UNOPS

09/10/2012

Escuelas rehabilitadas mejoran la educación en la República Democrática del Congo

UNOPS está ejecutando un importante proyecto de renovación de escuelas en la República Democrática del Congo, en nombre del Gobierno y financiado por el Banco Mundial.

La inestabilidad, la pobreza y los desastres naturales en la República Democrática del Congo (RDC) han socavado los esfuerzos dirigidos a prestar servicios básicos como la educación, lo que ha supuesto el deterioro de muchas escuelas en el país. Millones de niños, especialmente niñas, cuentan con un acceso limitado o inexistente a la educación.

El Gobierno de la República Democrática del Congo está trabajando para mejorar la calidad de la educación y la escolarización de todos los niños del país, especialmente niñas. Como parte de estos esfuerzos, se están renovando por completo 58 escuelas primarias en el país, de las que se beneficiarán alrededor de 30.000 estudiantes.

Datos del proyecto

El Ministerio de Educación Primaria, Secundaria y Profesional congoleño ejecutó la primera fase del proyecto de renovación de escuelas en 2009, con más de 14 millones USD de financiación por parte del Banco Mundial.

Además de la rehabilitación de escuelas primarias en toda la RDC, el proyecto también está renovando y equipando un centro para la formación de profesorado, la Universidad Pedagógica Nacional.

UNOPS está ejecutando los aspectos de ingeniería civil y adquisiciones del proyecto en nombre del Gobierno congoleño.

Los servicios de UNOPS incluyen:

  • selección de contratistas, empresas de construcción y proveedores

  • compromiso con las comunidades

  • verificación y validación de estudios técnicos y financieros, pliegos de condiciones e informes de progreso

  • gestión administrativa y financiera

  • coordinación y supervisión de las actividades del proyecto

  • garantía de calidad

Mejorar las condiciones de aprendizaje

En total, UNOPS está rehabilitando 625 aulas, 58 bloques de sanitarios y 58 oficinas de administradores escolares y ha adquirido más de 8.000 piezas de mobiliario escolar. Ahora los estudiantes disfrutan de aulas mejor construidas, más luminosas y bien ventiladas que cuentan con espacio suficiente para acomodar a todos los alumnos en los pupitres.

UNOPS introdujo en el proyecto elementos sensibles al género al diseñar y construir instalaciones sanitarias separadas para niñas y niños. Estas fueron construidas mediante sistemas sostenibles de gestión de desechos que reducen los riesgos para el medio ambiente y la salud.

La escuela primaria Ngangu 3 de Kikwit, en la provincia de Bandundu, se construyó en 1955. Tras su reciente reparación, el director de la escuela, Mukwa Mayaya, afirmó: «Intensificaremos nuestros esfuerzos para mantener esta joya como está ahora».

El proyecto también ha mejorado las condiciones para los profesores en proceso de formación al rehabilitar los auditorios de la universidad, los laboratorios de ciencias e idiomas, las salas de prácticas y los edificios administrativos. Asimismo, proporciona herramientas audiovisuales y multimedia de vanguardia para el laboratorio de idiomas, equipos de radio y televisión para el departamento de comunicación, así como equipos de investigación para los laboratorios de biología, química y física.

Patience Ngelinkoto, del departamento de química de la universidad, declaró que el número de estudiantes que eligen especializarse en química había aumentado notablemente desde que se anunció que se proporcionaría material nuevo.

La señora Ngelinkoto afirmó: «El nuevo equipamiento es un importante avance. Antes solo podíamos impartir clases, pero desde hace más de un mes los alumnos han podido relacionar la teoría con la práctica. Trabajar con el material sobre el que han aprendido en las clases teóricas ha fomentado el interés y el entusiasmo.

También nos han visitado alumnos de secundaria que respondieron con un entusiasmo similar. Muchos de ellos nos contaron que querrían estudiar química cuando terminasen el instituto.»

Empoderar a las comunidades

En dos escuelas rehabilitadas de Kinshasa, el número de alumnos de primaria escolarizados aumentó un 84% hasta situarse en un total de 1.539 alumnos, entre los que se incluyen 742 niñas. También disfrutan de las nuevas aulas, instalaciones sanitarias, mobiliario de oficina y pupitres alumnos de secundaria, que usan las instalaciones por las tardes. La rehabilitación de las dos escuelas generó 1.500 días de trabajo temporal para la comunidad local.

UNOPS involucró con éxito en el proyecto a las comunidades locales al contratar a empresas congoleñas para realizar las obras y proporcionar el mobiliario. En total, el proyecto generó 56.700 días de trabajo remunerado.

 

El proyecto también ayudó a desarrollar la capacidad nacional en
materia de adquisiciones al involucrar a funcionarios de la dirección de infraestructura escolar del Ministerio de Educación como observadores durante el proceso.

Nuestro trabajo