha dado lugar a una nueva pista de aterrizaje de 1.400 metros operativa con todo tipo de condiciones meteorológicas. Esto permitirá un mayor número vuelos de ayuda humanitaria con aviones de mayor capacidad y en los que se podrá transportar una mayor cantidad de suministros. La nueva superficie se terminó en seis semanas y empleó un método basado en la mano de obra que aportó ingresos muy necesarios a la comunidad local..

Asimismo, UNOPS ha finalizado la mejora de los 74 kilómetros de carretera que unen Bunj y Jamman. La nueva superficie de la carretera permite la entrega de la ayuda gracias a una ruta de suministros constante que conecta los principales centros de acogida de refugiados en el condado de Maban.

Estas actividades fueron financiadas con las contribuciones de la Oficina de Asistencia para Desastres en el Extranjero de USAID, la Dirección General de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea (ECHO) y el Fondo Humanitario Común para Sudán del Sur, un fondo común cuyo fin es el de suministrar ayuda humanitaria y que recibe el apoyo de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El estado de Unidad

El campamento de refugiados de Yida, muy próximo al estado de Unidad, ha experimentado un incremento en el número de recién llegados y cuenta con unas 70.000 personas vulnerables que necesitan ayuda. Para apoyar las operaciones de distribución de comida del PMA en este campamento, UNOPS ha construido una pista de aterrizaje de 800 metros que ha permitido reducir rápidamente la cantidad de comida que se entregaba en Yida lanzándola desde un avión, método que resultaba más caro. El trabajo se completó sin necesidad de emplear maquinaria pesada.

Samson Mwangi, Oficial Jefe de Transporte Aéreo del Servicio Aéreo Humanitario de las Naciones Unidas de Sudán del Sur, dijo: «Gracias al equipo de UNOPS por el trabajo tan bien hecho tanto en Yida como en Maban a pesar de las dificultades encontradas. Ahora, en el aeródromo de Maban será posible operar con un avión más grande, con capacidad para más de 30 pasajeros, y con cargamentos de ayuda de mayor tamaño. Antes de las mejoras solo podían aterrizar aviones con capacidad para cuatro pasajeros. Esperamos seguir trabajando juntos en 2013 y maximizar la financiación de los donantes con el objetivo de mejorar aún más la entrega de ayuda humanitaria.»

UNOPS planea entablar charlas con el ACNUR, así como con donantes y con otras partes interesadas del clúster de logística, acerca de la ampliación de las operaciones para el mantenimiento del acceso al campamento de Yida durante 2013.

Continuar apoyando las actividades de socorro

El Llamamiento Unificado de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas de 2013 para Sudán del Sur solicita 1.160 millones USD para actividades que reduzcan el sufrimiento, brinden protección e incrementen la resistencia de los más vulnerables del país. Como parte de este llamamiento, el clúster de logística de las Naciones Unidas solicita más de 60 millones USD con vistas a proveer de funciones vitales de apoyo logístico a la comunidad humanitaria. Está previsto que a UNOPS se le asignen unos 10 millones USD para operaciones en carreteras y aeródromos, necesarias para dar acceso humanitario a las zonas en crisis.

Nuestro trabajo