The United Nations Office for Project Services (UNOPS)

Más mujeres en las actividades relativas a las minas

Las actividades relativas a las minas han estado tradicionalmente dominadas por los hombres, pero esto no debería ser así. A continuación, explicamos cómo se puede cambiar esta situación.

¿Qué son las actividades relativas a las minas?

Las actividades relativas a las minas no solo abarcan la eliminación y la erradicación de minas terrestres y otros restos explosivos de guerra, sino que también consisten en fomentar la capacitación sobre los riesgos de las minas, prestar asistencia a las víctimas de las minas y otros explosivos, abogar por la limitación o la prohibición de minas terrestres y destruir arsenales de minas y otros artefactos explosivos.

La necesidad de alcanzar la igualdad de género se da en muchos ámbitos. Uno de ellos es el de las actividades relativas a las minas.

Plantéese lo siguiente: cuando piensa en una persona que trabaja en las actividades relativas a las minas, ¿qué imagen se le viene a la cabeza? ¿Se imagina a un hombre adulto, quizá de unos cuarenta o cincuenta años, que era militar y ahora trabaja como civil en las actividades relativas a las minas?

Si es así, puede que se deba a que el Ejército y la Policía son los principales ámbitos en los que se busca al personal que se contrata para trabajar en las actividades relativas a las minas. Ambos son espacios dominados por los hombres en los que, como en cualquier otro ámbito de este tipo, existen ciertas percepciones de lo que se considera un "trabajo de hombres" y un "trabajo de mujeres". Tradicionalmente las actividades relativas a las minas se han categorizado claramente como "trabajo de hombres".

Por lo tanto, se excluye desde hace mucho tiempo a más de la mitad de los posibles candidatos que podrían trabajar en este ámbito. Si no existe una verdadera representación de la población en estas actividades, ¿cómo se satisfarán las necesidades de todas las personas y se generará un impacto duradero?»

Uno de los principales desafíos al que se enfrenta el ámbito de las actividades relativas a las minas es aumentar el número de mujeres que ocupan roles técnicos, que son puestos que aún requieren la obtención de certificaciones de eliminación de municiones explosivas. Acabar con la desigualdad en este contexto no es fácil, ya que no se trata simplemente de divulgar en mayor medida la información sobre las vacantes o de mejorar la forma en la que se difunde esta información. El problema es que existen muy pocas mujeres en el mundo que cuenten con estos tipos de certificaciones.

Para cambiar esta situación, el Clúster para la Paz y la Seguridad de UNOPS busca asociarse con una ONG con el objetivo de iniciar un programa de capacitación dirigido a mujeres para obtener certificaciones de eliminación de municiones explosivas. La intención es que las mujeres que trabajan actualmente en la organización y quieran tener estas certificaciones puedan obtenerlas.

Además de este programa de capacitación, estamos estudiando otras opciones que nos permitan ofrecer a las mujeres posibilidades de obtener estas certificaciones. De esta manera, contribuiremos a aumentar el número de candidatas cualificadas y a animar a más mujeres a trabajar en las actividades relativas a las minas.

SELECCIONAR AL PERSONAL IDÓNEO

El ámbito de las actividades relativas a las minas ha ido evolucionando a lo largo de los años. Ahora, tener certificaciones específicas no es un requisito en todos puestos técnicos y las habilidades que se exigen son distintas a las que se pedían hace 20 años. Por ejemplo, ahora se necesitan más gerentes de proyectos y de programas.

Aun así, la forma en la que se anuncian este tipo de vacantes a menudo disuade a posibles candidatas. Para reflejar el cambio en cuanto a las habilidades que se exigen ahora y las que se requerían antes, es necesario analizar la manera en la que se anuncian las vacantes de las actividades relativas a las minas.

Este es el desafío que asumieron algunos miembros del Clúster para la Paz y la Seguridad de UNOPS para apoyar al Servicio de Actividades relativas a las Minas (UNMAS). A tal fin, reevaluaron el estado actual del programa y la visión de cómo debe ser en el futuro, y estudiaron cómo esto debe reflejarse en la forma en la que se lleva a cabo la contratación.

Por ejemplo, si en una vacante se menciona que es preferible que el candidato tenga amplia experiencia técnica en el ámbito militar, es posible que muchas personas sin experiencia militar decidan no postularse a ese puesto de trabajo».

Para cambiar esta situación, habría que modificar los requisitos en cuanto a certificaciones o el número de años de experiencia militar, y reconocer la experiencia adquirida fuera del ámbito militar (por ejemplo, el trabajo realizado en ONG especializadas en actividades relativas a las minas o en las fuerzas del orden). Asimismo, se puede lograr una mayor diversidad entre las personas que se postulan si se aborda el proceso de contratación desde un enfoque selectivo y proactivo.

En este sentido, el Jefe de Operaciones del programa de Malí busca activamente y contacta a mujeres que tienen habilidades que pueden aplicarse a las actividades relativas a las minas que se llevan a cabo en el país.

Para encontrar a las personas idóneas para ocupar puestos de trabajo, a las que luego se anima a postular, hay que ir más allá de los perfiles de empleo y examinar en profundidad las habilidades que se necesitan actualmente para desempeñar roles que han evolucionado con el tiempo, así como utilizar técnicas espontáneas de divulgación de los anuncios de vacantes.

De esta forma, se mejora la capacidad de contratar a las personas más idóneas, ya sean hombres o mujeres, y se logra una mano de obra diversa que puede satisfacer las necesidades de todos los hombres, las mujeres, los niños y las niñas.

Frente a una bomba de 900 kilos

En UNOPS, echamos la vista atrás y recordamos cómo es el trabajo de un experto en desactivación de explosivos en Gaza.

Tiempo de lectura: 4 min

Descubrir más