UNOPS

02/10/2014

Las comunidades reconstruyen mejor en Haití

El Día Mundial del Hábitat reconoce el derecho básico de todo el mundo a una vivienda adecuada. Para conmemorar este día, decidimos volver a visitar uno de los proyectos de reconstrucción que UNOPS ha apoyado en Haití tras el terremoto de 2010.

En agosto de 2011, UNOPS comenzó a apoyar un proyecto de reconstrucción de gran escala en el área metropolitana de la capital de Haití, Puerto Príncipe, con el objetivo de ayudar a más de 33.000 familias a volver a la normalidad después de que sus barrios quedaran destrozados tras el desastre.

El proyecto 16 barrios/6 campamentos (16/6) se creó con el fin de cerrar seis de los campamentos de desplazados internos y reubicar a sus habitantes en 16 barrios recién rehabilitados, con financiación del Fondo para la Reconstrucción de Haití.

UNOPS fue elegida para diseñar e implementar las obras de construcción de vivienda e infraestructura de bajo costo en ocho de los barrios, con un presupuesto de más de 16 millones USD.

El proyecto es fruto de una asociación integrada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), y supervisado por el Gobierno de Haití.

Puesto que en el pasado los barrios de bajos ingresos de Puerto Príncipe se habían construido con poca o ninguna planificación y con materiales y métodos de construcción de poca calidad, muchos se vieron gravemente afectados por el terremoto, que provocó la muerte de más de 220.000 personas y dejó a más de 1,5 millones sin hogar.

Muchos de los residentes de estos barrios densamente poblados no tuvieron más remedio que reasentarse en los campamentos de los alrededores, entre ellos Place St. Pierre, Place Boyer, Primature, Canapé Vert, Stadium Silvio Cator y Maïs Gâté, que ahora están cerrados.

Durante la fase de emergencia que siguió al terremoto, UNOPS llevó a cabo más de 400.000 evaluaciones de edificios, reparó más de 800 viviendas y construyó más de 1.500 refugios en varios barrios informales de Puerto Príncipe.

Durante la fase de recuperación, UNOPS se encargó de la reparación y reconstrucción de viviendas dañadas para que cumplieran con los estándares de mitigación de riesgos, así como de la mejora de la infraestructura de la comunidad, por ejemplo instalaciones de saneamiento y gestión de residuos, caminos transitables y acceso a agua potable y otros servicios.

El proyecto 16/6 creó casi 110.000 días de trabajo para la población local y UNOPS contrató al 95% de la mano de obra de entre la comunidad local, entre la que se incluía un gran número de mujeres.

UNOPS ya ha reparado más de 1.530 viviendas y pretende construir 750 nuevas en algunos de los barrios más difíciles de la capital.

Para combatir la violencia de bandas en los barrios rehabilitados, UNOPS ayudó a que los residentes se sintieran más seguros mediante la instalación de cientos de farolas solares y la construcción de las nuevas viviendas de acuerdo con una buena gestión del espacio público para ayudar a mitigar los problemas sociales.

Más allá de un simple trabajo de construcción, el planteamiento de UNOPS está enfocado a la construcción de viviendas e infraestructuras resilientes como base para la creación de entornos y comunidades productivas y autosuficientes.

Las nuevas viviendas cuentan con trabajos realizados por artistas locales, como mosaicos y dibujos.

Se contrató a empresas locales y se capacitó a más de 150 trabajadores de la construcción, todo esto con la colaboración de la OIT, que lleva a cabo el primer programa oficial de formación profesional de Haití.

Con la sostenibilidad siempre como prioridad, UNOPS capacitó a los propietarios de las viviendas en técnicas de construcción para ayudarles a mantener sus casas en el futuro, respetando la cultura local. UNOPS también estableció comités de gestión formados por personas que viven en los barrios rehabilitados y donó equipamiento a estos grupos para ayudar a garantizar el mantenimiento continuo.

El proyecto 16/6 es fruto de la colaboración de cuatro organizaciones ejecutoras que refleja el objetivo de las Naciones Unidas "Unidos en la acción".

Fotografías: UNOPS/Claude-André Nadon