The United Nations Office for Project Services (UNOPS)

La luz brota en los momentos más oscuros de Yemen

En Yemen, se precisa con urgencia la restauración del acceso a los servicios básicos, como la electricidad, para mejorar la atención en salud y las condiciones básicas de vida.

Servicios básicos vitales

Millones de personas se benefician de un mejor acceso a servicios básicos en Yemen.

La situación humanitaria en Yemen sigue deteriorándose en su quinto año de conflicto. A mediados de 2020, alrededor de 24 millones de personas necesitaban asistencia humanitaria, lo que representa el 80% de la población yemení. Más de 3,5 millones de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares y más de 19 millones carecen de acceso a los servicios básicos de salud.

El suministro de servicios públicos en el país, como electricidad, se encuentra prácticamente paralizado. Los cortes prolongados de electricidad han obstaculizado las iniciativas de desarrollo, lo que ha provocado estragos en otros servicios básicos tales como la educación, la atención en salud, el agua potable y el saneamiento.



Debido a la guerra y otros factores, los cortes de electricidad nos han provocado grandes problemas para asistir partos y brindar servicios de neonatología. El centro de salud tenía que cesar totalmente su actividad durante los cortes de electricidad».

Dra. Mumtaz Abdo Mohamad Chafih - Cirujana general y gerente del servicio de obstetricia y ginecología del hospital Ash-Sha'ab (anteriormente conocido como hospital Aden)
¿Sabía que?

A falta de energía eléctrica para alimentar los equipos de bombeo de agua, muchas familias en zonas rurales deben recorrer largas distancias en busca de agua potable, una tarea que recae de manera desproporcionada en mujeres y niñas.

Hoy en día, tan solo el 10% de la población tiene acceso a la red pública de electricidad, lo que priva a la mayoría de personas de un acceso fiable a este servicio.

Ibrahim Saleh, de la ciudad de Taiz, en el suroeste de Yemen, tuvo que separarse de sus hijos y migrar en busca de empleo al norte, al distrito Wesab (provincia de Dhamar).

«Sufríamos de todo: encarecimiento, el embargo […]. Por la noche, era difícil vivir en la oscuridad. No había electricidad», cuenta Ibrahim.

Ibrahim es solo una de los millones de personas que vivían en la oscuridad que acaecía tan pronto se ponía el sol.

Solía salir de casa por la mañana y volver de noche. Al entrar en la habitación, estaba tan oscuro que no podía ver. Formaba parte de la lucha diaria […]. Solíamos dormir, beber y comer a oscuras».

Ibrahim Saleh - Habitante del distrito Wesab (provincia de Dhamar)

En su iniciativa para paliar la crisis actual, UNOPS se asoció con el Banco Mundial para restaurar el acceso a los servicios urbanos básicos en algunas ciudades de Yemen. Es crucial restaurar los servicios prioritarios, como la energía eléctrica, el agua y el saneamiento, el transporte y la gestión de desechos, para de esta manera mejorar la salud, las condiciones básicas de vida y la economía local.

Ambas organizaciones colaboran con asociados locales encargados de la implementación del proyecto para proporcionar soluciones de energía solar sin conexión a la red que estarán al servicio de escuelas, hospitales, vías públicas y viviendas.

«El proyecto [de energía solar] nos ofreció una solución radical a la crisis de electricidad, lo que ahora nos permite brindar servicios de calidad a las mujeres, ya que el hospital está abierto las 24 horas», señala la Dra. Chafih. «Ahora también podemos realizar cesáreas de rutina o específicas».

En casa, las instalaciones de luz y los paneles solares le brindaron a Ibrahim un alivio inmediato. «Ya me siento seguro y tranquilo. Puedo encender la luz y ver lo que me rodea […]. Puedo leer […] cocinar la cena y comer con comodidad», relata.

Además de colaborar con tres asociados locales encargados de la implementación, UNOPS está en contacto con instituciones, comunidades y autoridades locales a fin de facilitar la titularidad local y promover la sostenibilidad. La ciudadanía, sobre todo las mujeres, tiene voz en la elección de los proyectos. Las decisiones sobre las necesidades más apremiantes se toman a nivel comunitario.

Al restaurar los servicios básicos y fomentar la capacidad local, se espera que hasta 1,4 millones de personas en Yemen tengan mejores condiciones de vida.

«Nos enorgullece apoyar al Banco Mundial para revitalizar los servicios urbanos básicos en varias ciudades de Yemen y mejorar las condiciones de vida de personas que lo necesitan», afirma Bana Kaloti, Directora de UNOPS para la región de Oriente Medio.

La luz nos devolvió la vida. Es fuente de vida. Vivir sin luz es vivir a ciegas».

- Ibrahim Saleha

Vivimos mucho mejor gracias a la energía solar. Ya podemos hacer cosas y e ir a dormir cuando nos gane el cansancio. Antes de tener energía solar, teníamos que hacer todo antes de que anocheciera».

Wafa’a Salem - Habitante de Bir Amer-Dar el Manasrah en el distrito de Tuban (Lahj)

Información sobre los proyectos

COVID-19

Para reducir el impacto y los riesgos relacionados con la pandemia actual de coronavirus, UNOPS y el Banco Mundial reprogramaron con rapidez dos proyectos en marcha y añadieron componentes de respuesta de emergencia en ambos, para apoyar a Yemen en su lucha contra la COVID-19.

En su iniciativa para paliar la crisis actual, UNOPS se asoció con el Banco Mundial para restaurar el acceso a los servicios básicos a través de dos proyectos.

Proyecto de emergencia para el restablecimiento de servicios urbanos integrados en Yemen

El proyecto, financiado gracias a una donación de 150 millones USD de la Asociación Internacional de Fomento del Banco Mundial, cuenta con un enfoque multisectorial e integrado desarrollado por UNOPS para restablecer el acceso a servicios urbanos vitales en algunas ciudades seleccionadas de Yemen.

El proyecto tiene una duración de tres años y su objetivo es restaurar el acceso a servicios urbanos básicos para 1,4 millones de personas beneficiarias. Esto implica proporcionar soluciones de energía solar a más de 70 instalaciones de salud, 80 escuelas y 100 instalaciones de suministro de agua, así como rehabilitar 400 kilómetros de carreteras, instalar y configurar alumbrado público tipo LED y mejorar los servicios de gestión de desechos. El proyecto creará más de 1,5 millones de días de trabajo temporal.

Como parte de los componentes de la respuesta de emergencia a la COVID-19 que se añadieron a ambos proyectos, el proyecto de emergencia para el restablecimiento de servicios urbanos integrados en Yemen facilitó con rapidez el suministro de equipos, herramientas, infraestructura y equipos de protección personal para apoyar los esfuerzos de respuesta a la pandemia en el país.

Proyecto para la mejora urgente del acceso a la electricidad en Yemen

Gracias a una donación de 50 millones de USD de la Asociación Internacional de Fomento, UNOPS trabaja en la restauración del suministro eléctrico para 200.000 hogares, 220 centros de salud, 280 escuelas y 40 pozos de agua potable, para beneficiar así a un total de 1,3 millones de yemeníes.

El proyecto, de tres años de duración, financiará la distribución de soluciones de energía solar para proporcionar acceso a energía eléctrica para las áreas rurales y periurbanas que lo precisan con urgencia en Yemen. Su implementación se realiza en colaboración con actores del sector privado local, como instituciones de microfinanzas y empresas de suministro e instalación de equipos de energía solar.

Implementado en colaboración con otros organismos de las Naciones Unidas en el marco de la respuesta coordinada a la COVID-19 en Yemen, el componente de respuesta de emergencia de contingencia se añadió al proyecto a mediados de 2020 para ayudar a acelerar el restablecimiento del acceso a la electricidad, con el objetivo de que los servicios vitales sigan en marcha.

Para más información sobre nuestros proyectos en Yemen, consulte la página web https://ye.unopsmr.org/


Descubrir más