UNOPS

Testimonios: Maria Chus

«Trabajo para una organización que se centra en la ejecución de proyectos, lo que significa que puedo ver resultados concretos algo que valoro enormemente». - Maria Chus, Analista de adquisiciones, Servicios de asesoramiento

mari chus 240

​«Recuerdo el día en que descubrí la vacante para mi puesto como JPO: era el día anterior a la fecha límite para solicitarlo. Preparé la candidatura durante toda la noche, pero el esfuerzo merecía la pena.

Antes de incorporarme a UNOPS y al programa de JPO, trabajé en los sectores público y privado como consultora para servicios de asesoramiento en materia de adquisiciones públicas y gestión de proyectos en Francia, Marruecos y Suiza. Siempre he tenido una fuerte pasión por el desarrollo humano, y el hecho de crecer en África occidental estimuló esta pasión. Quería aportar una contribución valiosa al desarrollo gracias a mis conocimientos en gestión y derecho.

UNOPS me contrató para trabajar en el avance de los servicios de asesoramiento y desarrollo de la capacidad en países en desarrollo. La guinda del pastel es que trabajo para una organización que se centra en la ejecución de proyectos, lo que significa que puedo ver resultados concretos, algo que valoro enormemente.

Cada día interactúo con distintas oficinas nacionales y regionales de UNOPS para apoyarlas en el desarrollo de nuestros servicios de asesoramiento, los cuales buscan fortalecer la capacidad nacional de los países en desarrollo en materia de adquisiciones, infraestructura y gestión de proyectos. Creo que asumir tantas tareas y retos diferentes e interactuar con un grupo diverso de compañeros y asociados es verdaderamente enriquecedor. También ayudo a desarrollar prácticas de adquisiciones sostenibles para UNOPS y sus asociados, apoyando así la eficacia de los proyectos de ayuda y desarrollo a largo plazo.

Una reciente misión a Kenya me proporcionó una oportunidad excelente para adquirir experiencia práctica en el ámbito de las adquisiciones públicas. En la actualidad Kenya está llevando a cabo un proceso de reforma institucional significativo y yo formaba parte de un equipo de consultores encargados de tratar aspectos del marco de adquisiciones públicas del país y de elaborar recomendaciones para el Gobierno. Apoyar a Kenya en un momento tan importante fue una experiencia increíblemente memorable y gratificante.

Estoy destinada en la sede de UNOPS en Copenhague, un lugar increíble. Tiene sentido que UNOPS, una organización que promueve la sostenibilidad en todo lo que hace, tenga su sede en una de las ciudades más verdes del mundo.

Cuando me incorporé a UNOPS estaba algo preocupada por los procedimientos burocráticos de las Naciones Unidas, principalmente porque venía del sector privado. Para mi sorpresa, descubrí que UNOPS combina el espíritu público con la eficacia del sector privado. La jerarquía es horizontal, los equipos trabajan en un espacio abierto y el personal encargado de la gestión suele ser muy accesible. Creo que esto se debe a dos motivos: la cultura escandinava y la naturaleza de la organización.

En mi día a día, mi equipo siempre me plantea desafíos positivos para que piense desde varias perspectivas y busque soluciones innovadoras. Es un aspecto muy enriquecedor de mis actividades diarias y de mi desarrollo en general.

Mi consejo para futuros JPO es que sean abiertos, flexibles y que estén preparados para adaptarse a un entorno cambiante. La cultura en UNOPS es un poco diferente a la de la mayoría de las agencias de las Naciones Unidas, es más parecida al espíritu de una start-up. Como JPO, uno debe ser autónomo y contar con la iniciativa y el impulso necesarios para crear nuevas oportunidades en el trabajo y en la organización en su conjunto. Al trabajar con UNOPS también hay enormes perspectivas de desarrollo profesional, especialmente si uno está interesado en trabajar en distintas partes del mundo».