UNOPS

16/08/2013

Recuperación de los medios de vida en Sri Lanka

Se están construyendo más de 20 nuevos puertos pesqueros y fondeaderos en Sri Lanka gracias a un programa de rehabilitación de las áreas costeras destruidas por el tsunami de 2004.

Financiada por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), esta iniciativa de 10,7 millones USD está trabajando para mejorar las instalaciones pesqueras y aumentar los ingresos de las comunidades pesqueras, con más de 100.000 beneficiarios.

En colaboración con el Ministerio de Pesca y Recursos Acuáticos de Sri Lanka, UNOPS está implementando en siete distritos este proyecto que comenzó en 2009.

Contexto

En su día, el Gobierno desarrolló el proyecto después de que el tsunami devastara gran parte de la infraestructura pesquera, incluyendo locales de subasta, centros comunitarios y el acceso a agua dulce, dañando considerablemente los medios de vida de las comunidades pesqueras.

Después de que el Gobierno se enfrentara a numerosos problemas insalvables, se contrató a UNOPS para gestionar el proyecto, y se le encargó rediseñarlo y dirigir la implementación de todas las actividades relativas a la construcción.

Involucrar a las comunidades

Para asegurarse de cubrir todas las necesidades locales, UNOPS llevó a cabo una serie de consultas a autoridades locales, grupos de la sociedad civil y comunidades pesqueras tanto en las fases de planificación del proyecto como durante su implementación. Puesto que la pesca en Sri Lanka la practican tradicionalmente todos los miembros de la familia, con una importante participación de las mujeres, UNOPS se aseguró de que se las consultara en las reuniones.

Se crearon oficinas en tres distritos para que el personal de UNOPS pudiera coordinar su implicación con las partes interesadas locales y supervisar el progreso diario en los 21 emplazamientos de los proyectos. Empleando a población local como mano de obra, el proyecto ha generado 105.000 días de trabajo hasta el momento.

Para garantizar el uso a largo plazo de la nueva infraestructura, UNOPS también impartió formación al personal del Ministerio en el lugar de trabajo y les mostró el funcionamiento y mantenimiento de las instalaciones de almacenamiento de combustible y hielo.

Tras la implementación de este proyecto, el Ministerio ha reproducido los diseños elegidos para los edificios de la infraestructura pesquera en otros proyectos de la costa este de Sri Lanka.

Retos superados

Durante la construcción de los puertos y fondeaderos, el trabajo de ingeniería naval se vio afectado por varios problemas, como grandes marejadas inesperadas. Sin embargo, el equipo del proyecto diseñó un método innovador para lidiar con este cambio en las condiciones: construir barreras adicionales temporales sin que esto supusiera un aumento en los costos.

Como de costumbre, la salud y la seguridad fueron prioridades máximas, trabajando solo cuando las condiciones climáticas eran favorables y dotando de indumentaria de protección a los equipos que trabajaban cerca del mar.

Resultados positivos

En Suduwella, un pueblo pesquero en el distrito de Matara, la pesca y actividades relacionadas con ella suponen la fuente principal de ingresos para la comunidad. Suduwella alberga uno de los nuevos puertos, que ha contribuido a que a día de hoy más de 4.000 personas puedan participar en actividades pesqueras, un incremento del 70% respecto al número de participantes en 2011. El número de mujeres implicadas en las actividades pesqueras también se ha duplicado desde el comienzo del proyecto en 2009.

Los ingresos por persona y por barco han aumentado más del doble y se prevé que el desarrollo de las instalaciones que se encuentran en los alrededores del puerto, entre ellas bancos, talleres de piezas de repuesto y locales de almacenaje de hielo, ayude a crear de 2.000 a 4.000 puestos de trabajo.

W. Kumara, consumidor local de 46 años, nos contó que la construcción de los nuevos puertos le había permitido comprar pescado a un precio más competitivo.

«Antes teníamos que comprar el pescado en puertos pesqueros lejos de aquí y los precios al por mayor eran altos, pero con el nuevo puerto de Suduwella podemos comprar pescado a precios bajos porque hay muchos más barcos que atracan en este puerto», comentó.

Todos los puertos y fondeaderos ya están completamente operativos, a falta de llevar a cabo los últimos trabajos antes de la fase de cierre operacional del proyecto, a finales de septiembre de 2013.

Nuestro trabajo