The United Nations Office for Project Services (UNOPS)

Una oportunidad de cambio

Un proyecto de infraestructura brinda una nueva oportunidad de mejorar su comunidad a personas que cumplieron su condena en prisión.

Existen alrededor de 4.000 barrios de escasos recursos en todo el territorio argentino, donde solo la provincia de Buenos Aires es el hogar de un cuarto del total de asentamientos informales y suburbios del país. Cientos de miles de personas en Argentina no cuentan con viviendas dignas ni un acceso adecuado a servicios básicos, lo que repercute en su calidad de vida e incrementa los niveles de desigualdad, exclusión y pobreza.

En el barrio Curita, en General San Martin, provincia de Buenos Aires, un peculiar grupo conformado por mujeres y hombres ayudó a conectar 450 hogares a los servicios de abastecimiento de agua. La falta de acceso a agua es un problema generalizado en todos los barrios de ingresos bajos.

La organización Los Topos está integrada por personas en situación de exclusión social y tiene el objetivo de proporcionar oportunidades laborales en infraestructura a integrantes de la comunidad con antecedentes penales.

Agentes de transformación

En colaboración con el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA), se brindaron talleres de capacitación a Los Topos y ocho organizaciones más. La formación facilitó herramientas y conocimientos con el fin de que los participantes se conviertan en agentes de transformación en su comunidad para apoyar la lucha contra los estigmas y los mitos expandidos asociados con el VIH y las infecciones de transmisión sexual.

Daniel Walter Farías

«Cuando salí detenido, estaba "en la Pampa y la vía”, como decimos aquí en Argentina, no tenía nada», relata Daniel Walter Farías, integrante de Los Topos. «Los Topos me abrieron una puerta que es todo para mí, [...] porque imagínese qué significa pasar de estar encerrado […] por algo que yo cometí y que pagué, a tener trabajo. Esta cooperativa es todo».

Los Topos conectaron hogares en el barrio Curita a las redes municipales de agua e instalaron cisternas para brindar a las familias acceso a agua.

«Cuando nosotros llegamos a trabajar acá, la situación era muy mala. Se veía en los pasillos a gente haciendo fila», cuenta Daniel. «Muchos adolescentes con baldes, acarreando agua. No había agua potable».

Actualmente, cuando Daniel recorre el barrio, puede ver el progreso al que contribuyó con sus propias manos. Ahora los niños y las niñas pasaron de transportar agua por las calles a jugar en la plaza.

Llegamos a casas muy precarias y vemos que esa gente necesita mucho. Luego vemos su sonrisa y la felicidad de que tienen agua potable. Entonces, me sentí útil. Es algo muy lindo».

- Daniel Walter Farías

Los integrantes de Los Topos recibieron capacitaciones de Agua y Saneamientos Argentinos S.A, proveedor estatal del servicio de agua, con la finalidad de establecer conexiones de agua dentro de los hogares y diseñar un sistema que les permita enseñar el oficio a integrantes que reciban en el futuro. En lo que respecta al rol desempeñado por UNOPS, la organización ayudó a fortalecer las habilidades de Los Topos en gestión de proyectos. Además, a través de una vinculación con Entre Lazos, una organización dedicada a la educación inclusiva. La colaboración permitió que las personas que conforman Los Topos recibieran capacitaciones para inspirar y fortalecer la cooperativa.

«A pesar de que yo en mi vida pasada no era un trabajador, hoy me considero un trabajador. Me siento muy orgulloso del diploma que tengo», señala Daniel. «No hay edad para aprender».

Agustín Quispe

Agustín Quispe, de 19 años, se incorporó a Los Topos con la esperanza de evitar tomar el camino recorrido por muchos jóvenes que lleva a la adicción a las drogas y a la delincuencia. Gracias a la cooperativa, Agustín fue testigo directo de cómo varios de los vecinos de su barrio le daban un giro completo a su vida a la vez que propiciaban un cambio positivo en la comunidad.

Al escuchar las experiencias de otros miembros, Agustín aprendió la importancia de la familia, la comunidad y el valor de las segundas oportunidades.

Aprendí a que también, cuando uno se equivoca y paga, puede seguir después su vida normal. Y creo que los chicos lo demuestran día a día. Ellos se equivocaron, pagaron, pero ahora siguen su vida normalmente».

- Agustín Quispe

Los Topos y Las Topas

Establecida en 2017, la cooperativa de trabajo Los Topos Ltda. ha trabajado con el programa de infraestructura social de UNOPS durante casi tres años. Gracias a la financiación del Gobierno de Argentina, la cooperativa realiza actividades de infraestructura destinadas a beneficiar a familias de escasos recursos en la provincia de Buenos Aires. Para lograrlo, la cooperativa conecta los hogares a los servicios de abastecimiento de agua y acondiciona los espacios públicos y urbanos en los barrios.

La cooperativa cuenta además con la iniciativa Las Topas, dedicada a brindar oportunidades de empleo similares para alrededor de 90 mujeres con antecedentes penales. Muchas de ellas contribuyen a través de labores de reciclaje y protección ambiental en el barrio mediante actividades prácticas y talleres de sensibilización.

Un cambio cultural

Mónica Rivera es Coordinadora Ejecutiva del programa nacional de infraestructura social respaldado por UNOPS, el Gobierno de Argentina y múltiples organizaciones comunitarias. La Sra. Rivera siguió de cerca la experiencia de muchas personas que, tras unirse a la cooperativa Los Topos, recibieron su primera oportunidad de trabajo en la vida, lo que representa una ruptura de los ciclos de trabajo informal que habían subsistido durante generaciones.

«[Los miembros de Los Topos] vienen de abuelos, padres, que nunca conocieron la cultura del trabajo. Entonces es la primera oportunidad que tienen de tener un trabajo formal, de tener una cuenta en un banco, de tener una tarjeta de crédito, que ellos pueden ir a un banco y sacar dinero», afirma Mónica Rivera. «Es muy alentador».

700
familias
Mejores conexiones

Con el apoyo de UNOPS, Los Topos han ejecutado ocho proyectos en cuatro barrios, lo que representa conectar a 700 familias a redes seguras de abastecimiento de agua, mejorar el estado de las aceras y construir una zona recreacional comunitaria.

Gracias a las capacitaciones y la creación de empleo, el programa de infraestructura social no solo ayuda a mejorar la condición de las viviendas ubicadas en barrios de ingresos bajos, sino que también facilita un cambio cultural que posibilita que disminuyan las actividades ilegales.

«A través de esta oportunidad que les da el Gobierno Nacional de trabajo de calidad, de trabajo genuino, vemos cómo ellos cambian y ven otros horizontes y que pueden rencauzar su vida», declara Mónica Rivera. «Y lo más importante es cómo este trabajo realmente contribuye a la disminución de los índices del delito».

Es destacable que en el programa se conciban las inversiones en infraestructura como una forma de lograr la inclusión social, lo que brinda una oportunidad valiosa para el desarrollo de proyectos comunitarios integrales.

Nosotros, a través de la infraestructura, logramos de alguna forma cohesionar socialmente un tejido que hoy está dañado y está dañado por la pobreza, la ausencia de esperanza, la ausencia de oportunidades. De alguna forma, [el programa] va cosiendo y tejiendo ese tejido social dañado».

Mónica Rivera - Coordinadora Ejecutiva del programa nacional de vivienda social respaldado por UNOPS, el Gobierno de Argentina y múltiples organizaciones comunitarias

Los Topos siguen mejorando las condiciones de vida de familias de escasos recursos en Buenos Aires. Asimismo, la cooperativa trabaja actualmente para apoyar a las comunidades vulnerables que enfrentan dificultades económicas a causa de la pandemia de COVID-19. Sus integrantes venden frutas y verduras a precios asequibles y donan parte de las ganancias a las familias más vulnerables.

Un lugar seguro para sentirse a salvo

En Argentina, se necesitan con urgencia más hogares a fin de mejorar las condiciones de vida y proporcionar un espacio seguro para que las familias vivan y prosperen.

Tiempo de lectura: 3 min

El derecho a una vivienda digna

Un proyecto participativo de viviendas equipa a las familias con nuevas habilidades, empodera a las mujeres e integra a las comunidades.

Tiempo de lectura: 4 min

Luchar por una vida mejor

Mamá. Boxeadora. Una mujer que no le teme a nada. La determinación de Blanca no tiene igual…

Tiempo de lectura: 5 min

Información sobre el programa

Junto con el Ministerio de Obras Públicas, los municipios y las organizaciones comunitarias locales, UNOPS implementa un programa de integral de infraestructura social con el objetivo de mejorar las condiciones de vida, facilitar el acceso a servicios básicos y promover la creación de espacios públicos en pequeñas localidades. El programa buscar mejorar la urbanización y la calidad de las viviendas, y brindar asistencia técnica y apoyo social a comunidades en nueve provincias de Argentina.

El programa, el cual beneficiará a cerca de 50.000 personas, asigna financiación a organizaciones comunitarias locales o a Gobiernos municipales que se encargan de diversos proyectos de infraestructura. Cientos de hogares destinados a familias vulnerables se encuentran en proceso de renovación o construcción y miles más se están integrando a las redes de servicios básicos. Esto incluye haber conectado alrededor de 2.500 hogares con las redes de abastecimiento de agua y 1.400 hogares con el sistema de saneamiento. Asimismo, se están acondicionando espacios públicos en los municipios de todo el país.


Descubrir más