UNOPS

Testimonios: El camino hacia Ginebra

«En UNOPS, hacer lo de siempre no es una opción. Con el fin de transformar las políticas en acción, siempre estamos buscando ideas innovadoras y mejoras operacionales nuevas». - Philipp Von Waechter, Gestor de portafolios y subsidio

/SiteCollectionImages/Voices/Philipp-in-Ethiopia_240x240.jpg

​«Comencé mi misión como JPO en junio de 1996 como Gestor asociado de portafolios, trabajando en la División de Programas para el Medio Ambiente en UNOPS. Gestioné un subportafolio en expansión de más de 80 proyectos en África, América Latina y el Caribe bajo el programa de protección de la capa de ozono del Protocolo de Montreal que apoyaba la transferencia de tecnología sobre todo para las pequeñas y medianas empresas en los países en desarrollo.

Al crecer en la Alemania Occidental durante la década de 1980, fui testigo del "movimiento verde" y de la introducción de normas y tecnologías ambientales (como la energía solar y eólica). La conservación de la naturaleza mediante proyectos ambientales eficaces ha sido desde siempre una de mis aspiraciones principales.

El Protocolo de Montreal fue reconocido por muchos (Al Gore, entre otros) como el tratado ambiental internacional ejecutado de manera más eficiente. Mi trabajo involucraba la coordinación de todos los aspectos operacionales (por ejemplo, la contratación de personal y la adquisición de equipos ecológicamente racionales) e incluía el lanzamiento de un nuevo manual de operaciones del Protocolo de Montreal y varias visitas a distintos países como Argentina, México y Nigeria. Como parte de un equipo excelente de UNOPS/Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y un grupo de expertos técnicos, recibí un reconocimiento especial por mis contribuciones tempranas a este programa ambiental tan exitoso.

Durante ese período inicial (1996-1998), también trabajé como coordinador/organizador de una red informal de JPO de las Naciones Unidas en Nueva York que organizaba sesiones especiales con oficiales de alto nivel y representantes de organizaciones como el Banco Mundial, Médicos sin Fronteras, el PNUD y la Secretaría de las Naciones Unidas.

En 2002, me mudé a Nairobi para gestionar un nuevo portafolio de proyectos y actuar de enlace con la sede del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) para desarrollar más propuestas institucionales conjuntas. Mi trabajo implicó visitar diferentes países/regiones de África y, ocasionalmente, dirigir toda la oficina regional a la vez que representaba a UNOPS en algunas reuniones de alto nivel. Profesionalmente, quizá ha sido el período más desafiante e interesante de mi carrera hasta el momento.

En 2005, después de varios años en Nairobi, fui seleccionado para dirigir el Clúster de Pequeñas Donaciones de UNOPS en Nueva York, gestionando el importante Programa de Pequeñas Donaciones (SGP) del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) del PNUD. El programa proporciona casi 4.000 donaciones al año en más de 125 países y es ampliamente reconocido como uno de los programas comunitarios de las Naciones Unidas más eficaces. No solo tuve que crear un equipo dinámico para tratar todos los asuntos operacionales, sino que también tuve que perfeccionar un enfoque estratégico y el estilo de comunicación para hacer las cosas dentro del contexto de este programa altamente político.

En 2010, me trasladé a la sede de UNOPS en Copenhague para ocupar el puesto de Asesor de donaciones comunitarias. Mi objetivo principal era repetir el éxito de implementación del modelo del Programa de Pequeñas Donaciones, crear un manual de donaciones de UNOPS fácil de usar e incorporar la participación de la comunidad a los principios fundamentales de todos los proyectos. Asimismo, logré un importante acuerdo con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC) mediante un ejercicio de licitación y establecí una nueva asociación con el Centro Risoe del PNUMA.

Desde 2013, he trabajado como Gestor de portafolios y donaciones en la oficina de UNOPS en Ginebra, llevando el portafolio de agua, saneamiento e higiene. Me encargo principalmente de coordinar operaciones para el Consejo de colaboración para el abastecimiento de agua potable y el saneamiento (WSSCC). Después de ocupar mi último puesto, que trataba más sobre la conceptualización de la postura de UNOPS, he vuelto a retomar el tipo de proyectos de antes, al mismo tiempo que gestiono importantes operaciones globales de donaciones que ascienden a más de 23 millones USD al año. Mi nuevo trabajo ha sido una evolución natural para mí y me ha permitido darme cuenta de la apremiante necesidad de mejorar los estándares globales de saneamiento e higiene, que provocan un impacto muy grave en la salud de las comunidades más pobres de todo el mundo.

En UNOPS, hacer lo de siempre no es una opción. Con el fin de transformar las políticas en acción, siempre estamos buscando ideas innovadoras y mejoras operacionales nuevas. Afortunadamente, considero a UNOPS una "pequeña familia": clara, sin jerarquías estrictas pero con un enfoque y una gestión y toma de decisiones eficientes. Con su modelo operacional adaptable y flexible, pienso que UNOPS puede continuar "marcando una verdadera diferencia", tal vez más que otros asociados para el desarrollo (más grandes) o equipos de las Naciones Unidas».