UNOPS

Perfiles del Día Mundial de la Asistencia Humanitaria: Felix Frantzo

«Lo primero que me motivó para trabajar en el ámbito de la asistencia humanitaria fue que quería ayudar a cambiar el mundo y hacer de él un lugar mejor en el que vivir. Tengo mucha suerte de poder empezar aquí, en mi propio país». - Felix Frantzo, Responsable de Operaciones, Haití

https://wwwedit.unops.org/SiteCollectionImages/Voices/World%20Humanitarian%20Day/Felix-Franzo_Haiti_Aug-2014_240x240.jpg

1. ¿A qué asuntos tiene que conceder más prioridad en su día a día en el trabajo?

En mi trabajo diario, una de las prioridades a las que tengo que hacer frente es conseguir resultados en plazos muy breves. Tras el huracán que devastó Haití en 2010, la prioridad era que la gente pudiera retomar sus vidas en un entorno seguro. Organizamos grupos de reflexión con la comunidad para promover el entendimiento sobre el proceso de relocalización y los beneficios de vivir en un lugar más seguro. Esto puede llegar a ser un proceso largo ya que a veces la gente tiene que cambiar sus hábitos sociales.

2. ¿Cuál es la parte más dura de su trabajo? ¿Y cuál la más gratificante?

La parte más dura de mi trabajo es hacer entender a la comunidad que es importante cambiar la forma en la que solían hacer las cosas. Es importante que entreguemos nuestro proyecto a tiempo y ofrezcamos resultados de la mejor calidad que les beneficiarán a largo plazo. También es importante destacar la necesidad de cuidar mejor el ambiente en el que viven. La parte más gratificante es ver a los beneficiarios satisfechos tras finalizar un proyecto.

3. ¿Qué es lo primero que le motivó para trabajar en el ámbito de la asistencia humanitaria?

Lo primero que me motivó para trabajar en el ámbito de la asistencia humanitaria fue que quería ayudar a cambiar el mundo y hacer de él un lugar mejor en el que vivir. Tengo mucha suerte de poder empezar aquí, en mi propio país.

4. ¿Qué es lo más sorprendente/inesperado que le ha ocurrido durante una visita al terreno?

Se trata de una paradoja ya que puede resultar igual de difícil encontrar la mejor estrategia para conseguir que una comunidad se involucre al principio del proyecto como lo puede ser definir papeles y responsabilidades durante el ciclo del proyecto para que no afecte al proceso de toma de decisiones.

Algunas personas en la comunidad pueden tener una actitud escéptica cuando se empieza a implementar un proyecto. Trabajamos de forma diferente a lo que la gente puede estar acostumbrada. Por ejemplo, durante una visita al terreno, una beneficiaria había pedido al ingeniero que estaba construyendo su casa que parara las obras. Quería que la contrataran ya que él estaba trabajando en su residencia. Cuando terminaron las obras, acabó por defender al ingeniero cuando se vivió la misma situación con otro beneficiario. Tras su participación en un grupo de reflexión con nuestro equipo de movilización social, se dio cuenta de que el ingeniero no era el encargado de la contratación y que, con el fin de entregar resultados de la mejor calidad, debemos ser diligentes en nuestros procesos de trabajo y procedimientos de contratación para garantizar que se contrata gente que posee las aptitudes necesarias para el puesto.

5. ¿Qué más cree que deberían hacer las organizaciones y el personal de los servicios humanitarios para seguir mejorando la vida de las personas necesitadas?

En mi opinión, una de las cosas más importantes que las organizaciones y el personal de los servicios humanitarios deben hacer para continuar mejorando la vida de las personas necesitadas es estar lo más cerca posible de la comunidad y la gente que vive ahí. Es importante crear una relación de proximidad entre los proyectos y las comunidades e identificar las verdaderas necesidades de la gente.