UNOPS

24/11/2015

Apoyo a la inclusión social y desarrollo de capacidades en Serbia

Vivir con una discapacidad es una realidad para las personas como Dragana Petrović. En muchas ocasiones, significa que es difícil hacer cosas que muchos de nosotros damos por sentado, como el acceso a las instalaciones y a los servicios.

El programa europeo de desarrollo PROGRES, gestionado por UNOPS y financiado por la Unión Europea y los gobiernos de Suiza y Serbia, está ayudando a reforzar el desarrollo socioeconómico en 34 municipios del sur de Serbia.

Las varias actividades del programa ayudan a fomentar la inclusión social y la gobernanza local para empoderar a las poblaciones locales de la zona, incluidas aquellas más vulnerables.

En 2015, una organización de la sociedad civil local, la Asociación de la Distrofia Muscular, con base en la ciudad de Leskovac, implementó un nuevo proyecto del programa europeo PROGRES en un esfuerzo por ayudar a las personas que viven con esta condición.

La primera de sus dos fases se centró en mejorar el acceso a los cuidados médicos y en reforzar las capacidades de las instalaciones médicas locales y de su personal. Particularmente, se hizo hincapié en el intercambio de conocimientos sobre la salud respiratoria. La segunda fase trató las cuestiones del empleo y la inclusión social.

Antes de que comenzase el proyecto, solamente había un médico capacitado para realizar una ventilación no invasiva (VNI) en una zona habitada por casi 400.000 personas. La VNI es un conjunto de técnicas médicas utilizadas para prevenir un fallo respiratorio a través del rápido suministro de oxígeno al paciente por medio de una boquilla o una mascarilla. Se llevaron a cabo dos seminarios dirigidos por un especialista pulmonar para capacitar a los miembros del personal médico sobre las técnicas, lo que ha permitido que 33 médicos más puedan llevar a cabo estos procedimientos vitales.

Los seminarios fueron bien recibidos. «Este es un buen modelo que incluye a todas las partes interesadas: los médicos, las personas con discapacidades y sus familias», comentó uno de los médicos. «Fomenta la cooperación entre los proveedores de servicios y sus usuarios», añadió.

La segunda fase del proyecto ha ayudado a que 23 personas con diferentes discapacidades aprendan habilidades prácticas como la sastrería, la elaboración de artículos de punto, la pintura sobre seda y la confección de bolsos. Se organizaron una serie de cuatro talleres de diez días para grupos de aproximadamente 15 participantes.

Un dedicado equipo de mentores guió a los beneficiarios en habilidades creativas, asegurándose de que se tuvieran en cuenta las capacidades y las necesidades de cada participante en los planes de enseñanza. Los beneficiarios comenzaron trabajando con la ayuda de asistentes, pero progresaron bien y al final de los talleres eran capaces de llevar a cabo las actividades por ellos mismos.

Juntos, los participantes crearon con los materiales proporcionados a través del proyecto cientos de preciosas acuarelas, bufandas de seda pintadas a mano, delantales de cocina, trapos y manteles. Estos artículos se vendieron en exhibiciones locales para ayudar a generar ingresos para los que participaron en el aprendizaje de estas nuevas capacidades.

Se están llevando a cabo negociaciones con la ciudad de Leskovac para asegurar que la Asociación de la Distrofia Muscular obtiene un puesto gratuito y permanente en el mercado donde sus miembros puedan continuar vendiendo sus creaciones.

Dragana, que padece distrofia muscular, participó en los talleres y le entusiasma pensar en las oportunidades que ofrecen. «Quiero que todas las personas con discapacidades puedan encontrar un trabajo, salir de sus casas y mostrar al mundo que podemos contribuir a la sociedad. Quiero que se terminen los prejuicios», declaró.

Este proyecto lo implementaron personas que padecen distrofia muscular, incluida la Directora de la Asociación de la Distrofia Muscular, Gordana Stojanovic, que afirmó: «No puede saber si le sirve un zapato si no se lo prueba, al igual que no puede saber lo que necesita una persona con discapacidad si no vive con una discapacidad».

En ambas fases del proyecto, UNOPS ha prestado un apoyo técnico constante para ayudar a asegurar la sostenibilidad y a mitigar los riesgos. Todas las actividades han sido supervisadas y evaluadas de cerca para asegurarse de que se estaban implementando de acuerdo a la propuesta del proyecto y dentro del presupuesto. Además, gran parte del éxito de la iniciativa se debe a la promoción del proyecto y de sus resultados por parte de UNOPS a un amplio número de partes interesadas.

Visite nuestra página del país para obtener más información sobre el trabajo de UNOPS en Serbia.