The United Nations Office for Project Services (UNOPS)

Llevar asistencia médica a las comunidades rurales

En la región Nororiental de Ghana, un vehículo de tres ruedas baja por una carretera rural llena de baches, levantando una estela de polvo rojo. Es una de las 80 ambulancias que ayudan a brindar asistencia médica a algunas de las partes más alejadas de la región.

Al compartir frontera con Burkina Faso y Togo, el movimiento transfronterizo de personas, servicios y ganado es habitual en la región Nororiental. Cerca del 90% de los más de 900.000 habitantes residen en el área rural de manera dispersa en más de 900 comunidades. Generalmente, se encuentran en áreas lejanas y de difícil acceso. Para las mujeres, hombres y niños que viven allí, la agricultura es su fuente principal de ingresos.

La región Nororiental de Ghana

«La región Nororiental, de por sí una de las más pobres del país, afronta muchos desafíos a nivel de infraestructura y de déficit de recursos. Las viviendas están muy alejadas entre sí y los caminos se encuentran en pésimas condiciones», afirma Herbert Appiah, Gerente de Proyectos de UNOPS. 

La mayor parte de centros de salud también presenta escasez de personal y de equipos de atención primaria en salud, por ello pueden verse obligados a rechazar pacientes. Incluso algunos puestos de salud están en muy mal estado. Todas estas particularidades complican que se pueda brindar la atención en salud a las personas más vulnerables de la región».

Herbert Appiah - Gerente de Proyectos de UNOPS

La región enfrenta una elevada carga de enfermedades transmisibles, tales como malaria, tuberculosis y diarrea. Más de un 25% de los menores de 5 años sufren de desnutrición. Al encontrarse dentro del “cinturón africano de la meningitis”, quienes tienen entre dos y 29 años de edad y viven en Bolgatanga también son más vulnerables a contraer meningitis cerebral.

Las personas que viven en la región Nororiental reciben generalmente atención médica en los centros de salud comunitarios. El Servicio Nacional de Salud de Ghana sigue un plan estratégico que tiene como objetivo fortalecer la atención y los servicios que brindan los profesionales de la salud en algunos de los barrios más pobres, gracias a soluciones para superar las barreras geográficas para llevar los servicios de atención médica a las personas que más lo necesitan.

Un proyecto reciente tiene como objetivo facilitar el trabajo de más de 700 voluntarios de salud gracias al acceso a diversos equipos médicos y no médicos para que puedan atender mejor a las comunidades en las que prestan ayuda. Se hizo énfasis en atender a las mujeres durante el embarazo y el parto para contribuir a garantizar que lleguen a término y sin complicaciones.

El gran desafío con respecto a las muertes maternas son de hecho las remisiones, los caminos aquí no están en buenas condiciones. Así que, algunas veces, las pacientes llegan tarde a los lugares de atención adonde las remiten».

Dr. Winfred Ofosu - Director Regional del Servicio de Salud

El mal estado de las carreteras también impide que los voluntarios y coordinadores de salud puedan llegar a las visitas domiciliarias. 

El coordinador local de salud, Seidu Yahuza, señala: «Nos costaba mucho esfuerzo monitorear las zonas del plan de atención comunitaria y a los voluntarios».

En la actualidad, Seidu maneja una motocicleta y los voluntarios de salud con quienes trabaja usan bicicletas como medio para llegar a las personas necesitadas y así cumplir con sus responsabilidades sin preocuparse por el transporte. Los voluntarios también reciben accesorios como linternas, botas de goma y mochilas para ayudarles a reducir la fatiga en los días largos de visita domiciliaria. Además, se mantienen en contacto y amplían sus servicios gracias a nuevos teléfonos móviles.

Bringing Medical Help to Rural Communities - Motorbike

Las ambulancias de tres ruedas, conocidas como motorkings, son capaces de desplazarse en terreno irregular para transportar a las personas enfermas desde sus casas en áreas lejanas hasta los hospitales en donde reciben una mejor atención. Se dotó a los hospitales, e incluso a los pequeños puestos de salud comunitarios, de equipos médicos de diversa índole. Se eligieron equipos especialmente destinados a mejorar el seguimiento y control de las madres gestantes, pero también con el fin de tratar una amplia variedad de problemas de salud que se presentan habitualmente en la región.

Linda Mba, una partera local, explica que el proyecto le brindó el equipo esencial a su centro de salud: «Tenemos camas obstétricas y camillas para examen médico. Tenemos básculas, bolsas de resucitación manual y una motocicleta de tres ruedas que usamos para transportar a los pacientes tanto a nuestras instalaciones como a los lugares de remisión».

Para una madre primeriza, los cambios le permitieron experimentar el nacimiento de su bebé de manera más positiva y segura.

«La cama me ayudó bastante. También hay agua caliente en el centro. Si das a luz, puedes usar esta agua y la cama para dormir y sentirte cómoda», cuenta la mujer.

Ya se adquirieron y entregaron miles de unidades de equipos que, se espera, sirvan para movilizar a las personas de la comunidad para participar y aprovechar la atención primaria que brindan los servicios de salud de la región.

Contribuir a la capacitación de las parteras

En la región del Volta en Ghana, un nuevo centro de capacitación de parteras contribuye a dar respuesta a uno de los desafíos más urgentes a nivel nacional: acceder a una atención maternoinfantil segura.

Tiempo de lectura: 3 min

Información sobre los proyectos

La Agencia de Cooperación Internacional de la República de Corea (KOICA) se asoció con UNOPS con el objetivo de construir y equipar el centro de capacitación en la región del Volta, así como para garantizar las adquisiciones y la distribución del equipo en la región del Volta y la región Nororiental de Ghana.

«Tenemos la determinación de ver que Ghana avance hacia el logro del tercer Objetivo de Desarrollo Sostenible y creemos que es esencial actuar rápido junto con asociados como UNOPS que pueden ejecutar proyectos de este tipo de manera eficiente», declara Yukyum Kim, Director de KOICA en Ghana.

«KOICA eligió a UNOPS como asociado para ejecutar la construcción y llevar a cabo las adquisiciones de los equipos médicos y no médicos a fin de garantizar la calidad del proyecto gracias a los conocimientos especializados de UNOPS en la gestión de proyectos», continúa.

«UNOPS estuvo a cargo de la adquisición de los equipos para el proyecto planificado por KOICA. Recibimos equipos de alta calidad que han mejorado los servicios que brindamos. […] Esperamos que esta colaboración continúe», señala Edmund Mohammed Nyanwuru Nellic, Director de los Servicios de Salud de Bolgatanga.

En la ejecución de ambos proyectos se empleó un enfoque inclusivo para asegurar que se cubrieran las necesidades específicas de varios sectores de la comunidad, así como que se incorporara la perspectiva de género e impulsara el acceso de mujeres y hombres. De igual manera, los proyectos respaldaron las actividades económicas de la región gracias a la contratación de mano de obra, sociedades y proveedores locales siempre que fuera posible. Se tomaron en cuenta las perspectivas de la comunidad en cada etapa de los procesos de planificación y ejecución de ambos proyectos a fin de fomentar la titularidad local.


Descubrir más