UNOPS

Fortalecimiento del sistema sanitario en Haití

Un acuerdo entre los Gobiernos de Haití, Brasil y Cuba está ayudando a fortalecer el sistema sanitario en Haití, a la vez que desarrolla la capacidad nacional y fomenta la creación de empleo.

El acuerdo, firmado en 2010, ha apoyado el desarrollo sostenible de Haití tras el devastador terremoto. UNOPS ha respaldado una serie de actividades en el marco de este acuerdo, en nombre del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y con financiación del Ministerio de Salud de Brasil.

Entre las actividades clave se han incluido la gestión de la construcción y el equipamiento de tres hospitales comunitarios, un centro de rehabilitación y un laboratorio de órtesis y prótesis en el sur y suroeste de Haití. En el marco de este proyecto, expertos brasileños han proporcionado capacitación en materia de infraestructura a los trabajadores locales. Cuba también ofrecerá capacitación y asistencia técnica para el funcionamiento del laboratorio.

Los hospitales comunitarios, que se prevé que estén plenamente operativos en 2014, proporcionarán cuatro servicios básicos: quirúrgicos, pediátricos, de maternidad y medicina interna, además de otros servicios como radiología y cuidados intensivos. El centro de rehabilitación, el primero con el que cuenta el Gobierno de Haití, proporcionará fisioterapia así como rehabilitación visual, auditiva y del habla.

Diseño sostenible y nuevos métodos de construcción

Los edificios son resistentes a terremotos y ciclones e incorporan infraestructura respetuosa con el medio ambiente, como lámparas solares externas y sistemas de aprovechamiento del agua de lluvia.

Además, el proyecto ayudó a incorporar nuevos métodos de construcción en Haití, como la instalación de paneles prefabricados.

 

 

Participación de la comunidad y desarrollo de la capacidad local

El proyectó generó unos 40.000 días de trabajo remunerado para trabajadores locales de las comunidades vecinas. Los trabajadores, capacitados por un equipo de profesionales brasileños, aprendieron a instalar fontanería, electricidad y unidades prefabricadas. En siete meses, se entregaron e instalaron un total de 8.000 artículos de equipo médico y no médico.

UNOPS también coordinó la capacitación sobre el nuevo equipo médico, tanto para el personal médico como para el de mantenimiento, así como una campaña de sensibilización para la población local, que ayudó a reforzar la capacidad local y promover la aceptación del proyecto por parte de la comunidad.

Fomento de asociaciones eficaces

Al promover la colaboración entre los Gobiernos de Haití, Brasil y Cuba, el proyecto es un ejemplo importante de la cooperación Sur-Sur. Asimismo, el proyecto pone de relieve la colaboración eficaz y la materialización de la iniciativa "Unidos en la acción" entre entidades de las Naciones Unidas, en este caso UNOPS, el PNUD y la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH).

 

En el marco del acuerdo, UNOPS ha respaldado otras iniciativas, entre las que se incluyen: la rehabilitación de dos laboratorios médicos en el norte y sur de Haití, la adquisición de 30 ambulancias y 4 camiones de mercancías, el apoyo logístico para la instalación de 152 refrigeradores, la adquisición de 350 bombonas de gas propano, y la coordinación para el rellenado de unas 25.000 bombonas de gas para mejorar el almacenamiento de vacunas.

 

 

 Nuestro trabajo