UNOPS

Testimonios: La historia de Jiries: establecer una cultura de salud y seguridad en Palestina

«Si UNOPS dejara de operar en Palestina mañana mismo, podría decir que de verdad hemos marcado la diferencia en la manera en que se gestiona la infraestructura aquí, mejorando las vidas de mis compañeros de la construcción». - Jiries Awad, Ingeniero de proyectos de UNOPS

J-Awad-photo-1_240x240.png

​Muchos países en desarrollo carecen de una cultura de salud y seguridad consolidada, lo que pone en riesgo la salud o incluso las vidas de los trabajadores de la construcción. UNOPS es un recurso central de las Naciones Unidas en materia de infraestructura e implementa proyectos de construcción en algunos de los entornos más desafiantes del mundo. Los expertos de infraestructura de UNOPS consideran que priorizar la salud y la seguridad en las obras es posible en cualquier parte del mundo y trabajan con las industrias locales de la construcción para que este objetivo se haga realidad.

Jiries Awad, Ingeniero de proyectos de UNOPS en Jerusalén, nos cuenta su historia.

La historia de Jiries: establecer una cultura de salud y seguridad en Palestina

«Cuando empecé a trabajar en UNOPS, mi supervisor me comentó que quería que todas nuestras obras en Palestina cumplieran con las normativas internacionales en materia de salud y seguridad. Soy palestino y sé cómo se trabaja aquí en la construcción, por ejemplo, los obreros trabajan en chanclas. ¿Cómo íbamos a hacerles llevar equipos de protección completos? Sabíamos que tendríamos que cambiar la manera de pensar de la gente.

Seguimos un planteamiento gradual para ayudar a los trabajadores a cumplir con las directrices de salud y seguridad. En primer lugar lo convertimos en una norma que introdujimos en nuestros contratos. Pero no es suficiente con hacer cumplir las normas. Hay que dar a la gente las herramientas y el deseo de cumplir con ellas. Comenzamos dando a los obreros cascos de protección, chalecos reflectantes y botas de seguridad porque no tenían los suyos propios. Les ayudamos a comprobar la seguridad de sus herramientas y equipos.

Entonces empezamos a mantener charlas frecuentes en el lugar de trabajo donde reunimos a todos los trabajadores para identificar posibles riesgos y explicar la mejor manera de realizar una actividad nueva antes de empezar a trabajar en ella.

En una de nuestras últimas charlas, un trabajador con amplia experiencia se situó frente a los demás y dijo: "Esta es la primera obra en la que he trabajado donde la dirección no solo quiere acabar el trabajo sino también ayudarnos a hacer bien nuestro trabajo y a que podamos volver junto a nuestras familias sanos y salvos". Entonces supe que nuestro esfuerzo estaba empezando a marcar la diferencia. Ese fue un gran día para mí en el trabajo.

Nuestros contratistas ahora van a las obras con sus cascos de seguridad y chalecos y se someten a inspecciones de seguridad semanales en el lugar de trabajo. No se lleva a cabo ninguna actividad de gran envergadura o de alto riesgo sin una evaluación de riesgos previa y una explicación del método que se seguirá para el desarrollo de la actividad en cuestión. Nos hemos deshecho de las peligrosas plataformas de madera que usaban antes los contratistas locales y las hemos sustituido por andamios homologados. Estos cambios también implican una mayor calidad de las construcciones y un producto final mejor para la población palestina.

UNOPS se ha hecho con una gran reputación en Palestina por las normas de salud y seguridad estrictas, controladas y reconocidas a nivel mundial que implementa en sus obras y estoy orgulloso de nuestra trayectoria en materia de salud y seguridad. Si UNOPS dejara de operar en Palestina mañana mismo, podría decir que de verdad hemos marcado la diferencia en la manera en que se gestiona la infraestructura aquí, mejorando las vidas de mis compañeros de la construcción».