The United Nations Office for Project Services (UNOPS)

La Vicepresidenta de Tanzanía celebra un proyecto de adaptación al cambio climático

Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, la Vicepresidenta de Tanzanía anunció la finalización de un proyecto de construcción de diques en Dar Es Salam e hizo un llamamiento a la acción para adaptarse al cambio climático.

En Tanzanía, el cambio climático ha provocado un aumento de la temperatura y del nivel del mar. Si no se realizan inversiones significativas en adaptación al cambio climático, entre los años 2070 y 2100 una media de 800.000 personas al año se verán perjudicadas por las inundaciones derivadas de la subida del nivel del mar. En la actualidad, alrededor de cinco millones de personas viven en Dar Es Salam, una ciudad costera expuesta al riesgo de inundación.

Samia Suluhu, la Vicepresidenta del país, declaró: «Los efectos del cambio climático suponen un gran desafío para los habitantes de Tanzanía. La construcción de estos diques en diferentes zonas del país muestra la importancia del proyecto. Agradecemos a las Naciones Unidas el apoyo que nos han brindado, a través de ONU-Medio Ambiente y UNOPS, para supervisar la construcción de los diques».

UNOPS y ONU-Medio Ambiente han colaborado con el Gobierno de Tanzanía para respaldar el fortalecimiento de la resiliencia de las zonas costeras contra los efectos del cambio climático y la subida del nivel del mar.

«El calentamiento de los océanos, así como el aumento del nivel del mar, suponen una amenaza para las condiciones de vida de mujeres, hombres y niños que viven en las costas de Tanzanía. No hay duda de que debemos colaborar para ayudar a las comunidades más vulnerables a hacer frente a un futuro incierto. Muestra de ello son las iniciativas que se han llevado a cabo junto con el Gobierno de Tanzanía y ONU-Medio Ambiente para aumentar la resiliencia en las zonas costeras del país», declaró Grete Faremo, Directora Ejecutiva de UNOPS.

Gracias al apoyo financiero del Fondo de Adaptación, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial y el Gobierno de Tanzanía, se construyeron más de 2.400 metros de diques en siete localizaciones de la costa del país.

Erik Solheim, Director Ejecutivo de ONU-Medio Ambiente, afirmó que los efectos del cambio climático ya son visibles. «Es el momento de comenzar a adaptarse al calentamiento global; muchos países ya son conscientes de ello. El cambio climático afecta especialmente a las poblaciones más desprotegidas, y a medida que aumenta el nivel del mar, proyectos como el de la construcción de diques son fundamentales. Estos proyectos demuestran lo que podemos lograr cuando aunamos los conocimientos técnicos de ONU-Medio Ambiente y la eficiencia de UNOPS».

El proyecto forma parte de una iniciativa más amplia de ONU-Medio Ambiente para desarrollar la resiliencia al clima mediante la mejora de los ecosistemas naturales. Asimismo, se llevaron a cabo tareas de conservación de manglares y de arrecifes de coral, ya que ambos actúan como barreras naturales ante las olas y las mareas.

Gracias a estas estructuras de defensa, las comunidades de las zonas bajas y los asentamientos informales pueden seguir realizando actividades de generación de ingresos, como la pesca y la agricultura. Asimismo, se han instalado farolas solares y bancos a lo largo de los diques.


Descubrir más