The United Nations Office for Project Services (UNOPS)

Un nuevo mercado aumenta las oportunidades económicas en Somalia

El mercado local de Bossaso, en la región de Puntlandia en Somalia, supone una importante fuente de ingresos para los comerciantes locales y especialmente para las mujeres.

Tras años de conflicto, en muchos hogares se necesita el dinero que ganan las mujeres para sobrevivir. En algunos de ellos, las mujeres contribuyen a más del 70% de los ingresos familiares.

El dinero que gana la mayoría de las mujeres en Somalia proviene de sectores informales, tales como mercados locales.

Por desgracia, los comerciantes de Bossaso ya no podían vender sus productos en el mercado principal de la ciudad. En 2012 un incendio asoló el mercado, un lugar del que dependían los medios de vida de muchas mujeres comerciantes.

Con el fin de ayudar a las mujeres emprendedoras de Bossaso y gracias a la financiación del Gobierno de Japón, UNOPS supervisó la construcción de un nuevo mercado con instalaciones mejoradas.

«Agradecemos el apoyo del Gobierno de Japón y de UNOPS, pues han colaborado estrechamente con nosotros en la implementación del proyecto», explicó el ingeniero Yazin Mire, alcalde de Bossaso. «Muchos comercios se van a beneficiar de este mercado, que ayudará a diferentes comunidades, como la de repatriados y refugiados yemeníes que huyeron del conflicto en su país», añadió.

Espero ser prestamista algún día y poder conceder préstamos a mujeres somalíes que necesiten ayuda cuando empiecen sus pequeños comercios para dar de comer a sus familias».

Asiya Ali Farah - Propietaria de un quiosco en Bossaso

Las mujeres opinan sobre su futuro

Antes de que se construyera el nuevo mercado de Bossaso, se recopiló información de las comerciantes durante un proceso de consulta exhaustivo. Así, se permitió que las mujeres se implicaran de forma activa en el diseño y planificación del nuevo mercado y se aseguró que desde el principio se tuvieran en cuenta sus intereses.

En total, participaron en el proceso de recopilación de datos alrededor de 2.000 comerciantes, tanto hombres como mujeres. Esta información se utilizó para definir el ámbito de la construcción del nuevo mercado.

Asimismo, se realizó una evaluación detallada de las necesidades de la comunidad para promover un sentimiento de pertenencia del proyecto, así como para contribuir a su sostenibilidad a largo plazo.

Capacitación para el futuro

El nuevo mercado de Bossaso permitirá que los comerciantes, en especial las mujeres, sean autosuficientes desde un punto de vista económico. Además de un nuevo mercado, los emprendedores locales también recibieron capacitación, impartida por el Centro japonés para la prevención de conflictos, con la que se pretendía enseñarles nuevas estrategias para que su comercio prospere. Más de 200 comerciantes, de los cuales alrededor del 90% eran mujeres, recibieron o bien capacitación sobre habilidades empresariales o bien recursos para establecer sus propios negocios.

«El Gobierno de Japón está encantado con el éxito de este proyecto que ha contribuido a la estabilización de la región a través del empoderamiento de la mujer, en colaboración con el Centro japonés para la prevención de conflictos», explicó la Embajada de Japón. «El Gobierno de Japón está seguro de que quienes han recibido capacitación profesional desempeñarán un papel importante en el desarrollo de la economía local y de la sociedad», continuó.

Asiya Ali Farah, propietaria de un quiosco en Bossaso, participó en una sesión formativa sobre microfinanciación. «Espero ser prestamista algún día y poder conceder préstamos a mujeres somalíes que necesiten ayuda cuando empiecen sus pequeños comercios para dar de comer a sus familias», afirmó.

«La microfinanciación no es nueva en Somalia, si bien aún no hay muchas mujeres comerciantes que tengan acceso a ella», explicó Yukiko Ishii, Secretaria General del Centro japonés para la prevención de conflictos. «El objetivo de la capacitación era ayudar a los participantes a acceder a programas emergentes de microfinanciación disponibles a nivel local para impulsar sus pequeños negocios», señaló.

Las nuevas habilidades adquiridas en las sesiones formativas ayudarán a los comerciantes a incrementar sus ingresos, lo que favorecerá el desarrollo económico en la región y la estabilidad.

Información sobre el proyecto

UNOPS implementó este proyecto gracias a la financiación del Gobierno de Japón, asociado de la organización desde hace mucho tiempo. El Gobierno de Japón financia proyectos centrados en la construcción y rehabilitación de infraestructuras en entornos frágiles y presta asistencia humanitaria en África, Asia y Oriente Medio.


Descubrir más