UNOPS

Testimonios: A medio camino entre la sede y el terreno

«Fue mi interés por la consolidación de la paz lo que me trajo a UNOPS, primero a Nueva York y luego a Copenhague, pero lo que me pareció más interesante de trabajar aquí fue el enfoque innovador de UNOPS. Como miembro de la oficina de Asia, Europa y Oriente Medio, que no para de crecer, es importante que nos posicionemos entre las grandes iniciativas de la sede y nuestros colegas que trabajan sin descanso sobre el terreno. Debemos mantener el equilibrio entre innovar y realizar nuestro trabajo». - Ted Janis, Analista de operaciones, AEMO

Ted_Janis_240X

​Soy analista de operaciones en la Oficina Regional de Asia, Europa y Oriente Medio (AEMO) de UNOPS. Ofrezco apoyo al Director y al Director Adjunto de la oficina regional, así como a nuestras nueve oficinas sobre el terreno. El alcance de la región es muy amplio: desde aumentar nuestra presencia en Afganistán y Myanmar hasta ayudar al sistema de las Naciones Unidas a reaccionar ante las crisis en Siria e Iraq, además de posicionar a UNOPS en países candidatos a adherirse a la Unión Europea como Serbia y Kosovo.

Un buen ejemplo es la reciente visita del Dr. Abdallah Al Dardari, Economista Principal y Director de la División de Desarrollo Económico y Globalización de la Comisión Económica y Social para Asia Occidental de las Naciones Unidas (CESPAO). El Dr. Al Dardari vino para abordar una variedad de posibles iniciativas entre nuestras dos organizaciones, centradas especialmente en el apoyo a Siria tras la crisis. UNOPS ya respalda los planes de infraestructura para la recuperación de Siria tras la crisis como parte del programa de la Agenda Nacional para el Futuro de Siria, liderado por CESPAO. Actualmente la cooperación también tiene como objetivo formar a expertos sirios en infraestructura, gestión de proyectos y adquisiciones. De esta forma, cuando se produzca un alto el fuego, habrá gente preparada disponible en la zona y lista para trabajar. Esta visita me ha permitido comprender mucho mejor la coordinación interna de las Naciones Unidas al ver de primera mano la intersección entre política e implementación.

Tengo una maestría en Asuntos Internacionales y Resolución de Conflictos y, antes de incorporarme a UNOPS, serví como oficial de infantería en el ejército de Estados Unidos, destinado en dos ocasiones en Iraq y otras dos en Afganistán. En una de mis misiones en Iraq, vivía en un pueblo durante el conflicto de 2007-2008 supervisando proyectos para ayudar a promover la reconciliación entre la población suní en la provincia de Anbar y el Gobierno en Bagdad. Tras el período en el ejército, pasé tres meses en Zambia durante los que llevé a cabo un análisis de las partes interesadas de los conflictos en la gestión de recursos naturales para el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, por lo que tengo bastante experiencia sobre el terreno.

Nunca había trabajado en una sede antes de incorporarme a UNOPS, pero creo que haber estado en el terreno me ayuda a apoyar mejor a nuestros colegas en la región. Entiendo las frustraciones que se generan en zonas de trabajo complicadas: los problemas de seguridad y acceso, las dificultades del transporte y la mala conexión a Internet, entre otras muchas. Nuestro personal sobre el terreno soporta una gran carga de trabajo al estar en estas zonas incluso antes de que empiecen su verdadera tarea de ejecutar proyectos de calidad. Todo lo que pueda hacer para facilitar su trabajo me motiva mucho.