UNOPS

24/02/2015

Abastecimiento sostenible de agua para aldeas en Darfur

El Proyecto de abastecimiento urbano de agua en Darfur ha ayudado a mejorar la disponibilidad de agua potable para más de 240.000 personas en cuatro capitales estatales de Sudán occidental.

Tras años de conflicto e inestabilidad, solo un pequeño porcentaje de la población urbana de Darfur tenía acceso al agua potable procedente de la red federal de distribución de agua. Con el tiempo, las infraestructuras de abastecimiento de agua no pudieron hacer frente al crecimiento de la población debido a la falta de financiación y a una planificación estratégica inadecuada. Además, las administraciones de aguas urbanas de la región tuvieron dificultades para mantener las anticuadas infraestructuras, recaudar los pagos y gestionar el suministro de agua.

Financiado por el Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido (DFID), el Proyecto de abastecimiento urbano de agua en Darfur comenzó en 2010 en un intento por mitigar los efectos de las continuas sequías mediante la mejora de los servicios de suministro de agua. Implementado por UNOPS y en colaboración con el Gobierno de Sudán y las autoridades estatales de Darfur, el proyecto se centró en la rehabilitación de emergencia de las infraestructuras de obtención y transmisión de agua a fin de mejorar el acceso a agua potable en las cuatro capitales estatales de Darfur: El Fasher, Nyala, El Geneina y Zalingei.

Además de la rehabilitación de infraestructura clave, los trabajos incluyeron mejoras del suministro de energía en las zonas de obtención de agua, la rehabilitación de 42 pozos profundos, la construcción de cuatro importantes estaciones de bombeo con áreas de almacenamiento, 56 kilómetros de conductos de distribución, la construcción de dos instalaciones de cloración y obras asociadas.

Las buenas prácticas de presupuestación y de gestión de proyectos se tradujeron en ahorros que se invirtieron en la compra de dispositivos de protección de motores para bombas sumergibles, bombas para pozos, válvulas y accesorios para controlar las fugas, así como nuevas conexiones de servicios para familias pobres.

Desarrollo de la capacidad local como prioridad

Como parte del proyecto, UNOPS apoyó a las administraciones de aguas urbanas de Darfur en el desarrollo de la capacidad de sus empleados mediante la prestación de sistemas de gestión financiera, capacitación para el personal y orientación sobre la gestión del desempeño. Con la ayuda de sistemas de gestión de la información y clientes, las administraciones de aguas urbanas ahora pueden facturar a los clientes y gestionar los ingresos de manera electrónica, lo que genera ahorros a la vez que mejora el servicio a los clientes y la eficiencia operacional.

Beneficios para las personas

Casi unas 250.000 personas se han beneficiado de la mejora del acceso a agua potable, la mayoría de la población abastecida por la red en las cuatro capitales.

Dependiendo del tamaño de la familia y del espacio de almacenamiento disponible, la mayoría de las familias de las cuatro ciudades ya no necesitan comprar agua a proveedores privados ya que cuentan con abastecimiento para dos días a la semana o más. Estos ahorros son significativos para muchas familias. Anteriormente, muchos hogares informaron de que su consumo de agua (procedente de los proveedores locales) suponía entre 25 y 50 USD al mes. Gracias a los trabajos implementados en el marco del proyecto, los hogares pueden ahora recibir agua directamente de la red estatal de administraciones de aguas urbanas por menos de 8 USD al mes.

El proyecto también ha ayudado a mejorar las oportunidades de ingresos para la población local.

Abakar Adam Khalid, residente de El Geneina, mantiene a una familia de nueve miembros, cinco de los cuales están en la escuela. Como obrero que trabaja en el proyecto, los ingresos de Abakar se incrementaron en la divisa local el equivalente a 2 USD por día. «Es un buen aumento de los ingresos para mi familia», comentó.

Marryam Hamid, de 62 años y habitante de El Fasher, vio cómo aumentaban sus ingresos de entre 4 a 7 USD al día gracias a la venta de té a los trabajadores del proyecto.

Las lecciones aprendidas de este proyecto se están integrando en el diseño de un nuevo proyecto de abastecimiento urbano de agua financiado por el DFID en un intento por ampliar el acceso a agua potable en las zonas periurbanas de Darfur y en los campamentos urbanos de desplazados internos.