UNOPS

Testimonios: Daniel Ziegler

«Trabajar con UNOPS como JPO en la República Democrática del Congo me ha ayudado a entender mejor la complejidad de la asistencia política, humanitaria y de desarrollo, especialmente en entornos posteriores a un conflicto». - Daniel Ziegler, Analista de programas

daniel ziegler 240

​«Durante mis estudios, trabajé como pasante para el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados en Núremberg y también participé de manera activa en un grupo asesorando a solicitantes de asilo en prisión cuyas peticiones habían sido rechazadas. A fin de continuar en un ámbito de trabajo similar tras graduarme, participé en un programa con las Naciones Unidas en Angola donde gestioné una cartera de proyectos de estabilización de las comunidades para facilitar el retorno y la reintegración de refugiados angoleños. Estas experiencias me mostraron el impacto tan directo que el trabajo de las Naciones Unidas tiene sobre la vida de las personas y me motivaron a solicitar el programa de JPO, financiado por el Gobierno de Alemania.

Trabajar con UNOPS como JPO en la República Democrática del Congo me ha ayudado a entender mejor la complejidad de la asistencia política, humanitaria y de desarrollo, especialmente en entornos posteriores a un conflicto.

Uno de los primeros proyectos a los que me asignaron fue la construcción de una carretera destinada a mejorar el acceso de las comunidades locales a los mercados. Mirase donde mirase, todo era verde, cubierto por arbustos y bambúes y de difícil acceso. El equipo se esforzó mucho para establecer unas condiciones laborales decentes y trabajar de manera eficiente, y el proyecto avanzó a buen ritmo. Cuando me acerqué a la zona desde el aire durante mi última visita, pude ver cómo la línea amarilla de la carretera se extendía a través del bosque, conectando pueblos y personas.

A diario, reviso documentos y hago el seguimiento de las cuestiones relacionadas con los proyectos, a la vez que apoyo a mis compañeros sobre el terreno desde la oficina de UNOPS en Kinshasa. Además, me reúno con donantes, funcionarios públicos y compañeros de otras agencias que forman parte de la presencia de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo. A menudo visito lugares sobre el terreno para hablar con los asociados y comprobar los avances de los proyectos, los desafíos enfrentados y cómo ven nuestro trabajo las comunidades locales.

Durante mi trabajo en UNOPS, he mejorado notablemente mis conocimientos sobre gestión de proyectos mediante cursos de formación, como el curso básico para directores de proyectos, y herramientas digitales de alta calidad, así como a través de la experiencia en el trabajo. También he participado en la visión de conjunto y he contribuido a las decisiones estratégicas, así como a la integración de las cuestiones intersectoriales y la innovación en nuestras operaciones.

Pasado un año, mi experiencia en UNOPS ha sido fantástica; el trabajo nunca es aburrido y estar involucrado en tantas áreas diferentes me ofrece un entendimiento más claro sobre la dirección que quiero que tome mi carrera. Me gusta trabajar en una organización autofinanciada líder en transparencia, donde los ahorros generados en las operaciones benefician a las personas necesitadas. Asimismo, me fascina la preocupación constante de UNOPS por mejorar, ofrecer proyectos mejores y contribuir a mejorar la vida de las personas.

¿Cómo es la vida en Kinshasa? “Au rythme du pays”, como dice la gente. Existen multitud de desafíos en el camino, tanto profesionales como personales. En este contexto, es bueno contar siempre con un plan, pero que no importe tirarlo por la borda y elegir una opción diferente.

Con independencia del área de trabajo que escojan para su experiencia como JPO, asegúrense de saber por qué y cómo quieren vivirla. Si están motivados, les interesa aprender constantemente y están dispuestos a hacer una contribución, esta puede ser una oportunidad inspiradora para sus próximos dos años y quizás mucho más tiempo».