UNOPS

Testimonios: Jan Mattsson

«Ser JPO hizo que me diera cuenta de que el cielo es el límite respecto a las oportunidades y a la capacidad para marcar una verdadera diferencia». - Jan Mattsson, anterior Director Ejecutivo

jan mattsson 240

​«La primera vez que me incorporé a las Naciones Unidas fue como JPO para la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI) en 1982. Estaba destinado en Sri Lanka y pasé dos años y medio en dicho puesto.

Durante ese tiempo, pude establecer grandes contactos con homólogos del Gobierno, colegas de la oficina y expertos. Un recuerdo que tengo presente son las atrocidades cometidas contra los tamiles en Colombo. Me involucré en actividades para salvar vidas, hasta tal punto que llegué a estar literalmente en la línea de fuego.

Mi época como JPO fue una oportunidad de aprendizaje fantástica y al recordarla me sorprendo por el nivel de responsabilidad que tenía en ese momento. Para mí fue el punto de entrada a las Naciones Unidas y la primera ronda de aprendizaje sobre el trabajo de las Naciones Unidas (un proceso que continúa hasta hoy). Ser JPO hizo que me diera cuenta de que el cielo es el límite respecto a las oportunidades y a la capacidad para marcar una verdadera diferencia. He aprendido que si uno establece una conexión fuerte entre su trabajo y cómo este impacta a la gente, se puede conseguir una diferencia positiva en la vida de las personas.

Después de mi estancia en Sri Lanka, tomé muchos trabajos sobre el terreno dentro de la región asiática. Los distintos puestos incluyeron trabajar como Coordinador Residente y Representante del país para el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC). Más tarde me trasladé a la sede del PNUD como Director de la Oficina de Gestión, donde mis responsabilidades eran diversas e incluían: gestión de cambios, planificación estratégica, recursos humanos, finanzas, gestión presupuestaria, tecnologías de la información, legal, adquisiciones, seguridad y administración general.​

Me incorporé a UNOPS en 2006 como Director Ejecutivo en la sede en Copenhague. Creo firmemente que UNOPS proporciona a las personas la oportunidad y la flexibilidad para marcar una diferencia sobre el terreno donde la calidad y la velocidad realmente importan.

Es un privilegio trabajar para las Naciones Unidas, actuando de manera local, guiado por los valores y principios de la comunidad mundial».