The United Nations Office for Project Services (UNOPS)

Mejora de las condiciones de vida en Cox's Bazar

Miles de personas refugiadas rohinyás siguen necesitando asistencia vital. Descubra cómo las organizaciones colaboran en Bangladesh para ayudarlas.

Cox's Bazar, en el sur de Bangladesh, alberga una de las concentraciones más densas de personas refugiadas del mundo. Más de 900.000* personas refugiadas rohinyás, la mayoría de las cuales huyeron del país tras los conflictos violentos en Myanmar en agosto de 2017, viven en campamentos de una extensión total de 24 kilómetros cuadrados.

La mayoría de las personas refugiadas debieron dejar atrás la mayor parte de sus pertenencias, o todas ellas. Además, casi todas necesitan servicios esenciales como acceso a un refugio, agua y alimentos, educación, cuidados de salud e instalaciones de saneamiento básicas.

Descubra las iniciativas para ayudar a mejorar las condiciones de vida de las personas refugiadas en Cox's Bazar mientras esperan poder regresar a su hogar.


Acceso a los alimentos

Las personas refugiadas rohinyás reciben asistencia alimentaria vital, como arroz, legumbres y aceite, así como platos de comida caliente preparada y distribuida por personas voluntarias. A pesar de que la malnutrición aguda en menores de cinco años ha disminuido en Cox's Bazar, todavía sigue siendo preocupante.



Acceso a la educación

Alrededor del 55% de las personas refugiadas en Cox's Bazar son niños que, además de apoyo educativo, necesitan un lugar en el que ser jugar y crecer. Gracias a las escuelas, los niños tienen la oportunidad de aprender, mientras que los centros para la infancia les proporcionan un lugar adecuado en el que jugar.


Acceso a los cuidados de salud

Tras sobrevivir al conflicto violento en Myanmar, muchas personas refugiadas rohinyás quedan traumatizadas. Los servicios de salud en los campamentos les ayudan a gestionar las secuelas psicológicas de las experiencias que han vivido. Gracias a las clínicas de salud, las personas enfermas y heridas reciben cuidados, y las futuras madres y los niños ven cubiertas sus necesidades básicas de salud.


Acceso a los servicios de saneamiento

Dada la gran cantidad de personas que viven en zonas densamente pobladas, los servicios de gestión de agua y saneamiento son fundamentales para prevenir las enfermedades que se transmiten por el agua, como el cólera. Sin embargo, construir instalaciones de procesamiento de desechos supone un desafío debido a las limitaciones de espacio. En Cox's Bazar, se ha puesto en marcha un programa piloto para recoger, secar y quemar las heces.


Acceso al trabajo

Al huir de sus hogares en busca de seguridad, las personas refugiadas dejan tras de sí los trabajos y negocios de los que dependían para vivir. Los programas de efectivo por trabajo favorecen la creación de oportunidades de generación de ingresos que permiten a las personas beneficiarias tener una ayuda para comprar lo que sus familias necesitan.

Información sobre el proyecto

Algunos asociados del proyecto:

Acción contra el Hambre, BRAC, Christian Aid, Handicap International, HelpAge International, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Oxfam en Bangladesh, Save the Children International, Solidarités International, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU-Mujeres), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido prestó más de 80 millones GBP en asistencia humanitaria para ayudar a Bangladesh en su respuesta a la crisis de personas refugiadas rohinyás, en el marco de su programa de 111 millones GBP para reforzar la preparación y respuesta humanitarias (Strengthening Humanitarian Preparedness and Response).

Como gestor de fondos para este programa, UNOPS colabora estrechamente con 15 asociados encargados de la implementación, incluidas organizaciones no gubernamentales y organismos de las Naciones Unidas, que están mejorando las condiciones para las personas refugiadas rohinyás que residen en los campamentos de Cox's Bazar, así como en los países de acogida. 

Los asociados están prestando una serie de servicios de asistencia crítica, incluidas oportunidades de programas de efectivo por trabajo, refugio, agua y alimentos, educación, cuidados de salud, nutrición, protección y servicios de saneamiento e higiene.

UNOPS contrata a asociados encargados de la implementación, supervisa el aseguramiento de la calidad del programa más general y presta servicios de presupuestación y evaluación, así como de monitoreo financiero y programático.

*Cifra registrada a 30 de junio de 2019

La vida en un campamento de personas refugiadas

En todo el mundo, las personas refugiadas se ven forzadas a abandonar sus hogares para huir del conflicto o de la persecución en busca de un lugar seguro en el que vivir. Kamal Hossen es una de ellas.

Tiempo de lectura: 4 min

Descubrir más