UNOPS

Testimonios: Pierre Jullien

«Aunque el programa de JPO fue una experiencia de aprendizaje para mí, también pude compartir mis conocimientos y habilidades con aquellos a los que supervisé más adelante». - Pierre Jullien Director y Representante del Centro de Operaciones de Côte d'Ivoire

pierre 240

​«Me llevó solo dos años recorrer el camino que finalmente me guiaría hasta UNOPS. Desde octubre de 1991 hasta marzo de 1994, tuve el privilegio de trabajar con las Naciones Unidas como JPO con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Argelia. Fue la primera vez en mi carrera profesional que aprendí sobre las cuestiones fundamentales relacionadas con la coordinación y la planificación de la ayuda, un paso esencial para mi posterior carrera en las Naciones Unidas. En Argelia coordiné los componentes de la reforma agrícola y económica del programa nacional del PNUD y asumí la responsabilidad de elaborar informes clave sobre el desarrollo.

La mejor experiencia que viví como JPO tuvo lugar cuando me destinaron a la entonces división del PNUD-OPS que apoyaba el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola en Nueva York. El principal objetivo de esta tarea fue apoyar la supervisión de los proyectos y la administración de préstamos para proyectos de desarrollo rural. Allí tuve la oportunidad de abordar todas las cuestiones del ciclo de proyectos, desde la formulación de los mismos, los presupuestos, los planes de trabajo y las actividades de adquisición hasta apoyar la supervisión de los equipos de proyectos en zonas remotas de África y América Latina.

Aunque el programa de JPO fue una experiencia de aprendizaje para mí, también pude compartir mis conocimientos y habilidades con aquellos a los que supervisé más adelante. El mejor consejo que les puedo dar a los futuros JPO es que sean curiosos, que tengan ganas de aprender y que estén dispuestos a proponer ideas y tomar la iniciativa. Es así como podrán contribuir plenamente al trabajo de su equipo. Como ocurrió durante mi misión, no duden en trasladarse a una nueva oficina o país si se les presenta la oportunidad. Creo que es la mejor manera de mejorar las competencias y demostrar la capacidad de adaptación a diferentes entornos y culturas.

Tras mi misión como JPO, me quedé con el PNUD-OPS, que se convirtió en UNOPS en 1995, y gestioné programas y proyectos medioambientales que abarcaban las regiones de América Latina y África. Más tarde, UNOPS me destinó a África, a Abidján (Côte d'Ivoire) y después a Dakar (Senegal), para gestionar carteras de proyectos en las oficinas regionales. En octubre de 2006, fui nombrado Director de la oficina de UNOPS en la República Democrática del Congo. Seis años después volví a Côte d'Ivoire para asumir mi cargo actual de Director de la oficina de UNOPS aquí, la cual abarca el África occidental francófona.

UNOPS es una organización que ofrece a sus empleados la oportunidad de realmente aprender y crecer debido al carácter de nuestro trabajo y nuestra cultura “sencilla” de gestión, así como a una búsqueda interminable de la excelencia operacional. Se valora que los directivos de UNOPS asuman de manera exitosa responsabilidades extra y riesgos calculados y que consigan resultados sobre el terreno, lo cual es beneficioso para los jóvenes profesionales que cuentan con una experiencia limitada en materia de gestión».