UNOPS

Testimonios: Sebastiano Bagnasco

«Trabajar en UNOPS me ha dado la oportunidad de participar más en el trabajo de infraestructura tangible. Es reconfortante ser capaz de ver los resultados físicos de mi trabajo y cómo cambia la vida de las personas». - Sebastiano Bagnasco, Asesor de Alcance y Asociaciones

sebastiano 240

​«Comencé mi carrera como JPO en octubre de 2004 con la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI) en Tanzanía. Apoyé proyectos sobre pequeñas y medianas empresas, desarrollo sostenible, reducción de la pobreza, procesado de alimentos y energía renovable. Mi trabajo incluía la recopilación y el análisis de información sobre el sector industrial; la organización de reuniones técnicas, seminarios y talleres; la preparación de términos de referencia y la descripción de puestos de trabajo; y la selección y supervisión de expertos nacionales. Asimismo, fui el punto focal para un programa conjunto de seguridad humana en el norte de Tanzanía, así como punto focal de seguridad de ONUDI para todo el país.

Trabajé en muchos proyectos emocionantes en el norte de Tanzanía, como por ejemplo en un proyecto de instalación de una microcentral hidroeléctrica para proporcionar energía renovable a una aldea remota en las montañas Usambara. Como Coordinador sobre el terreno, estuve involucrado en diferentes viajes al terreno con expertos internacionales. Supervisé a ingenieros locales, contribuí al diseño de un sistema de gestión de centrales y gestioné la cooperación entre los asociados.

Los viajes a las montañas supusieron mi primera verdadera experiencia sobre el terreno. En ocasiones me encontré con el agua hasta los muslos, recopilando muestras o sacando el coche de un bache en la estación de lluvias. Esa fue también la primera vez que interactué con comunidades locales en Tanzanía. A pesar de mi limitado swahili, era mi labor observar y gestionar la dinámica entre los jefes de las aldeas, los grupos de mujeres, los jóvenes y los representantes de áreas muy diferentes de la aldea. Fue, sin duda, todo un reto, pero a la vez algo muy satisfactorio y una gran experiencia de aprendizaje. Fue increíblemente gratificante formar parte de la ceremonia de apertura de la microcentral hidroeléctrica.

Pasé mis tres años como JPO en ONUDI: los primeros dos en Tanzanía y el tercero en Sudán septentrional y meridional. Me incorporé a UNOPS en Sudán como Oficial de programas en 2008. Apoyé la gestión, el seguimiento y el desarrollo de toda la cartera de la oficina en Sudán y gestioné la cooperación entre las Naciones Unidas y las organizaciones no gubernamentales asociadas en el sector de la infraestructura. Aunque estaba destinado en Jartum, viajaba frecuentemente a lo que ahora es Sudán del Sur, Kordofán del Sur, Abyei, el Estado del Nilo Azul, Sudán oriental y Darfur.

En abril de 2010 fui ascendido a Oficial superior de programas para Sudán septentrional, representando a UNOPS en la coordinación de actividades con otros en el sector humanitario, además de gestionar el desarrollo de operaciones. Durante los últimos cinco meses de mi asignación, pasé la mayor parte del tiempo en Juba a fin de apoyar las operaciones de UNOPS durante el referéndum para la independencia de Sudán del Sur.

My asignación como JPO me dio la oportunidad de aprender de manera gradual sobre las funciones de las Naciones Unidas y sobre dónde podría encajar mejor mi perfil. Tener la oportunidad de trabajar en dos países muy diferentes me ayudó a aprender sobre cuestiones de desarrollo y actividades humanitarias en entornos posteriores a un conflicto. Al trabajar en Sudán septentrional y meridional estuve involucrado en grandes operaciones de la ONU, lo que me facilitó seguir trabajando en las Naciones Unidas.

Después de haberme centrado principalmente en políticas en ONUDI, el hecho de trabajar en UNOPS me ha dado la oportunidad de participar más en el trabajo de infraestructura tangible. Es reconfortante ser capaz de ver los resultados físicos de mi trabajo y cómo cambia la vida de las personas.

Actualmente soy asesor de alcance y asociaciones para UNOPS en Nueva York, apoyando el enlace con nuestra Junta Ejecutiva y los asociados con base en Estados Unidos. Mis colegas son determinantes en la satisfacción que siento trabajando aquí. Estoy agradecido por ser parte de un equipo divertido, respetuoso, orientado a los resultados e inclusivo. Asimismo, estoy impresionado por el enfoque de la organización respecto a la jerarquía: los directivos superiores de UNOPS son muy accesibles y están dispuestos a comprometerse con el personal a todos los niveles.

En definitiva, ir al trabajo cada mañana es un placer».