The United Nations Office for Project Services (UNOPS)

Beijing+25: construyamos un futuro que empodere a todas las mujeres y las niñas

Hoy, más que nunca, queda patente que debemos garantizar los derechos humanos de las mujeres y las niñas y, para ello, debemos actuar de forma oportuna, audaz y rápida.

La COVID-19 ha expuesto la fragilidad de los logros que hemos alcanzado en materia de igualdad de género. Es una llamada de atención: si no redoblamos los esfuerzos y actuamos con tenacidad ahora, retrocederemos en los logros modestos que hemos alcanzado en los últimos 25 años, lo que empeorará la situación de las mujeres y las niñas».

Grete Faremo - Directora Ejecutiva de UNOPS

«En UNOPS, la igualdad de género es nuestra prioridad, para así construir un futuro en el que todas las personas se sientan incluidas».

Hace 25 años, decenas de miles de activistas y representantes se reunieron en la capital de China para elaborar un plan de acción: la Declaración y la Plataforma de Acción de Beijing, la hoja de ruta más ambiciosa para el empoderamiento de las mujeres y las niñas en el mundo. Aunque los países han cosechado logros modestos gracias a los esfuerzos realizados para alcanzar los objetivos de la Plataforma, no podemos ignorar los efectos perjudiciales que ha provocado la última crisis que ha azotado el mundo.

La pandemia de COVID-19 no ha tenido las mismas consecuencias para mujeres que para hombres. El coronavirus ha agravado las desigualdades de género existentes. Un estudio reciente concluye que, el próximo año, 47 millones más de mujeres y niñas estarán por debajo del umbral de la pobreza como resultado de esta crisis. Esto significa que más de 400 millones de mujeres y niñas vivirán con menos de 1,90 USD al día.

Más información

Consulte aquí más información sobre la reunión de alto nivel de las Naciones Unidas con motivo del 25º aniversario de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer (evento virtual).

La presión que ha ejercido la pandemia en los sistemas de salud limita el acceso a los servicios básicos de salud sexual y reproductiva. Además, en la recesión económica, las mujeres están perdiendo más rápido los ya de por sí precarios medios de vida. La violencia contra las mujeres y las niñas se ha intensificado desde que comenzó la epidemia.

La COVID-19 ha expuesto la fragilidad de los logros que hemos alcanzado en materia de igualdad de género. Es una llamada de atención: si no redoblamos los esfuerzos y actuamos con tenacidad ahora, retrocederemos en los logros modestos que hemos alcanzado en los últimos 25 años, lo que empeorará la situación de las mujeres y las niñas.

Hoy, 25 años tras la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, UNOPS tiene capacidad de ayudar a los países a cumplir los objetivos de la Plataforma, para que juntos construyamos un futuro en el que las mujeres y las niñas participen en la sociedad de forma igualitaria y vivan una vida sin violencia y amenazas.

Ver el video


Descubrir más