UNOPS

Testimonios: Cinco décadas de conocimientos aprovechadas

«El trabajo en equipo y la eficacia son las cosas que más aprecio de mi trabajo con UNOPS. Todos tenemos una amplia gama de conocimientos y nos comunicamos muy bien entre nosotros; soy parte de algo más grande». - Nastas Andrić, ingeniero de UNOPS, Serbia

/SiteCollectionImages/Voices/Voices_Nastas_240x.jpg

Tengo 72 años y algunas personas me dicen que soy mayor, pero yo les contesto que nadie es nunca demasiado mayor para vivir nuevas experiencias y aventuras. Eso es lo que me aporta mi trabajo en UNOPS.

Me gradué por la facultad de construcción en Belgrado a principios de los años setenta y comencé mi carrera en la producción de elementos prefabricados. El verdadero trabajo empezó en los años ochenta, cuando gestioné la construcción del mayor centro de turismo de invierno de Serbia, en las montañas de Kopaonik. Cuando empezamos no teníamos nada más que campos de hierba en las laderas y terminamos con una fábrica de embotellado de agua, una planta de tratamiento de aguas residuales, telesillas, carreteras, estaciones de transferencia eléctricas, hoteles y apartamentos. Este proyecto supuso un aumento del turismo en el área, creó trabajos para la población local y también consiguió que me apasionase por la infraestructura.

Mi carrera como ingeniero con UNOPS en Serbia comenzó en agosto de 2014. Empecé directamente evaluando las necesidades de reconstrucción después de las devastadoras inundaciones que sufrió nuestro país en mayo de ese año. Mi siguiente desafío fue supervisar la construcción de diez casas privadas en la mitad del invierno. El proyecto tuvo éxito y me sentí recompensado al ver que la gente se benefició del apoyo adaptado y de calidad que prestamos.

Después pasé a supervisar la reconstrucción de una carretera muy importante al oeste de Serbia que había sido destruida por las inundaciones. Este fue un proyecto crucial porque más de medio millón de personas dependen de la carretera cada año para tener acceso a empleos y a otros servicios clave. Estas obras de reconstrucción fueron la tarea más interesante y más difícil que tuve en mucho tiempo. Las inundaciones y los desprendimientos habían ocasionado daños tan extensos en la estructura que el equipo tuvo que buscar maneras creativas para poner solución a los problemas. En una parte tuvimos que levantar la carretera más de un metro sobre el río para prevenir futuras inundaciones.

Gracias a la financiación de la Unión Europea, la oficina de UNOPS en Serbia contribuyó en gran parte al socorro posterior a las inundaciones y prestó un apoyo oportuno a las personas cuyas vidas se vieron afectadas. El trabajo en equipo y la eficacia son las cosas que más aprecio de mi trabajo con UNOPS. Todos tenemos una amplia gama de conocimientos y nos comunicamos muy bien entre nosotros; soy parte de algo más grande.

Puede que haya trabajado durante medio siglo, pero continúo aprendiendo y creciendo. Esta, según creo, es la mejor manera de dirigir y de completar proyectos sostenibles y de calidad. Amo lo que hago y planeo seguir trabajando hasta que cumpla 85 años, después de lo cual continuaré trabajando como consultor.