The United Nations Office for Project Services (UNOPS)

Creación de una red de protección social en Sudán del Sur

El inicio de la pandemia de COVID-19 hizo que 2020 fuera un año especialmente difícil para muchas personas en Sudán del Sur. Tanto es así, que todavía hoy siguen intentando recuperarse.

Al igual que en el resto del mundo, en Sudán del Sur muchas familias vulnerables y de ingresos bajos han tenido dificultades para lidiar con las repercusiones permanentes de la pandemia de COVID-19. Las inundaciones, las plagas de langostas y la elevada inflación también han incrementado la inseguridad alimentaria en muchas partes del país.

Para mitigar esta situación, UNOPS implementa el proyecto de red de protección social en Sudán del Sur en nombre del Gobierno de Sudán del Sur y gracias a una financiación de 40 millones USD del Banco Mundial.

En el proyecto se combinan obras públicas de empleo intensivo de mano de obra y donaciones directas para proporcionar apoyo económico y oportunidades temporales de generación de ingresos a más de 65.000 hogares vulnerables y de ingresos bajos de todo el país, lo cual abarca a casi 430.000 personas.

El proyecto también ofrece capacitación en materia de alfabetización financiera, nutrición y desarrollo en la primera infancia, e higiene y saneamiento para fomentar las aptitudes locales y la resiliencia de las comunidades.

Proporcionar oportunidades de generación de ingresos

  • + 12.000
    hogares encabezados por mujeres

  • + 2.000
    hogares encabezados por personas con discapacidad

  • + 3.000
    hogares encabezados por personas mayores

Garantizar el acceso de las comunidades a los servicios

La aldea de Lochwa, situada en el sudeste de Sudán del Sur, sufre hambrunas casi cada año debido a los períodos de sequía prolongados. Al estar rodeada por varias montañas, se encuentra completamente desprovista de servicios humanitarios y de desarrollo.

«Aquí no tenemos puntos de abastecimiento de agua, hospitales, escuelas o centros de nutrición», explica Nawi Lucia Lobeyo, una líder de la aldea. «Nuestra aldea está completamente aislada del resto del mundo. La población depende únicamente de sí misma para sobrevivir».

Un proyecto de obras públicas de empleo intensivo de mano de obra para despejar una antigua carretera en Lochwa está contribuyendo a mejorar el acceso a servicios esenciales y a paliar algunos de los problemas a los que se enfrenta esta comunidad de difícil acceso.

Chol Diing Anyieth, de 80 años y ciega, es una de las beneficiarias de las donaciones.
Suad Hassan Mackuach utilizó el dinero que recibió gracias al proyecto para reabastecer su tienda.
Rebecca Achok Deng posa con una calabaza en su parte de la huerta de Malou Sur.
Venta de verduras cultivadas en una explotación de Malou Sur. El dinero que se obtiene se reinvierte en la agricultura.

«Desde que empezamos a trabajar en estas carreteras, las organizaciones no gubernamentales han comenzado a venir por primera vez a evaluar nuestras necesidades. Esto nunca había sido posible antes del inicio del proyecto», cuenta Joseph Lotabo Nakube, residente de Lochwa.

En el marco del proyecto de red de protección social en Sudán del Sur, se están implementando proyectos similares en ocho condados del país.

Como Lochwa, la aldea de New Site estaba aislada del resto del condado por culpa de una infraestructura vial inadecuada.

«Sin una carretera que comunicara nuestra aldea con el resto del contado, los desplazamientos eran muy limitados. Se tarda entre siete y ocho horas en ir andando hasta Narus Boma para acceder a los servicios», señala Aliman Ali, que supervisa las obras de construcción de una nueva carretera que une New Site con Narus Boma.

Esta carretera nos da esperanza».

Aliman Ali - Residente de New Site y jefe de equipo del proyecto de carreteras

«En cuanto se inauguró esta carretera, empezamos a observar muchos cambios en nuestra comunidad». Algunas organizaciones humanitarias ya han empezado a venir», afirma Aliman. «Además, ahora también contamos con transporte público, lo que permite que las personas puedan viajar de forma segura a Narus y que podamos recibir bienes y servicios».

Ingresos en Sudán del Sur

Según el Banco Mundial, el ingreso nacional bruto per cápita en Sudán del Sur era de 1.080 USD en 2015.

Empoderar a las comunidades locales

En Yuba, la capital de Sudán del Sur, la pandemia de COVID-19 y sus repercusiones económicas alteraron la vida de miles de personas y afectaron a sus medios de subsistencia.

«La vida ya era difícil para mi familia, pero la COVID-19 incluso empeoró nuestra situación», explica Hellen Regina Elia, residente de Hai Game. «No teníamos agua ni alimentos y nos preocupaba mucho cómo criaríamos a nuestros hijos y nuestras hijas».

«El año 2020 fue realmente muy duro para mí. Conseguir dinero para cuidar de mi mujer y mis dos hijos no fue fácil», señala Marko Loboi Karlo, residente de Khor Woliang.

Con el fin de ayudar a Hellen, Marko y otras personas en situaciones similares a recuperarse y contribuir a construir cimientos sólidos para la resiliencia ante futuras crisis, los hogares recibieron 361 USD durante siete meses como parte del proyecto.

Hellen, que padece hipertensión arterial y úlceras, utilizó el dinero que recibió para tratar sus problemas de salud y mantener a su familia.

Nada más recibir el dinero del proyecto, compré todos los medicamentos que necesitaba. También aprovisioné mi hogar de alimentos para dar de comer a mi familia».

Hellen Regina Elia - Residente de Hai Game

Marko utilizó el dinero para alimentar a su familia y reparar su máquina de coser averiada.

«Mi máquina de coser funciona bien, y he estado muy ocupado cosiendo ropa para mi clientela, sobre todo durante las fechas festivas», cuenta Marko con una sonrisa.

Información sobre el proyecto

El proyecto de red de protección social en Sudán del Sur brinda un acceso seguro a oportunidades de generación de ingresos y empleo temporal para casi 430.000 personas de algunas de las comunidades más vulnerables de diez condados: Bor, Gogrial Oeste, Yuba, Kapoeta Este, Melut, Pibor, Raja, Tonj Sur, Torit y Yei. El proyecto está financiado por la Asociación Internacional de Fomento del Banco Mundial, y UNOPS se encarga de implementarlo en nombre del Gobierno de Sudán del Sur.

El proyecto, de 40 millones USD, incluye obras públicas de empleo intensivo de mano de obra, apoyo directo a los ingresos y capacitación para las personas beneficiarias sobre diversos temas, como la alfabetización financiera, la nutrición y el desarrollo en la primera infancia, y las mejores prácticas de higiene y saneamiento, entre otras actividades.


    Descubrir más