The United Nations Office for Project Services (UNOPS)

Suministro de energía confiable y sostenible para la población de Gaza

Desde 2006, Gaza sufre cortes de electricidad habitualmente. Esto complica aún más las condiciones de vida ya de por sí difíciles de casi dos millones de habitantes, que solo disponen de electricidad unas pocas horas al día.

Soluciones inclusivas para necesidades diversas

Este caso práctico se incluye en el Informe de sostenibilidad de 2019.

Descargar en PDF

Los cortes constantes de electricidad interrumpen la vida diaria de la población y le impiden acceder a oportunidades económicas y a servicios básicos esenciales, como los cuidados de salud o el acceso al agua y el saneamiento. La falta de electricidad también implica riesgos para la salud y la seguridad de la población que vive en la zona y que debe recurrir a fuentes de electricidad y luz menos sostenibles y que pueden ser peligrosas, como pilas y velas.

Khitam Hassouna Mohammed Saleem, una habitante de Al-Shejaiya (Gaza), y su esposo, Abu Ayman, perdieron su hogar durante el conflicto entre Israel y Gaza en 2014. A pesar de haber reconstruido su casa, los cortes frecuentes de electricidad supusieron grandes desafíos para su familia. «Estoy enferma», indicó Khitam. «Sufro de asma y necesito un nebulizador. Mi esposo también está muy enfermo. Tiene diabetes y [problemas en el hígado y el bazo]».

Aunque se necesita un promedio de 500 megavatios de energía para satisfacer las necesidades diarias de la población, esta solo cuenta con 85 megavatios disponibles, lo que representa un déficit significativo.

«Durante más de tres años tuvimos que utilizar velas para alumbrarnos».
– Jamal Jouma, vecino de Jabalia (Gaza)


1,8
millones de personas enfrentan cortes de electricidad diariamente en Gaza.

Con el objetivo de afrontar la crisis actual, UNOPS —con financiación del Gobierno de Japón— respaldó al Ministerio de Obras Públicas y Vivienda y la Autoridad Palestina de Energía y Recursos Naturales (PENRA) para proporcionar soluciones de energía renovable a los hogares en Gaza.

En apoyo de los objetivos de la PENRA para lograr que el 10% de la generación de electricidad doméstica provenga de energía renovable antes de 2020, UNOPS instaló sistemas híbridos de energía solar, con una capacidad máxima aproximada de 3 kilovatios, en los tejados de las viviendas.

Mediante un proceso transparente de evaluación de vulnerabilidades, se seleccionaron a las personas beneficiarias de las poblaciones más vulnerables. Tuvieron prioridad los hogares encabezados por mujeres y viudas con pocos medios y escasa capacidad para superar una crisis, así como los hogares encabezados por personas de edad o con alguna discapacidad.

La familia de Khitam y su esposo fue una de las casi 190 familias en beneficiarse de un acceso mejorado a las fuentes de electricidad confiables y sostenibles en ocho municipios.

«Antes del proyecto, tenía problemas para respirar durante la noche», indicó Khitam. «Mis hijos tenían que llevarme al hospital para recibir el tratamiento. Ahora ya puedo hacerlo en mi casa. Desde que tengo electricidad, puedo utilizar el nebulizador por mí misma. ¡Puedo respirar y me siento aliviada!».

Los sistemas híbridos de energía solar ayudan a proporcionar una fuente de energía sostenible, que resulta más confiable y eficaz en función del costo para las viviendas que la energía generada con métodos tradicionales.

«En Gaza, la energía renovable no solo es una solución ecológica, sino que también ayuda a salvar vidas y conservar los medios de subsistencia. Nos enorgullece respaldar estas iniciativas y ayudar a los palestinos que han vivido en medio del conflicto durante años a rehacer sus vidas», indicó Tokumitsu Kobayashi, Director de la Oficina de UNOPS en Jerusalén.

«A pesar de la complejidad de la situación política y económica en la región, es importante que no perdamos la esperanza y que colaboremos para un futuro mejor», afirmó el Excmo. Sr. Embajador Takeshi Okubo, Embajador de Japón de Asuntos Palestinos y Representante de Japón ante Palestina.

Tras la exitosa finalización del proyecto, UNOPS y el Gobierno de Japón ampliaron su asociación para proporcionar energía renovable para el Hospital Europeo de Gaza, mediante la instalación de un sistema híbrido de energía solar de 715 kilovatios. Esta iniciativa ayudará a prestar servicios de atención sanitaria fundamentales para alrededor de 100.000 pacientes palestinos que viven en Gaza.


Descubrir más