The United Nations Office for Project Services (UNOPS)

Rutas alternativas para prestar ayuda de manera efectiva

Un nuevo estudio evalúa la posibilidad de aprovechar el Nilo Blanco para mejorar el acceso y reducir los costos de la asistencia humanitaria en Sudán del Sur.

La deficiente infraestructura de transporte en Sudán del Sur desencadena y agrava algunos de los mayores problemas a los que se enfrenta el país.

Según el Programa Mundial de Alimentos, los costos relativos de los alimentos en este país son los más elevados del mundo. De igual forma, en el Resumen de 2018 sobre las necesidades humanitarias en Sudán del Sur se prevé que este año más de cinco millones de personas precisarán de ayuda alimentaria.

UNOPS ha publicado un nuevo estudio financiado por el Gobierno de Japón en el que se ha evaluado el estado del Nilo Blanco mediante un análisis batimétrico, es decir, un mapeo de la anchura y la profundidad del río llevado a cabo entre las ciudades de Juba y Bor. Asimismo, se ha incluido en el estudio una valoración de nueve puertos de todo el país.

Estamos encantados de que UNOPS haya finalizado con éxito el estudio de viabilidad del transporte fluvial. El Gobierno de Japón continuará apoyando a Sudán del Sur».

Excmo. Sr. Seiji Okada - Embajador de Japón en Sudán del Sur

Peter Mutoredzanwa, Director de la oficina de UNOPS en Sudán del Sur, espera que la organización continúe participando en el desarrollo de la infraestructura fluvial en este país. «El estudio de viabilidad es solo el punto de partida. Ahora depende de todos nosotros avanzar hacia la construcción de un sistema integral de transporte por barcazas. De esta forma, no solo se favorecerá la respuesta humanitaria de emergencia, sino que también se impulsará el desarrollo económico que tanto se necesita», explica.

Si bien a nivel local se recurre al Nilo Blanco para el transporte a pequeña escala, este río apenas se utiliza para trasladar bienes pesados debido en gran medida a su estrechez y escasa profundidad. Asimismo, la falta de estructuras portuarias dificulta o incluso imposibilita la descarga de mercancía y la mayoría de los puertos hoy en día carecen de embarcadero.

Los resultados del estudio muestran que para que circulen las barcazas es necesario realizar tareas de dragado, que además permitirían a los donantes humanitarios ahorrar dinero a largo plazo. En el estudio también se recomienda rehabilitar los puertos fluviales e instalar sistemas de ayuda a la navegación.

En el estudio se facilita un desglose de los costos de inversión estimados en función de cada zona y ubicación.

Varios miembros del Gobierno de Sudán del Sur participaron en un taller organizado en Juba donde se presentó el estudio; entre ellos se encontraban el Excmo. Sr. Taban Deng Gai, Vicepresidente primero, el Excmo. Sr. John Luk Jok, Ministro de Transporte, y la Excma. Sra. Rebecca Joshua Okwaci, Ministra de Carreteras y Puentes. A la presentación también acudieron organismos de las Naciones Unidas, organizaciones no gubernamentales y representantes del sector privado, que abordaron las formas de mejorar el transporte fluvial.

Japón y UNOPS han colaborado en numerosos proyectos de infraestructura en Sudán del Sur, como por ejemplo en la construcción de una instalación portuaria en Mingkaman.


Descubrir más