The United Nations Office for Project Services (UNOPS)

Contribuir a la capacitación de las parteras

Ubicada en el costado más occidental de Ghana, la región del Volta se extiende desde las llanuras litorales de la costa atlántica hasta las zonas más áridas en el norte. El vasto y variado paisaje, conocido por sus colinas, extensas lagunas, lagos y zonas forestales, puede dificultar el acceso a los servicios de salud, especialmente en las zonas más remotas y de difícil acceso.

Acceder a una atención en salud maternoinfantil es un problema con sus propias especificidades. Asimismo, con menos de dos enfermeras o parteras por cada 1.000 personas en el país, resulta un desafío enorme encontrar suficiente personal capacitado dispuesto a trabajar en contextos más difíciles.

Región del Volta

¿Sabía que…?

Diversos estudios de los grupos interinstitucionales de las Naciones Unidas indican que, globalmente, la tasa de mortalidad de menores de 5 años se ha reducido en un 59% desde 1990 y que la mortalidad materna ha bajado un 38% desde el año 2000.

Fuente: data.unicef.org (2019)

Los más de dos millones de personas que habitan la región del Volta son atendidas en 326 institutos de salud. Sin embargo, para muchas de ellas, los hospitales se encuentran muy lejos de sus hogares debido a que están separados por una geografía accidentada. Atravesar estas zonas puede resultar un viaje complicado para muchas mujeres de parto. Incluso cuando logran llegar al hospital, no tienen la certeza de recibir la asistencia de una partera.

La representante de las parteras registradas, Katherine Adigbleku, recuerda su experiencia hace apenas diez años en el Hospital Keta, una de las principales instalaciones de atención en salud en Volta: «Nuestro personal en asistencia de partos tenía que trabajar en malas condiciones. No había suficiente personal. En ocasiones, contábamos con tan solo tres parteras para prestar servicio un día entero. Una en la mañana, una en la tarde, una en la noche. Así que pueden imaginarse que ni siquiera podíamos ofrecerles atención básica a nuestras pacientes cuando las recibíamos».

«Era muy difícil porque imagínense estar sola ante un gran número de pacientes. ¿A quién atendería primero? No podíamos atender a todas las personas porque debíamos centrarnos en los casos más graves. Así que rogábamos por que asignaran más personal para el hospital», explica Katherine.

Debido al bajo número de enfermeras y parteras en todo el país, la situación que vivía Katherine representa un problema mucho más generalizado en Ghana: un problema que cobra la vida de mujeres y niños.

«En 2016, la tasa de mortalidad materna en la región del Volta fue de 175 fallecimientos por cada 100.000 nacidos vivos […]. Necesitamos más parteras para asistir a las embarazadas en un parto seguro y reducir las tasas de mortalidad materna», afirma Rejoice A Ahetoh, quien trabaja de cerca con las parteras en capacitación.

Con el objetivo de resolver algunos de estos problemas y como parte de una iniciativa nacional más amplia, se creó un nuevo centro de capacitación de parteras en el municipio de Keta.

El centro está a disposición de las instalaciones de salud ubicadas en el sur de la región del Volta y contribuye así a mejorar la seguridad, la eficacia y la eficiencia de la atención maternoinfantil, al igual que una atención general orientada solo a mujeres.

Mortalidad materna

En Ghana, todavía se reporta una tasa de mortalidad materna de 308 fallecimientos por cada 100.000 nacidos vivos. Esto sitúa al país lejos de la meta mundial de reducir, de aquí a 2030, la mortalidad de los menores de 5 años a menos de 25 fallecimientos por cada 1.000 nacidos vivos y bajar la mortalidad materna a menos de 70 fallecimientos por cada 100.000 nacidos vivos.

Fuente: data.worldank.org (2017)

Las instalaciones del centro incluyen un bloque administrativo, salas de conferencia equipadas de aseos, un auditorio, apartamentos de dos habitaciones para alojar al personal docente, una biblioteca y elementos que facilitan la accesibilidad como rampas y senderos peatonales. El centro fue dotado de una variedad de mobiliario y equipos médicos e informáticos. Se realizó un trabajo de apoyo en los terrenos recuperados que colindan con una de las lagunas más grandes del continente, en los cuales se construyeron unas instalaciones energéticas, una red de torres de agua y se llevaron a cabo actividades de paisajismo.

Tenemos todos los instrumentos que necesitamos como parteras en capacitación para perfeccionar nuestras habilidades prácticas en asistencia de partos. También disponemos de un laboratorio de capacitación […] que las aprendices podemos usar para adquirir más conocimientos y aptitudes relacionadas con la profesión y ponerlos en práctica. Nuestra profesión sigue el principio de que cuanto más se practica, más experiencia se adquiere».

Ketevi Francisca - Estudiante del centro

A la fecha, cientos de estudiantes como Ketevi asisten al centro, el cual ven como una incorporación valiosa a las instalaciones de salud que existen en la región.

Llevar asistencia médica a las comunidades rurales

En la región Nororiental de Ghana, se brinda una mejor asistencia médica a las comunidades de más difícil acceso gracias a nuevos equipos médicos.

Tiempo de lectura: 4 min

Información sobre los proyectos

La Agencia de Cooperación Internacional de la República de Corea (KOICA) se asoció con UNOPS con el objetivo de construir y equipar el centro de capacitación en la región del Volta, así como para garantizar las adquisiciones y la distribución del equipo en la región del Volta y la región Nororiental de Ghana.

«Tenemos la determinación de ver que Ghana avance hacia el logro del tercer Objetivo de Desarrollo Sostenible y creemos que es esencial actuar rápido junto con asociados como UNOPS que pueden ejecutar proyectos de este tipo de manera eficiente», declara Yukyum Kim, Director de KOICA en Ghana.

«KOICA eligió a UNOPS como asociado para ejecutar la construcción y llevar a cabo las adquisiciones de los equipos médicos y no médicos a fin de garantizar la calidad del proyecto gracias a los conocimientos especializados de UNOPS en la gestión de proyectos», continúa.

«UNOPS estuvo a cargo de la adquisición de los equipos para el proyecto planificado por KOICA. Recibimos equipos de alta calidad que han mejorado los servicios que brindamos. […] Esperamos que esta colaboración continúe», señala Edmund Mohammed Nyanwuru Nellic, Director de los Servicios de Salud de Bolgatanga.

En la ejecución de ambos proyectos se empleó un enfoque inclusivo para asegurar que se cubrieran las necesidades específicas de varios sectores de la comunidad, así como que se incorporara la perspectiva de género e impulsara el acceso de mujeres y hombres. De igual manera, los proyectos respaldaron las actividades económicas de la región gracias a la contratación de mano de obra, sociedades y proveedores locales siempre que fuera posible. Se tomaron en cuenta las perspectivas de la comunidad en cada etapa de los procesos de planificación y ejecución de ambos proyectos a fin de fomentar la titularidad local.


Descubrir más