The United Nations Office for Project Services (UNOPS)

Mandato y reformas

Los orígenes de UNOPS se remontan a 1973, cuando la Oficina de Servicios para Proyectos formaba parte del PNUD. El 1 de enero de 1995, por decisión de la Asamblea General, UNOPS se convirtió en una entidad independiente y autofinanciada del sistema de las Naciones Unidas.

Mandato

Desde 1995, mediante resoluciones y decisiones, los Estados Miembros han modificado el mandato de UNOPS, especialmente en lo que respecta a la naturaleza de nuestros servicios para proyectos y el tipo de asociados con los que cooperamos.

En 2017, la base legislativa de las contribuciones de UNOPS quedó firmemente establecida a través de una serie de resoluciones y decisiones, entre las que se incluyen la Resolución de la Asamblea General 65/176 y las decisiones de la Junta Ejecutiva 2009/25, 2010/21, 2013/23, 2015/12, 2016/12, 2016/19 y 2017/16.

En la actualidad, UNOPS tiene el mandato de ampliar la capacidad de implementación en los ámbitos de la asistencia humanitaria, el desarrollo y la consolidación de la paz y la seguridad. A través de sus servicios para proyectos, concretamente los de infraestructura, adquisiciones, gestión de proyectos, gestión financiera y recursos humanos, UNOPS apoya a gobiernos, a las Naciones Unidas y a otros asociados para alcanzar los objetivos de los Estados Miembros a nivel mundial y los objetivos de las personas y las comunidades a nivel local.

La singularidad de UNOPS también radica en nuestra capacidad especial para actuar con rapidez y eficiencia».

Grete Faremo - Secretaria General Adjunta de las Naciones Unidas y Directora Ejecutiva de UNOPS

Reformas

Desde 2006, UNOPS ha llevado a cabo una importante reestructuración con el fortalecimiento de los controles financieros y de gestión, además de una significativa mejora de la eficiencia, la transparencia y la eficacia. Estos cambios han sido reconocidos por la Asamblea General, lo que reafirma el papel de UNOPS como un recurso central del sistema de las Naciones Unidas.

Reformas en la gestión

Para mejorar la rendición de cuentas y la transparencia, UNOPS ha perfeccionado sistemáticamente sus controles financieros y su estructura de gestión a través de varias reformas. Entre ellas destacan la creación de una función de auditoría interna y de investigación especializada, la aplicación de sólidos controles financieros que incluyen el uso obligatorio de herramientas electrónicas de gestión financiera, la introducción de una Oficina de Ética y de una política de protección de los denunciantes de irregularidades, así como la adopción de una política exhaustiva sobre divulgación de la información.

A través de estas medidas, UNOPS ha conseguido un reconocimiento objetivo que se ha visto plasmado sistemáticamente en mejores resultados de las auditorías y en nuevos acuerdos marco con la Secretaría de las Naciones Unidas, la Comisión Europea y el Banco Mundial, entre otros, así como en unos índices de satisfacción elevados por parte de los asociados.

Cultura institucional

Las importantes revisiones realizadas a nuestra estructura global han fortalecido la ejecución de proyectos en las áreas clave que abarca nuestro mandato. Esta estructura flexible nos permite dar respuesta de forma rápida a las necesidades de nuestros asociados.   

Las nuevas políticas sobre contratación han incrementado la competencia de nuestro personal. Además, el Grupo asesor sobre cuestiones de género de UNOPS recientemente establecido está trabajando para conseguir la paridad de género para 2020.

Gestión financiera

UNOPS tiene como objetivo el uso prudente de los recursos. Somos una organización estable desde la perspectiva financiera y contamos con reservas sólidas conformes o superiores a los niveles establecidos por la Junta Ejecutiva. Esta firme plataforma ofrece confianza a los asociados, demuestra la viabilidad del modelo operacional de UNOPS y significa que los fondos están disponibles para su inversión en la mejora de los servicios ofrecidos a los asociados.